www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXTINCIÓN

El 'reloj del fin del mundo' sigue parado a solo 100 segundos de la medianoche

Imagen del reloj simbólico señalando 100 segundos para la medianoche.
Ampliar
Imagen del reloj simbólico señalando 100 segundos para la medianoche. (Foto: Boletín de científicos atómicos / Thomas Gaulkin)
miércoles 27 de enero de 2021, 20:56h
El Boletín de Científicos Atómicos advierte que el fracaso en la gestión de la pandemia pone de manifiesto que la humanidad no está preparada para hacer frente a amenazas más graves, como el cambio climático o la guerra nuclear.

Las manecillas del 'reloj del fin del mundo' (doomsday clock) se quedan donde están: solo a 100 segundos de la medianoche, aunque no más cerca, algo sorprendente teniendo en cuenta el contexto de pandemia actual. Esa ha sido la decisión del Boletín de Científicos Atómicos (entre cuyos patrocinadores se encuentran 13 premios Nobel), que cada año actualiza de forma simbólica lo cerca que está la humanidad de extinguirse.

En su último informe, los científicos alertan de que el mal manejo de la pandemia por parte de los gobernantes de todo el mundo es una "llamada de atención" para gobiernos, instituciones y un "público engañado". Algo que pone de mano que no estamos preparados para hacer frente a amenazas aún mayores, como la guerra nuclear o el cambio climático. "Las manecillas del reloj del fin del mundo permanecen en 100 segundos hasta la medianoche, tan cerca como siempre. La letal e inspiradora pandemia de COVID-19 sirve como una llamada de atención histórica, una ilustración vívida de que los gobiernos nacionales y las organizaciones internacionales no están preparados para manejar las amenazas de las armas nucleares y el cambio climático que ponen fin a la civilización", ha señalado Rachel Bronson, presidenta y directora ejecutiva del Boletín de Científicos Atómicos.

"La pandemia revela cuán poco preparados y poco dispuestos están los países y el sistema internacional para manejar adecuadamente las emergencias globales. En esta época de crisis, los gobiernos abdicaron con demasiada frecuencia de su responsabilidad, ignoraron los consejos científicos, cooperaron o se comunicaron de manera ineficaz y, en consecuencia, no protegieron la salud pública y el bienestar de sus ciudadanos", ha opinado Asha M. George, directora ejecutiva de la Comisión Bipartidista de Biodefensa.

La Nobel de la Paz y copresidenta del Panel Independiente de la OMS para la Preparación y Respuesta ante una Pandemia, Ellen Johnson Sirleaf, ha asegurado que el coronavirus es "una terrible advertencia contra la complacencia frente a amenazas globales a toda la vida humana". "Los últimos 12 meses han servido para reforzar los mensajes que el Bulletin of the Atomic Scientistsha estado diciendo durante décadas: que solo a través de la acción colectiva y el liderazgo responsable podemos asegurar un planeta pacífico y habitable para las generaciones futuras. La nueva presidencia de Joe Biden tiene la oportunidad de reafirmar los compromisos de Estados Unidos con los valores y las instituciones del multilateralismo; no hay otra forma para que la humanidad supere los peligros que plantean las pandemias, el cambio climático y el riesgo de una guerra nuclear”, ha añadido.

Pero el de la pandemia no es el único asunto que preocupa. El cambio climático es otro de los grandes asuntos que podrían socavar la integridad de la especie. "La desaceleración económica relacionada con la pandemia ah reducido temporalmente las emisiones de dióxido de carbono que causan el calentamiento global, pero durante la próxima década, el uso de combustibles fósiles debe disminuir drásticamente si se quieren evitar los peores efectos del cambio climático. En cambio, se prevé que aumente su desarrollo y la producción. Las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzaron un récord en 2020, uno de los dos años más cálidos registrados. Los incendios forestales masivos y los ciclones tropicales de 2020 son ilustraciones de la gran devastación que solo aumentará si los gobiernos no amplifican de manera significativa y rápida sus esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero", ha remarcado Susan Solomon, profesora de Estudios Ambientales en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Y por supuesto, las armas nucleares, que permanecen silentes en los arsenales. "La modernización y expansión de los arsenales nucleares en varios países, combinada con la falta de esfuerzos diplomáticos para reducir Los riesgos nucleares han aumentado la probabilidad de una catástrofe. El desarrollo de vehículos deslizantes hipersónicos, defensas de misiles balísticos y sistemas de lanzamiento de armas que pueden usar ojivas nucleares o convencionales aumentan la probabilidad de errores de cálculo durante una crisis. Según nuestras estimaciones, el potencial para que el mundo caiga en una guerra nuclear, un peligro siempre presente en los últimos 75 años, aumentó en 2020”, ha advertido el profesor de Políticas, Steve Fetter, de la Universidad de Maryland.

El gobernador de Hiroshima, Hidehiko Yuzaki, Japón, ah pexpresado su deseo de que se produzca la abolición nuclear, pero ha recordado que todavía hay más de 13.000 armas nucleares en el mundo, y los estados nucleares siguen modernizando sus fuerzas nucleares. "Además, el desarme nuclear continúa estancado, exacerbando aún más las tensiones globales”.

En diciembre de 2020, el doomsday clock marcó su 75 º aniversario. Fundado en 1945 por Albert Einstein y los científicos de la Universidad de Chicago que ayudaron a desarrollar las primeras armas atómicas en el Proyecto Manhattan, el Boletín de los Científicos Atómicos creó el Reloj del Juicio Final dos años después, utilizando imágenes del apocalipsis (medianoche) y el idioma contemporáneo de explosión nuclear (cuenta regresiva hasta cero) para transmitir amenazas a la humanidad y al planeta. Con el tiempo, el Reloj se ha convertido en un indicador universalmente reconocido de la vulnerabilidad del mundo a las catástrofes provocadas por las armas nucleares, el cambio climático y las tecnologías disruptivas en otros dominios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios