www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

El frenazo a la vacuna de Janssen deja en el aire 5,5 millones de dosis y diluye el objetivo de inmunizar al 70%

El frenazo a la vacuna de Janssen deja en el aire 5,5 millones de dosis y diluye el objetivo de inmunizar al 70%
Ampliar
(Foto: EFE)
EL IMPARCIAL/Efe
miércoles 14 de abril de 2021, 11:39h

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas analizarán esta tarde el retraso de la esperada vacuna monodosis de Janssen, que ayer pospuso su lanzamiento en Europa al haber sido suspendida cautelarmente en Estados Unidos ante la aparición de varios casos "raros y graves" de coágulos.

Hoy estaba prevista la llegada de las primeras 300.000 dosis del ansiado suero de la farmacéutica Johnson & Johnson para comenzar a administrársela a personas de entre 70 y 79 años y agilizar así el proceso de vacunación, pero la decisión de las autoridades estadounidenses ha supuesto un retraso de su aterrizaje en Europa.

En concreto, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) recomendaron "una pausa" por "cautela" después de haberse detectado seis casos de un tipo de coágulo sanguíneo "raro y grave" entre más de 6,8 millones de dosis administradas. Todos en mujeres de menos de 48 años, una de ellas fallecida y otra en estado crítico.

Así, y tras la decisión de la compañía de posponer su entrega en Europa, el Ministerio tuvo que comunicar ayer a las comunidades que finalmente ese reparto no se iba a producir. España esperaba contar hasta junio con un total de 5,5 millones de dosis de Janssen.

A corto plazo, la suspensión del suministro no debería afectar demasiado a la vacunación, más allá de un retraso en la administración a las personas de entre 70 y 79 años, el grupo al que se van a administrar las primeras vacunas de Janssen. Si en unos días Estados Unidos concluye que los beneficios siguen superando a los riesgos y la vacuna es segura, se tratará solo de un pequeño contratiempo en una campaña que cada semana avanza más rápido. Pero si el parón del suministro se alarga, puede afectar al ambicioso objetivo marcado por Pedro Sánchez de inmunizar al 70% de la población adulta en verano.

Esto, sumado a las incertidumbres en torno a AstraZeneca, tanto porque ha presentado los mismos efectos secundarios y el Ministerio de Sanidad ha restringido su uso a personas de entre 60 y 69 años como porque su suministro está siendo mucho menor del esperado, lleva a poner las esperanzas en que Pfizer y Moderna cumplan sus promesas: entregar 63,6 millones de dosis de aquí a final del verano.

Para la semana del 3 de mayo, el Gobierno espera que haya cinco millones de españoles con la pauta completa de vacunación. Un mes después, serán 10 millones. Para mediados de junio, 15 millones. En las siguientes cinco semanas, se sumarán otros 10 millones hasta llegar a los 25. Y a finales de agosto, se debe llegar a esos 33 millones que suponen el 70% de toda la población española.

Mientras, la Unión Europea no renovará los contratos para la compra de vacunas de la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca y la estadounidense Janssen, después de los supuestos efectos secundarios que han causado, según ha informado hoy el diario italiano La Stampa.

Según este periódico, que cita una fuente del Ministerio italiano de Sanidad, "la Comisión Europea, de acuerdo con los líderes de muchos países, ha decidido que al vencimiento de los contratos vigentes para el año en curso, aquellos con empresas que producen vacunas de vectores virales no serán renovados".

No obstante, el Gobierno italiano esperará una valoración de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para administrar la vacuna de Janssen.

La EMA ha dicho que está "investigando" todavía los casos de tromboembolismos detectados en Estados Unidos tras la vacunación con Janssen y advirtió de que "actualmente no está claro si existe una asociación causal" entre la vacuna y estas afecciones

Según el investigador José Alcamí, coordinador del grupo de análisis científico sobre el SARS-COV-2 del Instituto de Salud Carlos III, aún es difícil poder establecer una relación de causa-efecto entre la vacuna de Janssen y la aparición de trombos. No obstante, considera razonable esperar unos días hasta que haya un dictamen científico.

Alcamí recuerda en una entrevista con Efe el caso de Reino Unido, que vacuna a gran velocidad y no ha parado el proceso en ningún momento, porque sus proyecciones les decían que iban a tener 120.000 muertos en seis meses si no vacunaban a dos millones de personas a la semana. "En ese escenario terrorífico el principio de eficacia ante una situación de emergencia pasa antes que el principio de precaución, sobre todo, porque el efecto secundario es poco frecuente, aunque grave. La decisión -difícil- es si dejar de vacunar va a causar más enfermedad y muerte que vacunar", agrega.

A la espera de saber si hay una relación de causalidad entre la vacuna de Janssen y la aparición de trombos, la EMA sí confirmó la semana pasada un "posible vínculo" entre la formulación de AstraZenena y estos, aunque los consideró un efecto secundario "muy raro" y estimó que el beneficio de su uso sigue estando por encima del riesgo.

Dado que las dos vacunas utilizan adenovirus diferentes la pregunta que sigue abierta es si este efecto secundario "grave y muy raro" estaría relacionado solo con el adenovirus de AstraZeneca (ChimpAdeno) o es provocado por toda la familia de vectores adenovirales", dice Alcamí, quién también opina que es "difícil de saber, se necesita una casuística mayor".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios