www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

es recomendable acudir a asociaciones en defensa del consumidor

¿Quiere usted saber si es víctima del "spam"?

viernes 29 de agosto de 2008, 14:58h
Según el CIS, el 56 por ciento de los consumidores, al firmar un contrato, no presta atención a la casilla que autoriza a la empresa a utilizar sus datos personales. He ahí la trampa. La misma encuesta refleja que el 53 por ciento de los que intentaron borrar sus datos de los registros de estas empresas considera la tarea ardua, por no decir imposible. Es nuestro punto débil, y el peor de los errores. Hace unas semanas, fue localizado en Alemania un banco de datos de millones de personas con información procedente de empresas telefónicas, bancos u organismos de lotería. Estos datos circulaban y se vendían ilegalmente a empresas con fines fraudulentos.

Sanidad y Consumo, que contará con la colaboración de Justicia, Economía e Industria, pretende tomar “medidas contundentes” contra el “spam” telefónico, ya que éste ha proliferado en los últimos dos años y aún no hay ninguna normativa que regule y castigue esta práctica. La intención del Gobierno es adaptar la directiva europea 2005/29/CE, que considera agresiva e ilegal toda actividad comercial que haga al consumidor “tomar una decisión sobre una transacción que de otra forma no hubiera tomado”. No se trata de eliminar la publicidad telefónica, ya que haría quebrar a muchas empresas dedicadas al marketing, pero sí castigar los abusos.

La telefonía fija ofrece un servicio de rechazo de llamadas anónimas o indeseadas, y como aquí no hay letra pequeña, aclaramos que previo pago de una cifra adicional en la factura mensual. La telefonía móvil no sólo niega esta opción sino que las compañías no asesoran tampoco a los clientes sobre lo que deben hacer cuando un número entrante no identificado les incomoda o, como ocurre en muchos casos, les acosa.

La reacción del usuario, como norma general, es recibir esas llamadas y mensajes con enfado, que en muchas ocasiones se paga con el telefonista encargado de informar a los clientes sobre nuevas ofertas o tarifas. No son demasiados los que llaman a la compañía para pedir que no se utilicen sus datos, y muchos menos los que lo consiguen. Lo recomendable es acudir a alguna de las varias asociaciones de consumidores, que podrán prestarle asistencia legal o recomendarle los pasos a seguir para ganar la batalla a su servidor telefónico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios