www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Carmen Mola: La Nena

martes 27 de octubre de 2020, 12:56h
Carmen Mola: La Nena

Alfaguara. Barcelona, 2020. 392 páginas. 19,90 €. Libro electrónico: 9, 99 €.

Por Luisa Martínez

En 2018 nació una nueva voz en la novela policiaca: Carmen Mola. Con la particularidad de que se advirtió de que se trataba de un seudónimo, y solo se proporcionaron los datos de que vivía en Madrid, con su marido y sus tres hijos, y que era profesora universitaria. Naturalmente, los rumores se dispararon sobre quién podría ocultarse bajo ese nombre, y, aparte de plantear si esa información era cierta o no, se especuló con la posibilidad de que quizá fuera un hombre, incluso un escritor famoso, o un equipo que escribió a varias manos.

El interés por averiguar el misterio de quién es Carmen Mola, a quien se la ha llamado la Elena Ferrante española –ya saben la escritora italiana hoy muy en alza, que también se parapeta en un seudónimo-, se acrecentó ante el rápido y contundente éxito de La Novia Gitana, que cosechó cientos y cientos de lectores. Ante semejante acogida no fue de extrañar que no tan solo un año después apareciera La red púrpura. Y en este 2020 La Nena, la tercera parte de lo que se promociona como una trilogía, aunque pueden leerse de manera independiente -si bien hay guiños de una a otra-, y no pondríamos la mano en el fuego de que La Nena sea la última entrega. Máxime cuando el éxito que acompañó a La Novia Gitana se repitió con La Red Púrpura y está sucediendo lo mismo con La Nena.

Sea como fuere, la inspectora Elena Blanco y sus compañeros de la Brigada de Análisis de Casos (BAC) -Zárate, Orduño, Chesca, Mariajo...-, se han hecho ya un hueco en primera línea de los investigadores, que en su lado femenino, tuvieron como precursora a Petra Delicado, creada por Alicia Giménez Bartlett y que por cierto regresa al escaparate de novedades estos días con Sin muertos (Destino).

Precisamente, una de las compañeras, y amiga, de Elena Blanco adquiere protagonismo en La Nena. Francisca Olmos, Chesca, ha sustituido a la inspectora Blanco al frente de la BAC, desde que ésta en La red púrpura dejara su trabajo para dedicarse a otro más tranquilo ayudando a su madre en una fundación. Pero ante lo que ha sucedido Elena Blanco decide volver. Lo que ha pasado es que Chesca no desparecido. En la noche en que los chinos celebran el comienzo del año del cerdo, Chesca, dolida porque Ángel Zárate, también miembro de la BAC y con el que mantiene una relación sentimental, no acude a la cita que tenían, sale a tomar una copa y se va con un desconocido. A partir de ahí, Chesca vivirá un terrible infierno, y sus compañeros de la BAC descubrirán un episodio oscuro del pasado de la vida de Chesca, junto a un horror sin límites del que no es la única víctima.

La Nena está concebida como las dos anteriores entregas, con capítulos cortos, una dosificación de la intriga, y un estilo eficaz que contribuyen a una absorbente lectura. Y, si cabe, un aumento de la dureza y la violencia de la historia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios