www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LUTO EN EL FÚTBOL

Muere Maradona: el astro argentino recibe sepultura en Buenos Aires

viernes 27 de noviembre de 2020, 01:00h
Caricatura de Maradona por Víctor Ochoa
Ampliar
Caricatura de Maradona por Víctor Ochoa

Diego Armando Maradona, uno de los mejores futbolistas de la historia, falleció este miércoles a los 60 años de edad víctima de un paro cardíaco.

Argentina, un país conmocionado y en luto, despidió con un velatorio multitudinario y muy conflictivo a Maradona, una figura que trascendió lo deportivo y emocionó hasta las lágrimas a cientos de miles de personas que se acercaron a la Casa Rosada para despedirlo.

Su velatorio, ante cientos de miles de personas en plena pandemia del coronavirus, fue la demostración cabal de que el amor de los argentinos por el ídolo popular es descomunal. Los disturbios, el enfrentamiento y el caos de las últimas horas empañaron un día histórico para los argentinos. El velatorio tuvo que ser interrumpido y hubo detenidos y heridos de balas de goma.

Los restos de Maradona arribaron a la Casa Rosada alrededor de la una de la madrugada, escoltados por familiares y el círculo íntimo. Durante la madrugada, un grupo reducido invitado por la familia pudo despedir a Maradona en una sala de la sede del Gobierno argentino.

La capilla ardiente abierta al público comenzó a las 06.00 hora local (09.00 GMT) y poco después hubo algunos incidentes con personas que no respetaron el vallado. La policía intervino y la situación se apaciguó rápidamente.

La familia decidió a último momento extender tres horas más el velatorio (de las 19.00 GMT a las 22.00 GMT) para que no hubiera mayores incidentes. Sin embargo, muchas personas saltaron las vallas de la Casa Rosada, superaron a la seguridad e ingresaron sin control a la sede del Gobierno nacional. El féretro tuvo que ser traslado a otra zona de sede de Gobierno y se interrumpió el ingreso de gente. Hubo detenidos y heridos de bala de goma.

Los restos de Maradona llegaron al cementerio Jardín Bella Vista, en la periferia de Buenos Aires, donde su familia le ha dado el último adiós en una ceremonia privada.

El cortejo fúnebre recorrió unos 40 kilómetros desde la Casa Rosada hasta el cementerio, donde descansan los restos de los padres de Maradona. El paso del automóvil con los restos del exfutbolista fue saludado por miles de personas apostadas sobre puentes y a la vera de la carretera y las calles que el cortejó recorrió en un trayecto que completó en poco más de una hora.

Apenas una treintena de personas participó del último adiós al 'Pelusa' en el cementerio, donde se realizó una ceremonia religiosa presidida por un sacerdote junto al féretro, envuelto en una bandera argentina.

"Ningún signo de violencia"

La Fiscalía, que investigó la muerte, determinó en primera instancia que fue natural y no apreció signos de violencia. "No se advirtió ningún signo de criminalidad. No se advirtió ningún signo de violencia. La autopsia se va a hacer a los fines de detallar la razón de la muerte. El fallecimiento no posee más que características naturales. No hay signos de violencia. La autopsia va a establecer la razón de la muerte", aseguró el Fiscal General del departamento de San Isidro (provincia de Buenos Aires), John Broyad.

El Gobierno argentino ha decretado tres días de luto nacional tras conocer el fallecimiento. La UEFA, por su parte, ordenó que se guarde un minuto de silencio en todos los partidos de esta semana.

El alcalde de Nápoles, ciudad en la que el "10" es más que un mito, ha propuesto cambiar el nombre del estadio San Paolo y rebautizarlo como "Diego Armando Maradona".

Adiós al autor del mejor gol de los Mundiales

Diego Armando Maradona Franco, uno de los mejores futbolistas de la historia, bicampeón del mundo (Sub '20 en 1979 y en México '86) y seleccionador argentino entre 2008 y 2010, nació en Villa Fiorito, Lanús, en la periferia de Buenos Aires, Argentina, el 30 de octubre de 1960.

Se inició en el infantil de Estrella Roja de su localidad natal y con 11 años pasó a El Cebollitas, de las categorías inferiores de Argentinos Juniors, debutando con la primera plantilla de éste el 20 de octubre de 1976.

Menotti le hizo debutar con la selección absoluta el 27 de febrero de 1977, aunque en 1978 no contó con él para el Mundial de Argentina '78, pero lideró la selección Sub '20 que se alzó con el Mundial ese año en Japón.

Máximo artillero en dos campañas consecutivas y con una destacada actuación en el Mundialito de Uruguay, "El Pelusa" recaló a comienzos de 1981 en Boca Juniors, con el que ganó la Liga de ese año y volvió a repetir como máximo goleador del Campeonato.

Después del Mundial de España '82, en el que la albiceleste fue undécima, fichó por el FC Barcelona, con el que anotó su primer gol en su debut del 5 de septiembre. Una hepatitis a finales de 1982 y la grave lesión con fractura del tobillo izquierdo por una entrada de Andoni Goikoetxea, en septiembre de 1983, impidieron el pleno rendimiento del jugador, aunque llevó a su palmarés una Copa del Rey y un título de Liga.

Tras sucesivas polémicas con la directiva blaugrana, en junio de 1984 le permitieron recalar en el Nápoles, con el que logró la Liga y Copa en la 1986-87.

Se consagró en el Mundial de México '86, en el que se proclamó campeón del mundo frente a Alemania (3-2) e hizo dos goles a los ingleses, el primero llamado "la mano de Dios" y el segundo tras driblar a media docena de jugadores. En los siguientes años sumó con el club napolitano la Copa de la UEFA (1989), la Liga (1989-90) y la Supercopa de Italia (1990). Además, con su selección fue subcampeón en el Mundial de Italia '90.

De nuevo su comportamiento, tanto con la directiva club como sus escarceos con la droga, que conoció por vez primera en su etapa blaugrana, o una paternidad no reconocida, le llevaron a dejar el club napolitano después de que su positivo por cocaína del 17 de marzo de 1991 le costara una suspensión de 15 meses y una condena de 14 meses de prisión por tenencia de estupefacientes.

Cumplida la sanción, en septiembre de 1992 fichó por el Sevilla FC de Bilardo, pero de nuevo su conducta abrevió su estancia en el club andaluz, que dejó en junio de 1993. Regresó a Argentina y jugó cuatro partidos con Newell's Old Boys (1993-1994). Acosado por la prensa, el jugador hirió a cuatro periodistas con una escopeta de aire comprimido, que le supuso 8 años después una condena suspendida de 2 años de prisión.

En el Mundial de Estados Unidos '94 salió por la puerta trasera al dar positivo con efedrina y recibir una suspensión de 15 meses. Mientras cumplía la sanción, se inició como técnico de la mano de Carlos Fren en Mandiyó de Corrientes y en Racing de Avellaneda.

Volvió a jugar en septiembre de 1995 con Boca Juniors, club que dejó en agosto siguiente desilusionado por la falta de títulos y las discrepancias con el presidente Mauricio Macri. Regresó a Boca en abril de 1997, pero el tercer positivo de su carrera, el 28 de agosto, le puso contra las cuerdas y el 25 de octubre jugó su último partido contra River.

Hasta abril de 1999 no reconoció que arrastraba una adicción a la droga desde su etapa en el Nápoles y en enero de 2000 viajó a Cuba para superarla en el centro médico habanero de "La Pradera".

El 18 de abril de 2004 sufrió una miocardiopatía por la que fue ingresado en dos ocasiones en una clínica argentina y al mes siguiente fue trasladado a un sanatorio para tratarse de su adicción a las drogas. En septiembre regresó a Cuba para seguir su recuperación y al año siguiente se sometió en Colombia a una reducción de estómago que le permitió bajar su peso desde los 120 kilos hasta los 75.

Entre marzo y mayo de 2007 Maradona estuvo ingresado en dos centros bonaerenses, uno de ellos una clínica psiquiátrica.
El 28 de octubre de 2008 se hizo cargo de la dirección de la albiceleste, a la que clasificó in extremis para el Mundial de Sudáfrica 2010, torneo en el que, con un combinado liderado por Leo Mesi, fueron eliminados en cuartos de final. Con la afición dividida sobre su continuidad, en julio de ese año la AFA optó por no renovarle.

En junio de 2011 aceptó dirigir al emiratí Al Wasl, del que fue despedido en julio de 2012, aunque continuó residiendo en la zona durante años como asesor de empresas de espectáculos deportivos y embajador deportivo de Dubai.

Entre junio y julio de 2014, con motivo del Mundial de Brasil, presentó con el periodista Víctor Hugo Morales el programa de televisión "De zurda", producido por la venezolana Telesur, que luego tuvo varios capítulos como "De zurda viajero" al año siguiente. Éste tuvo su continuidad a mediados de 2018 con "De la mano del diez", también de Telesur, con motivo del Mundial de Rusia.

En esos mostró su cercanía, además de al régimen cubano, a los de la Venezuela de Nicolás Maduro y la Nicaragua de Daniel Ortega, con los que se entrevistó, al igual que con Fidel Castro, al que calificó como su "segundo padre". También ha manifestado su admiración por el papa Francisco, con el que se ha reunido en dos ocasiones (2014 y 2015).

Tras mantener malas relaciones con el presidente de la FIFA Joseph Blatter y llegar a acusar a su organización de prácticas corruptas, se aproximó desde 2016 a su sucesor Gianni Infantino.

Volvió a los banquillos en mayo de 2017 para dirigir al Al-Fujairah, de la segunda división de los Emiratos Árabes, pero fue destituido en abril del año siguiente al no conseguir el ascenso.

A continuación, en mayo de 2018 se trasladó a la ciudad bielorrusa de Brest, donde había sido nombrado presidente del club Dinamo. En unos años en los que su mayor relevancia ha sido por las polémicas familiares o sus declaraciones contra distintos estamentos del fútbol, en septiembre de 2018 fichó como entrenador del mexicano Dorados de Sinaloa (equipo de Segunda), de Culiacán, la capital del estado. Por dos veces llevó al equipo a la final de la Liga por el ascenso, en diciembre (Apertura) y en mayo de 2019 (Clausura), pero en ambos cayó ante el Atlético San Luis, quien se hizo con el ascenso matemático.

Regresó a Argentina y a comienzos de septiembre fichó por el colista Gimnasia y Esgrima La Plata. No pudo enderezar el rumbo, pero el 29 de abril de 2020, cuando el equipo cerraba la clasificación y en plena pandemia, se vio favorecido al dar por finalizada la AFA la competición y acordar que no habría descensos. En junio de 2020 renovó con el equipo hasta diciembre de 2021.

El 3 de noviembre de 2020 fue intervenido de un hematoma subdural en la cabeza en un hospital bonaerense, del que se recuperaba satisfactoriamente, pero se le mantuvo ingresado para recibir un tratamiento de abstinencia al alcohol. Ha sido reconocido como "Mejor futbolista del mundo para la FIFA 1986", "Mejor futbolista de la historia argentina por la AFA (1993), en 1999 Mejor futbolista de la historia del fútbol para la revista "World Soccer", el premio "Consagración al Deportista del Siglo" en Argentina o el premio al Mejor deportista argentino del siglo para la prensa deportiva.



El jugador mantuvo durante años una deuda con el fisco italiano que le reclamaba casi 40 millones de euros por el impago de impuesto en su etapa de jugador del Nápoles, pero que en febrero de 2017 suspendió su ejecución.

Estuvo casado con Claudia Villafañe (1989-2003), con la que tuvo dos hijas: Dalma Nerea y Giannina Dinorah -estuvo unida al futbolista Sergio "Kun" Aguero-. Entre 2006 y 2013 mantuvo una relación a Verónica Ojeda, con la que tuvo un hijo, Diego Fernando (2013). Desde esta última fecha, con varias rupturas y reencuentros, está unido a la futbolista Rocío Oliva. Además, tuvo dos hijos: Diego Armando (1986) y Jana (1996).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios