www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

1-O

El Tribunal de Cuentas exige 5,4 millones de euros a los responsables del procés

Oriol Junqueras, Artur Mas y Carles Puigdemont en una imagen de archivo
Ampliar
Oriol Junqueras, Artur Mas y Carles Puigdemont en una imagen de archivo (Foto: EFE)
EL IMPARCIAL/Efe
martes 29 de junio de 2021, 10:11h
Los separatistas y Podemos presionan para que la Abogacía del Estado se retire de la causa.

El Tribunal de Cuentas reclama un total de 5.422.879 euros a los líderes del procés, más de una veintena de ex altos cargos del Govern, por los gastos derivados de la promoción exterior del referéndum del 1 de octubre de 2017 con dinero público.

Así consta en la liquidación provisional complementaria realizada por el Tribunal de Cuentas, que este martes ha citado a las defensas de los expresidentes catalanes Artur Mas y Carles Puigdemont, así como al exvicepresidente Oriol Junqueras, entre otros, para comunicarles los expedientes. En concreto, a Puigdemont le pide una fianza de 1,9 millones de euros y a Junqueras otros 1,9 millones de euros.

En este documento, al que ha tenido acceso EFE, se especifica el alcance de la "responsabilidad subjetiva" atribuida a cada uno de los 42 cargos citados en la sede del Tribunal para notificarles el expediente y detalla la cuantía atribuible a los actos vinculados al desvío del dinero.

Así, figuran 317.790 euros por viajes al exterior del expresidente Puigdemont y sus consellers, así como 27.189 euros por actividades relacionadas con el proceso de autodeterminación, más 3.863 euros de un "encuentro de delegados" y 21.175 euros por el concepto "contratos".

Por uso de locales en el extranjero de Diplocat se incluyen 3.222 euros, así como gestiones relacionadas con el "procés" en numerosos países de la Unión Europea, así como en el Reino Unido y EEUU, Francia, Ginebra (Suiza), Polonia y Alemania, que suman cantidades que oscilan entre los 32.844 euros y los 261.581 euros. Se reseñan igualmente contratos de las delegaciones de Diplocat en EE.UU., por 92.843 euros, en Ginebra y ante la UE por 123.500 euros y de su personal en el exterior y ante la UE por 127.813 euros.

En el capítulo de actividades de promoción del proceso soberanista se consignan actividades parlamentarias, académicas, culturales y deportivas que ascienden a 451.487 euros, así como 152.578 dedicados a debates europeos y "observación electoral". Se consigna como uno de los capítulos más abultados el de un contrato con la empresa Diplomat, por valor de 1.392.300 euros y otro que acumula 932.125 euros que agrupa "visitas internacionales a líderes de opinión" junto a "visitas internacionales a periodistas", "análisis y prospectiva", "comunicación" y "promoción en red".

Los presuntos responsables del desvío de fondos para promover el referéndum ilegal del 1-O, entre los que también figuran los exconsellers Raül Romeva y Neus Munté, han sido citados para este martes junto a representantes de la Generalidad, de Diplocat, de los Abogados Catalanes por la Constitución, de Sociedad Civil Catalana, de la Abogacía del Estado y de la Fiscalía.

Según informó el Tribunal de Cuentas antes de acordar esta citación, los condenados por el "procés" ya abonaron 4,1 millones de euros de fianza por el dinero malversado para el referéndum unilateral del 1-O, pero todavía quedaba por determinar la eventual responsabilidad contable de la acción exterior de Cataluña entre 2011 y 2017, cuestión que se abordará en la comparecencia de este martes.

Protestas de los separatistas y Podemos

Todas estas cifras figuran en el expediente que este martes notifica el Tribunal de Cuentas a los 42 presuntos responsables del desvío de dinero público del Diplocat al 1-O, de los cuales ha acudido en persona el exconseller catalán y exdiputado del PDeCAT Francesc Homs, quien ha lamentado haberse enterado por la prensa el contenido del expediente provisional. Además, ha arremetido contra el órgano fiscalizador al aseverar que no se trata de un verdadero tribunal.

El presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, ha calificado de "aberración" el "ensañamiento" del Tribunal de Cuentas con los ex altos cargos del Govern. En una serie de mensajes en su cuenta de Twitter, Aragonès ha trasladado todo el apoyo del Govern a los afectados y ha avanzado que trabajarán para "acompañarlos" en el proceso: "Nada nos parará", ha escrito. "Hacia Madrid. Es tiempo de acción y no de renuncias. Cataluña reclama la amnistía y la autodeterminación, y el fin inmediato de la represión", ha afirmado el presidente catalán, que se reúne hoy con el presidente el Gobierno, Pedro Sánchez, en la Moncloa.

El secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, ha exigido "coherencia" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que la abogacía del Estado tenga "un papel distante" en la causa en el Tribunal de Cuentas. "No se puede llevar a más de 40 personas con la abogacía del Estado dando apoyo a unas demandas absolutamente surrealistas y muy malintencionadas y prevaricadoras, y por otro lado decir que es el momento de la concordia", ha afirmado en declaraciones a TV3.

También el abogado de Carles Puigdemont, Gonzalo Boye, ha lamentado a las puertas del tribunal la filtración del expediente, además de considerar el procedimiento una tomadura de pelo" porque cree que el Tribunal de Cuentas no tiene competencia para hacer "una derogación implícita del Estatuto de Cataluña por la vía de coartar la acción exterior" del Govern. Por su parte, el exconseller Homs, ha remarcado que el hecho de no conocer antes la liquidación provisional en su opinión "ilustra la categoría de este tribunal, que no es tribunal, porque no forma parte de la Justicia", al ser un órgano constitucional ajeno a la Administración de Justicia.

Las quejas contra el papel del Tribunal de Cuentas han llegado también desde el propio Gobierno. La ministra de Igualdad y dirigente de Unidas Podemos, Irene Montero, ha usado una fórmula similar a la del número dos del PSOE, José Luis Ábalos, que sostuvo que las causas abiertas en el Tribunal de Cuentas eran "piedras en el camino" para el diálogo. Ha abogado Montero por "eliminar todo lo que no sea eminentemente, protagónicamente político: el diálogo y el acuerdo", puesto que "todo lo demás van a ser dificultades, piedras, en un camino que sí o sí vamos a recorrer".

En la misma línea, Aina Vidal, diputada de la formación y portavoz de En Comú Podem en el Congreso, ha asegurado que "las causas abiertas ahora mismo por el Tribunal de Cuentas van en la misma línea de la judicialización de la política" y ha reclamado "tirar adelante" cualquier vía "necesaria y posible" que permita "sacar estas causas de lo judicial y devolverlo al cauce político".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
4 comentarios