www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POLÉMICA

PSOE y Podemos se empeñan en celebrar el 8M y Ayuso augura que se convertirá en el "día de la mujer contagiada"

Imagen de archivo de la manifestación del 8M de 2020
Ampliar
Imagen de archivo de la manifestación del 8M de 2020
jueves 25 de febrero de 2021, 16:11h
Los dos partidos del Gobierno no renuncian a participar en las marchas pese a la negativa del Ministerio de Sanidad.

Pese a las reiteradas advertencias de las autoridades sanitarias, empezando por la propia ministra, Carolina Darias, los dos partidos que conforman el Gobierno de coalición se resisten a renunciar, aun en plena pandemia, a uno de sus mayores escaparates electorales: el 8M. Tras la polémica suscitada el año pasado por las masivas manifestaciones celebradas en numerosas ciudades del país pocos días antes de que se decretara el estado de alarma y el confinamiento, PSOE y Podemos han anunciado su intención de volver a participar en las marchas.

El portavoz de Podemos, Pablo Echenique, ha asegurado este jueves, en una rueda de prensa en el Congreso, que su partido acudirá a las manifestaciones por el Día de la Mujer si finalmente son convocadas por el movimiento feminista. Echenique ha tildado de mera "recomendación" las palabras de la ministra de Sanidad Carolina Darias, quien ayer miércoles aseguró que "no ha lugar" a las marchas del 8M debido a la situación de pandemia actual. Y eso, según el portavoz de UP, es "compatible" con la autorización hecha por la Delegación del Gobierno en Madrid con el límite de 500 personas para esas concentraciones.

Son las organizaciones feministas las que tienen ahora que convocar las manifestaciones tras conocer la autorización limitada y la recomendación en contra, ha señalado Echenique, quien ha confirmado la presencia de su formación en caso de que se mantengan esa convocatoria. El motivo que ha aducido el portavoz de Unidas Podemos es que el cuestionamiento de las marchas para este 8M proviene más de "los ecos" del año pasado, pues en la actualidad ya se desarrollan manifestaciones y eventos culturales y sociales pese a la pandemia. "Hay que ser menos taxativos cuando hablamos del derecho de manifestación", ha añadido Echenique antes de lamentar la "estigmatización" que sufrió el 8M de 2020.

Las palabras de Echenique contrastan con lo que dice el propio Ministerio de Igualdad, que dirige su compañera de filas, Irene Montero. Desde Igualdad aseguran que seguirán las recomendaciones de la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Poco después de la rueda de prensa de Echenique, desde la Secretaría de Igualdad del PSOE se han apresurado a emitir un comunicado en el que recalcan la relevancia que tiene para el partido la celebración del Día de la Mujer y ofrecen su apoyo a las actividades reivindicativas que sean compatibles con la situación sanitaria.

PP y Cs se niegan a participar

Tanto el Partido Popular como Ciudadanos han anunciado que no participarán en las marchas del 8M por la situación de pandemia. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha criticado con fuerza que mientras su región hace "todo lo que está en nuestra mano" para acabar con la pandemia "otros quieran revivir" el pasado 8 de marzo, que "dejó de ser el Día de la Mujer y se convirtió en el día de la mujer contagiada".

"Me sorprende que quienes me piden que cierre comercios y que cierre restaurantes luego llamen a la gente a manifestarse de manera masiva en las calles", ha expresado Ayuso en su visita al punto de vacunación habilitado en el estadio Wanda Metropolitano. La presidenta madrileña ha rechazado que se celebren las concentraciones en la región, dado que los ciudadanos "apenas se están manifestando" por sus pérdidas de negocios o de empleos "por responsabilidad", y "ahora toca que hagamos todos lo mismo".

En la misma línea se ha mostrado, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, quien ha asegurado que "no deben promoverse ni autorizarse manifestaciones" y ha opinado que las que hubo por esa fecha el año pasado fueron "una irresponsabilidad".

La dirigente de Cs, Inés Arrimadas, ha confirmado que su partido sí participará en los actos institucionales, pero no en las concentraciones, porque se puede demostrar firmemente el compromiso con el 8M y la igualdad sin acudir a las aglomeraciones.

Incluso desde dentro del Gobierno se han alzado voces críticas, como la de la ministra de Defensa, Margarita Robles. "Por las mujeres hay que luchar con sentido de la responsabilidad y el mayor sentido de la responsabilidad en este momento es evitar situaciones que puedan producir contagios", ha indicado.

500 manifestantes: la "cifra mágica"

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, dijo el miércoles que la Delegación había recibido "alguna" petición para manifestaciones de cara al 8M y que no se habían prohibido ya que las organizaciones se comprometían a cumplir con la distancia social y porque no habría más de 500 personas en ellas.

Hoy jueves, en una entrevista en La 1 de TVE, Franco ha dicho que "por supuesto" comparte la postura de la ministra Darias porque "hay que hacer un ejercicio de responsabilidad", y ha querido "aclarar lo de las 500 personas". "Parece que se ha convertido en una cifra mágica, que no lo es. La Consejería de Sanidad, ya en junio, y no ha cambiado su criterio, recomendaba que a partir de 600 personas se extremasen las medidas de seguridad", ha explicado Franco.

El delegado ha reconocido que "a partir de 500 personas" la Delegación ya pedía la opinión de la Consejería de Sanidad, la cual, con esta cifra, "desaconsejaba siempre todo tipo de concentraciones, y nosotros obrábamos en consecuencia, es decir, prohibiendo esas concentraciones". Tras esta explicación, Franco ha afirmado que "lo responsable es que no haya movilizaciones masivas en la calle" el 8 de marzo y ha apostillado que el deber de la delegación "es hacer compatible el ejercicio de un derecho fundamental con preservar la salud de los madrileños".

"Espero que impere la responsabilidad y que las organizaciones que están convocando desconvoquen y hagan un llamamiento reivindicativo, y al mismo tiempo de sensatez y de responsabilidad", ha agregado Franco tras explicar que el miércoles la Delegación se reunió con colectivos que plantean manifestaciones masivas el día 8, y les ofreció "otras posibilidades", como "cambiar la fecha" o "buscar otras soluciones".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios