www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CAMPEÓN DE LIGA

Las imágenes de la indignación: el Atlético provoca una carga policial

Las imágenes de la indignación: el Atlético provoca una carga policial
Ampliar
domingo 23 de mayo de 2021, 11:22h
Los jugadores festejaron con los hinchas, abrazándose con los aficionados, sin mascarillas y desafiando a la pandemia.

Euforia incontenible. Así se pueden catalogar algunos episodios de la celebración que el universo del Atlético de Madrid ha llevado a cabo en la noche de este sábado, tras proclamarse campeón de LaLiga después de siete años de sequía. Miles de aficionados se han congregado en las calles, por toda la geografía española, para festejar el triunfo logrado -con sudor- en Valladolid. A pesar de la insistencia de la pandemia por aferrarse a su actual importancia en la sociedad planetaria.

En la capital, la hinchada rojiblanca ha llenado la céntrica plaza de Neptuno y ha regado con un importante número de forofos los aledaños del estadio Wanda Metropolitano y de la ciudad deportiva del Cerro del Espino, en la localidad de Majadahonda. Este triple foco figuraba como principal objetivo a controlar para las fuerzas policiales que se han activado en esta fecha.

El dispositivo contaba con una hoja de ruta dividida en tres etapas. La primera fase encontraría a agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y de la Brigada Móvil acompañando a los seguidores que se hubieran desplazado a Pucela; la segunda correspondía a miembros de la UIP, del equipo de Información y del grupo de Caballería, que custodiarían el estadio; y la tercera, por último, habría de domar lo que ocurriera en Neptuno.

Pues bien, el despliegue se desarrollaría sin incidentes reseñables, aunque este último lugar se desbordaría. Y en la urbe castellana, en cuyo despliegue también participó la Jefatura Superior de Policía de Castilla y León, los efectivos policiales tuvieron que multiplicarse en un momento dado. El motivo no es otro que esa euforia desmedida. La misma que contempló cómo Diego Pablo Simeone se 'descoyuntaba' como nunca al reunirse con los aficionados en el centro de entrenamiento -ojo, guardando respeto con las medidas sanitarias-.

En los alrededores del estadio José Zorrilla, en cambio, los jugadores del Atlético rompieron el protocolo. Algunos de los pilares de la afamada defensa se saltaron las normas y acudieron a abrazar a los seguidores allí presentes. Este movimiento de nombres como Jan Oblak o Stefan Savic prendió la mecha, pues los seguidores comprendieron la oportunidad de saludar a sus ídolos y fracturaron el cordón desplegado por los agentes.

El resultado, además de unas imágenes que se han ganado una oleada importante de críticas, ha sido una potente carga policial que ha acabado por disolver a la fuerza la concentración. El éxtasis que llevó a los futbolistas profesionales a rozar el perímetro en el que estaban cercados los hinchas resultó en una aglomeración casi tumultuosa. La Delegación del Gobierno ha precisado que unos trescientos aficionados se saltaron el cordón porque los jugadores eligieron ir corriendo y sin mascarillas a la mencionada zona, en lugar de haberse subido a su autobús.

La factura pasa, según se ha transmitido, por un espectador herido y trasladado en ambulancia al hospital. A las afueras del recinto vallisoletano esperaban la salida de los futbolistas en torno a 500 personas. En un desplazamiento masivo que ha puesto a prueba a las fuerzas de seguridad y que ha puesto en guardia a las autoridades sanitarias. Y que contraviene el discurso del club.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios