www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORSARIOS ESPAÑOLES

Un historiador reivindica a los 'Francis Drake' españoles que surcaron los mares del siglo XVI al XIX

viernes 04 de diciembre de 2020, 13:28h
Un historiador reivindica a los 'Francis Drake' españoles que surcaron los mares del siglo XVI al XIX
Ampliar
El historiador Agustín R. Rodríguez González lamenta que el desconocimiento de la historia naval española sea tal que el título de su estudio Corsarios españoles (Edaf) parezca una contradicción, cuando estos fueron numerosos y señorearon los mares durante tres siglos.

Académico de la Historia, el autor sostiene que en España, como en el resto de los países europeos que lucharon en el mar entre el siglo XVI y los primeros años del XIX, "hubo numerosos corsarios y de gran éxito" y actuaron "en toda las épocas y en todos los mares", de modo que "la presunción de que no existieron o fueron irrelevantes es completamente errónea".

El historiador distingue entre pirata -al que excluye de su estudio-, "un ladrón que actúa en el mar", y corsario, que era "un particular que, por las razones que fuesen, había obtenido una 'patente' o permiso del rey para atacar y apresar embarcaciones de países enemigos, tras haber depositado previamente una fianza y comprometiéndose a cumplir una serie de normas" referidas a los objetivos de sus ataques, al comportamiento con los vencidos y al reparto del botín, entre otras.

Según Rodríguez González, la actuación de los corsarios debían ser autorizadas "y estaban controladas y fiscalizadas en todo momento", hasta el punto de que en caso de incumplimientos se exponían al pago de multas e indemnizaciones. "Entraña no poca dificultad distinguir entre corsarios y marinos antes del siglo XVIII", señala el historiador, por lo que "no eran raros los casos en que un corsario particular llegaba a los más altos puestos de la Armada", aunque tras las ordenanzas de 1717 esas promociones fueron "excepcionales, cuando no puramente honoríficas".

Esa situación, en la que "al incentivo del botín se unía el deseo del ascenso personal y profesional, incluso del ennoblecimiento", también se dio en países como Inglaterra o Francia, con casos tan notorios como Francis Drake o Jean Bart.

Entre los corsarios vascos del siglo XVI, el libro de Rodríguez González se detiene en Pedro de Zubiaur, quien logró liberar en Inglaterra a 480 prisioneros de la Gran Armada de Felipe II, y a Pedro Menéndez de Avilés, quien tras lograr numerosas victorias navales terminó como almirante y organizador de flotas de Indias, además de fundador de la primera ciudad de los Estados Unidos, San Agustín. Menéndez de Avilés fue tan gran marino que, en su busca de agilidad y velocidad, diseñó nuevos modelos para la lucha en el mar, como los primeros "Doce Apóstoles" o primera escuadra específicamente diseñada para proteger el convoy de Indias.

La primera ordenanza de corso española es de 1621, a comienzos del reinado de Felipe IV y sus resultados fueron tan eficaces que hasta finales de ese siglo como mínimo 707 buques se dedicaron a tal ocupación -como mínimo, advierte el autor, porque en diversos casos se ha perdido la documentación-.

Estos buques se emplearon en atacar la navegación mercante y pesquera del enemigo, combatir a los corsarios rivales, recoger información sobre sus movimientos, servir de mensajeros y hasta colaborar como auxiliares de las escuadras, desde prestar apoyo en los desembarcos a remolcar otros buques.

En el siglo XVIII, Rodríguez González destaca la figura de Antonio Barceló y Pont de la Terra, que también comenzó como corsario y llegó a los más altos destinos de la Armada y logró acabar con el corso berberisco con los bombardeos de Argel de 1783 y 1784, un éxito que logró con las lanchas cañoneras que él mismo había inventado. El autor sitúa el fin de los corsarios españoles tras la batalla de Trafalgar y durante la Guerra de Independencia, si bien el corso quedó definitivamente abolido internacionalmente en el Tratado de París de 1856 que puso fin a la guerra de Crimea.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios