www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

‘MEMORIAS DE LUZ Y NIEBLA’

Gregorio Marañón Bertrán de Lis: “También desde la sociedad civil en democracia hay que hacer política”

Gregorio Marañón Bertrán de Lis: “También desde la sociedad civil en democracia hay que hacer política”
Ampliar
jueves 10 de diciembre de 2020, 21:01h
Gregorio Marañón Bertrán de Lis: “También desde la sociedad civil en democracia hay que hacer política”
Ampliar

El abogado, empresario y presidente de la Fundación Ortega-Marañón y del Teatro Real, entre otras instituciones, Gregorio Marañón Bertrán de Lis, ha presentado este jueves en el escenario del propio Teatro Real durante una conversación con el periodista Iñaki Gabilondo su nuevo libro, Memorias de luz y niebla (Galaxia Gutenberg).

Tras lo halagos del periodista para recordar todos los eventos y a todas personas que aparecen en el libro, Marañón reconoce que no se caracteriza por tener una buena memoria, pero sí una cierta capacidad de archivar: “He ido archivando a lo largo del tiempo una serie de notas, nombres, pequeños apuntes de una manera muy desordenada que me han servido a la hora de escribir este libro como perchas, como apoyaturas, para poder desarrollar con mayor precisión esos recuerdos que componen ese espejismo de luz y niebla”.

El periodista, rápidamente le pide una definición de sí mismo: “Me defino como liberal, una persona de centro o centrada, creo que ahí confluyen muchas de las partes de verdad que existen en unos y otros lados, y finalmente progresista porque desde muy joven tengo un sentido de compromiso social, de solidaridad con el esgfuerzo de intentar un país más junto, una humanidad más justa o menos sujeta, por ejemplo, al cambio climático. En ese sentido, me consideraría un hombre liberal de centro progresista”.

Pero Iñaki Gabilondo también le pregunta por su etapa en la Universidad y como director de la revista Libra de la facultad, sitios donde encuentra a muchas personas que serán muy importantes en un momento tan importante de la Historia de España como fue la Transición: “La Universidad fue el aterrizaje en la España real, era salir del elemento del ambiente más protegido de nuestras familias para entrar en un espejo de la realidad española… en la Facultad me encontré lo que sería el germen de la Transición, me encontré una España clandestina, los distintos grupos y partidos políticos estaban ahí permitiéndonos afiliarnos a sus agrupaciones”.

Gregorio Marañón recuerda a personas muy notables y políticos relevantes como José María Maraval o José Pedro Pérez Llorca o Rafael Jiménez de Parga o Luis Gámez o Juan Antonio Ortega: “Ahí me incorporé a la clandestinidad, a la lucha de la democracia cristiana de izquierdas contra la Dictadura… Para mi, la Universidad marcó un antes y un después”.

Recuerda que en la revista Libra tuvo en el Consejo de Redacción a ocho o nueve ministros y algún periodista como Juan Luis Cebrián.

Una vida en la política sin ser político

Gabilondo le pregunta entonces por lo que podía haber sido una vida en la política y en varios partidos, desde la UCD al PP, pasando también por las ofertas del PSOE, pero no dio ese paso.

¿Por qué todos han hecho carrera política, muchos han sido ministros, y él no?

Lo explica: “Siempre he estado convencido de que también desde la sociedad civil en democracia hay que hacer política. La política, en democracia, no es solo patrimonio de la clase política. Una tras otra, intenté siempre seguir ayudando a que nuestro país fuera distinto, más moderno, por supuesto, democrático sin participar activamente en posiciones gubernamentales o de representación parlamentaria”.

En Memorias de luz y niebla, el autor desborda con una extensa vida y extensa actividad como abogado y empresario, pero especialmente como hombre de la Cultura en su condición de académico y gestor de instituciones culturales.

Gregorio Marañón Bertrán preside el Teatro Real, la Fundación Ortega-Marañón, la Fundación Teatro de la Abadía, es presidente de honor de la Real Fundación de Toledo, forma parte del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional y de los patronatos del Real Alcázar de Sevilla, del Museo de Ejército, del Archivo Histórico de la Nobleza y de la Fundación Fernández-Cruz, es académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, académico honorario de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, así como académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios