www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

La sonrisa menos duradera

Marta Marbán de Frutos
martes 29 de junio de 2021, 20:14h

La sra. Darias, ministra de Sanidad, quiere ver a todo el mundo sonriendo este verano y los virólogos expertos, como la sra. Del Val, aconseja seguir teniendo prudencia ya que la pandemia del coronavirus "no se ha acabado".

El pasado 24 de junio se aprobó en un Consejo de Ministros las nuevas normas de uso de las mascarillas, estas han dejado de ser obligatorias en exteriores después de un año. La ministra explicaba a los medios de comunicación los detalles de la flexibilización del uso de las mascarillas en espacios exteriores poniendo una imagen visual: nos veremos las sonrisas. Sonrisa que nos ha durado poco en nuestra cara porque la preocupación, es ahora, los más de 800 contagios de Mallorca.

Lo que nos dicen los expertos en salud es que los responsables públicos deben ser los primeros en trasladar la responsabilidad individual que supone cualquier medida que se implante o que se retire sobre todo en cuestión de mascarillas. Avanzar en estos términos que casi todos los ciudadanos agradecen, quitarse la mascarilla, es un descanso pero no significa bajar la guardia y no significa relajar otras medidas de protección a la ciudadanía. La pandemia sigue entre nosotros y con otras variantes aún más contagiosas. Pero este Gobierno entiende la gestión como lanzamiento de titulares y sonrisas y no se le encuentra en solucionar problemas y prevenir contagios.

Hablan de sonrisas pero omiten las soluciones para hacer de esa sonrisa un estado de felicidad duradera y con esto no me refiero a la economía, los datos del paro o la deuda del país, no saldré de la gestión de la pandemia en términos de salud. Ha sido hablar de sonrisas y ya tenemos encima un macro contagio de jóvenes en Mallorca, jóvenes que volverán a sus comunidades de residencia principalmente en transportes con gran concentración de viajeros como son los aviones y los aeropuertos en los que aterrizan. Y aquí sí se nos borra la sonrisa en Madrid que llevamos meses pidiendo control sanitario en el aeropuerto y no tenemos respuesta por parte del gobierno central, ni con sonrisa ni sin ella. No hay control.

Entre enero y abril de este año, por el aeropuerto de Barajas han pasado 25.024 vuelos con 2.400.243 viajeros, de los que 543.420 tenían como destino final Madrid. Pero el número de controles que se han hecho son apenas un 7 por ciento del total, explicó el viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid. Y todavía no estamos hablando del volumen de viajeros que tendrá este verano Barajas con un aumento de la actividad turística. Por eso hemos registrado en la Asamblea de Madrid una Comisión de Investigación de Barajas. Queremos conocer la posible incidencia del virus en la región por culpa de la entrada de casos no detectados a través del aeropuerto y que supone una amenaza de salud pública para la capital por ser uno de los puntos con más tránsito de viajeros del país.

No se trata de señalar a los ciudadanos, no se trata de obligar a tomar medidas que de forma escalonada podemos ir retirando como las mascarillas. Se trata de responsabilidad individual, se trata de que todos los responsables públicos deben recordar en cada intervención que la pandemia sigue con nosotros y en vez de hablar de sonrisas se trata de aumentar el control de la pandemia allí donde es necesario, como en los aeropuertos.

Marta Marbán de Frutos

Diputada del PP en la Asamblea de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios