www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Relatos

Javier Reverte: Cuentos de trinchera y retaguardia

domingo 27 de diciembre de 2020, 19:41h
Javier Reverte: Cuentos de trinchera y retaguardia

Ediciones del Viento. La Coruña. 2020. 230 páginas. 17,57 €.

Por Daniel González Irala

Javier Reverte culminó poco antes de morir de un cáncer de hígado el pasado mes de octubre, su trilogía sobre la Guerra Civil española, compuesta por dos novelas y este magnífico libro de cuentos. El autor, de quién ya reseñamos la última de éstas, Banderas en la niebla, demostró ser no solo un gran escritor y periodista, sino también un curioso y peculiar viajero (cuenta en su haber con nada menos que 24 libros de viajes por los cinco continentes, entre los que destaca su trilogía sobre África, en que quiso homenajear el estilo visual y descriptivo de Joseph Conrad en El corazón de las tinieblas), así como un impenitente luchador del justo cobro de derechos de autor, a través de la plataforma “Seguir creando”.

Tal y como señala el autor en el prólogo, estos quince relatos, primer libro de corta distancia que en su vida abarcó quizás por pudor, suponen todos ellos una serie de historias metidas en el cajón durante mucho tiempo, provenientes además del conocimiento de sus ancestros, familiares sobre todo, que sí vivieron esa Guerra Civil española (1936-39) que a él tanto le recordaba como acontecimiento histórico a las epopeyas de Homero, en concreto a la Ilíada.

Son relatos duros y descarnados a pesar de que Reverte sabe vestirlos con su habitual conocimiento lingüístico, a veces demasiado explicativo, y otras misterioso. Y me explico: pocos lectores que se acerquen a él no sabrán el significado de los sindicatos U.G.T. o C.N.T., sin embargo, no todos dominan la lengua francesa como en “La prótesis” a través de un fragmento en que lo principal se entiende, no así la totalidad del diálogo, al menos como a muchos nos gustaría. En “Bailando con monjas” se nos cuenta con crudeza y poco sentimentalismo el asalto en 1931 de una iglesia por parte de un grupo republicano afiliado a un sindicato, lo que podría ser un divertimento para su protagonista, que acaba tocando un infierno personal por otras razones.

“Campo de las Calaveras” es un cuento sobre la amistad entre Toño, Dino y Chema; una de esas que nace en la infancia y se prolonga a su pesar en el tiempo. “La gabardina del soldado” parte de una autobiografía del padre del autor titulada Soldado de poca fortuna. “Traje de luces” es la historia del “Niño de Carabanchel”, un torero que conoció la gloria más que debido a sus faenas en el ruedo, a la gente de la que se rodeó. “Una enfermedad tropical” desmitifica ese adiós a las armas tan de Hemingway, a través de la convivencia cargada de resquemor entre dos personajes que conviven en el madrileño Hospital Clínico.

Por otro lado, “El panadero de la montaña” relata con precisas descripciones rurales que dan debida cuenta de cómo fue la contienda en estos lugares. En “Dos brigadistas”, la imagen que se forma el lector del protagonista coincide con algún personaje de filmes de Ken Loach. “Los novios” se desarrolla entre cánticos de guerra de uno y otro bando en Valladolid; y “La Cruz de don Porfirio” lo hace a través de una crítica a la beatería de la ciudad, en Sevilla, donde su personaje principal recuerda mucho a ese don Guido que nos describía Antonio Machado en su célebre poema.

De entre los favoritos por la ambientación, nos encanta “El corresponsal”, la historia del reportero Bob, que conoció a John Dos Passos, Frank Capa y Gerda Taro entre otros, un tipo mitómano y miedoso, que cargó quizás por ello con más méritos de los que le correspondían. En “El caballo blanco” se juega con un elemento dramático onírico de importancia; e igualmente agradable de leer es “El chocolate de don Onofre”, cuyo protagonista organiza fiestas multitudinarias, cuyo oscuro motivo, sólo él celebra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios