www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BÁDMINTON

Open de Tailandia. Carolina Marín vuelve a ganar un título tras derrotar a la número 1

Open de Tailandia. Carolina Marín vuelve a ganar un título tras derrotar a la número 1
Ampliar
domingo 24 de enero de 2021, 23:19h
En una semana ha doblegado dos veces a Tai Tzu Ying en finales.

Le está costando bastante a Carolina Marín encontrar límites a su rendimiento en la temporada 2021. Porque la campeona olímpica de bádminton está dibujando una trayectoria triunfal, impecable, en lo que va de año. La española volvió a proclamarse ganadora del Abierto de Tailandia este domingo, ante la misma rival a la que derrotó el pasado fin de semana.

Se había coronado la andaluza como patrona del Open asiático, en Bangkok, a pesar de partir como la quinta favorita. Y afrontó a lo largo de la semana el desafío de repetir entorchado, contemplando la posibilidad más que real de tener que medirse de nuevo en la final con la taiwanesa Tai Tzu Ying, jugadora que posee el número uno del ránking femenino mundial.

Fue quemando etapas Marín, con una determinación y solvencia destacadas. No iba a ceder un solo set en su recorrido hasta el peldaño por el oro. Debutó domando a la francesa Qi XF (9-21 y 18-21), en octavos se deshizo de la danesa L. Kjærsfeldt (21-19 y 21-16), ganó en cuartos a la turca N. Yiğit (21-6 y 21-15) y en semifinales se remangó para batir a la surcoreana An Se-young (21-19 y 21-15). Su superioridad había resultado incontestable. Y sería examinada por la mejor del planeta.

En esta jornada, Carolina desplegó sobre la cancha toda la potencialidad de su coordinación física, técnica y mental. Apuró la sabiduría que le da su duro trabajo de estudio de sus oponentes y alzó el trofeo ante Tai Tzu Ying, por segunda vez en siete días, con un marcador de 21-19 y 21-17. En estas semanas de enero encadena ya 10 partidos ganados sin derrota. Un comienzo más que esperanzador, si se contempla que está por venir la disputa de los Juegos Olímpicos y los Mundiales de Huelva.

La española, campeona de los dos torneos súper 1000 del año, negó el favoritismo de la taiwanesa -que en sus duelos directos ganaba por 9 a 7 a la onubense- con un inicio efervescente. Se puso 2-0 de arranque Marín, muy concentrada en sus virtudes, mas el juego luciría equilibrado. Más que en la final precedente. Incluso, la asiática abrió brecha tras el 7-7. Hasta que la variedad de armas de la andaluza fue ganando terreno hasta empatar a 12 y completar la remontada con una escapada de cinco puntos (18-13). En ese punto, tocaba ya gestionar para apuntar el primer parcial (21-19).

Los errores no forzados de la taiwanesa la mermaron en ese lance y también de cara al siguiente set. La competidora de Huelva repitió acelerón en el arranque y se fue del 3-0 cosechado en el primer pestañeo hasta un prometedor 11-4. La número uno emitiría síntomas de flaqueza anímica, pero puso su orgullo a funcionar y salvó cuatro bolas de partido. Hasta que la triple campeona del Mundial cerró el envite para sumar otro entorchado a su palmarés (21-17).

"Estoy muy contenta, la verdad, con cada uno de los partidos que he jugado aquí y con esta nueva final ante (la taiwanesa) Tai Tzu Ying, la número uno del mundo. De nuevo hemos conseguido la victoria. Muchísimas gracias a todos por el apoyo. Gracias a todo mi equipo por seguir apoyándome y seguir a mi lado. Esta medalla es de todos", declaró Carolina, ya con la medalla en el cuello. Su bádminton está despegando tras los nubarrones sufridos en estos años -grave lesión y fallecimiento de su padre-. Al fin se aclara su horizonte.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios