www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

Biden llama "terroristas domésticos" a los asaltantes del Capitolio

Biden llama 'terroristas domésticos' a los asaltantes del Capitolio
Ampliar
viernes 08 de enero de 2021, 00:46h
El presidente electo ha condenado la acción, toda vez que se han identificado a parte de los participantes.

Joe Biden ha comparecido en la tarde de este jueves para hacer balance del esperpento desarrollado este miércoles en el Capitolio, el lugar que encierra el mayor simbolismo de la democracia estadounidense. El, presidente electo, ya ratificado como tal, tomó la palabra en una intervención que realizó desde la localidad de Wilmington (Delaware).

Se refirió el miembro del Partido Demócrata a los individuos que tomaron el Congreso por la fuerza, desatando el caos y desasosiego en buena parte de la población norteamericana y mundial. "No fue desorden. No fue una protesta. No les llamemos manifestantes. Eran una turba de alborotadores, insurgentes, terroristas domésticos", proclamó.

Así contestó Biden a la suavidad con la que Donald Trump calificó a los asaltantes en su primera reacción ante semejante desmán. "Sois especiales", les dijo a los ciudadanos que saltaron verjas y se hicieron selfies con la algunos agentes de Policía y en los despachos de los congresistas, Provocando la evacuación de los políticos en plena sesión parlamentaria y desembocando, todo ello, en la muerte de cuatro personas y en una factura de al menos 15 agentes heridos (uno de ellos sigue en estado grave).

"Hubo un claro fallo a la hora de aplicar justicia con el mismo rasero", expuso, criticando la actuación policial. "Nadie puede decirme que si hubiese sido un grupo del movimiento Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan) el que protestaba ayer, no habrían sido tratados de manera muy, muy diferente que a la turba de maleantes que irrumpieron en el Capitolio", denunció.

La marabunta de ultraderechistas y supremacistas blancos, seguidores de Trump, irrumpió en el Capitolio como nunca se había visto. Al menos 68 de ellos han sido detenidos, según han confirmado las autoridades policiales. El magnate se militó a aconsejarles que se fueran a casa y que se manejaran con una actitud pacífica, antes de confesar que había sido "increíble" lo visto.

Por otro lado, ya se conoce la identidad de las cuatro víctimas mortales del asalto al Congreso. La primera de ellas, que inauguró la invasión en el edificio, recibió un balazo en cuanto asomó. Se trata de Ashli Babbitt, fanática del magnate que ha ocupado la Casa Blanca en estos cuatro años y residente en San Diego (California). Además, fallecieron Benjamin Phillips, de 50 años y de Ri (Pensilvania); Kevin Greeson, de 55 años, que vivía en Athens (Alabama); y Rosanne Boyland, de 34 años, oriunda de Kennesaw (Georgia).

Robert Contee III, jefe del Departamento de Policía Metropolitana de Washington D.C, fue el encargado de dar este triste parte. El que más acerca lo ocurrido a la realidad de las cosas. Lo hizo en una conferencia de prensa en la que no detalló las circunstancias específicas de las muertes. Sólo ha trascendido el caso de Babbit, disparada por un agente de la propia Policía del Capitolio, en su intento por asaltar ese lugar por medio de una ventana rota, flanqueada por otros miembros de la insurrección.

Ese cuerpo policial, que se encarga de la seguridad del propio edificio y los colindantes de forma exclusiva, todos ellos propiedad del Gobierno, comunicó el escenario del tiro mortal en una nota. Y en ese texto se aseguró que "se brindó asistencia médica de inmediato y la mujer fue trasladada al hospital, donde más tarde sucumbió a sus heridas". El agente que disparó ha visto cómo su licencia ha sido suspendida hasta el fin de la investigación del suceso por parte de la misma Policía del Capitolio y la Policía Metropolitana de DC.

Medios de comunicación locales, del área californiana, ha publicado que Ashli Babbitt era una veterana del Ejército estadounidense, libertaria, ferviente seguidora del presidente saliente, Donald Trump, y partidaria de la Segunda Enmienda, que protege el derecho a portar armas. Y se ha divulgado que antes de entrar en el Capitolio publicó en las redes sociales que "nada" detendría al movimiento de apoyo a Trump. "Nada nos detendrá. Pueden intentar y tratar de hacerlo, pero la tormenta está aquí y descenderá sobre DC en menos de 24 horas", escribió un día antes. Avanzando lo venidero. Que concluyó con un asalto de casi cuatro horas, causó todo tipo de destrozos, y sobre todo, no pudo evitar que Biden fuera ratificado como el candidato con más apoyo social y con más votos electorales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios