www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

El desasosiego del Real Madrid que no cesa: Hazard se vuelve a romper

El desasosiego del Real Madrid que no cesa: Hazard se vuelve a romper
Ampliar
miércoles 03 de febrero de 2021, 23:44h
El futbolista belga no consigue alcanzar la regularidad perdida desde que fichó por el club español.

Las alarmas volvieron a saltar este martes en el seno del Real Madrid. Eden Hazard no compareció en la sesión de entrenamiento en Valdebebas por unas molestias musculares. Decidieron técnicos, cuerpo médico y jugador parar y probar este miércoles. Y el resultado no ha podido ser más descorazonador para la masa social merengue: el llamado a maquillar el vacío dejado por Cristiano Ronaldo se ha vuelto a romper.

El club lo explicó así, por vía de un comunicado: "Las pruebas realizadas hoy a Eden Hazard por los Servicios Médicos del Real Madrid se le ha diagnosticado una lesión muscular en el recto anterior izquierdo". La realidad es que, según el parte médico, el futbolista está "pendiente de evolución", pero se calcula una baja que compromete, una vez más, el tino de su contratación (100 millones más en torno a 30 en variables).

Al parecer, el extremo regateador forzó su endeble físico y se lesionó en la pierna izquierda. Pasó a ser examinado y ahí se desató la pesadumbre familiar. Se trata de la misma dolencia que padeció en la pierna derecha el pasado 28 de noviembre, cuando compitió en el encuentro liguero ante el Alavés. Ese infortunio, la rotura en el recto anterior del muslo, le alejó de los terrenos de juego hasta el último partido del 2020, el 30 de diciembre. Y no pudo jugar como titular hasta que sanó del todo, esto es, el 9 de enero.

Es decir, se calcula que parará entre cuatro y cinco semanas. En un tramo clave de la temporada. Como el curso pasado. Zinedine Zidane ha de hacerse a la idea de recomponer la línea ofensiva en los partidos de la Liga contra Huesca, Getafe, Valencia, Real Valladolid y Real Sociedad. Y, además, no estará en condiciones de contar con él tampoco en la trascendental ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. No estará listo para hacer frente al correoso Atalanta, en Bérgamo. El 24 de febrero. Y no está nada claro si aportará en el derbi del Metropolitano, que tendrá lugar el fin de semana del 6 y 7 de marzo.

La realidad es que poco a poco se va descartando la mala suerte en el caso de Hazard. Este fenomenal atacante no se había lesionado prácticamente nada durante su estancia en el Chelsea y en la selección belga. Pero desde que aterrizó en Madrid se ha infortunado nueve veces (lesión en el muslo, hematoma en el tobillo, fisura fina en el pie, fisura del peroné, golpe, traumatismo, lesión muscular, coronavirus y otra lesión muscular). Todo se torció desde que su compatriota Thomas Meunier, en el duelo ante el PSG -26 de noviembre de 2019-, le dañase el tobillo derecho del que se había operado en 2017.

Esa dolencia, de la que recayó y que necesitó de una posterior intervención quirúrgica, supuso la entrada en barrena del jugador. La estadística desde entonces preocupa, y mucho, al técnico y directivos de Chamartín. Ha participado en menos partidos (35) de los que se ha perdido (44). Ha yacido lesionado un total de 283 días. Una barbaridad que complica su despegue ansiado. Tantos imprevistos físicos le han torturado y no le han dejado gozar de la regularidad que abone su brillo.

En noviembre de 2020, el médico de la selección de Bélgica ofreció su diagnóstico del caso. Kris Van Crombrugge señaló al diario local Het Laatste Nieuws lo siguiente: "En Madrid, las expectativas son altas. En el exterior, Eden da la impresión de ser bastante impermeable a la presión, pero nadie escapa al estrés. Puede tener un impacto en los músculos. Su tono muscular es demasiado alto en este momento y eso puede aumentar sus posibilidades de sufrir lesiones". "Eden siempre quiere dar lo mejor. Ahí, creo que ha superado el límite, que lleva su cuerpo un poco demasiado lejos", sentenció.

La influencia del estrés en las lesiones musculares está más que demostrada. También una alimentación y hábitos alejados de los criterios del deporte de alta exigencia, siendo este supuesto deslizado por el propio jugador, que ha asumido sin problemas que sus vacaciones son sagradas. Sea como fuere, la realidad es que Hazard lleva sin jugar los 90 minutos de un partido desde que lo hiciera el 23 de noviembre de 2019 (ante la Real Sociedad, con triunfo por 3-1). Más de un año natural. Zidane le ha mimado y limitado su minutaje, precisamente, para evitar nuevas lesiones.

El técnico francés sigue sin encontrar una referencia ofensiva que acompañe a Karim Benzema y desde este miércoles ha de contemplar el uso de Lucas Vázquez, Vinicius, Marco Asensio, Mariano o incluso Isco -amén de la recuperación de Rodrygo- para afrontar un intervalo de competición que bien podría relanzar sus candidaturas restantes o enterrarlas. Los nubarrones regresan a Concha Espina. Con el fantasma de Ricardo 'Kaká' sobrevolando como sospecha ante la evolución del virtuoso belga.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios