www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

En la FRONTERA

Un presidente en zapatillas…

sábado 21 de agosto de 2021, 18:47h

Es lo que tenemos: un hombre que supuestamente rige los destinos de nuestro país, es un presidente en zapatillas. Y no es que me parezca mal que este hombre que, repito, supuestamente rige los destinos de nuestra querida España, pueda calzarse unas zapatillas de rejilla, pues al fin y al cabo está de vacaciones y puede meter su pies en aquello que le produzca más descanso. Lo que me parece mal, es que vista sus extremidades inferiores con algo que no corresponde al momento, como es el tratar, suponemos, con colegas o con altos mandatarios alguna solución al grave problema de Afganistán.

Ante problema tan grave, Pedro Sánchez, analiza la situación vestido con traje, pero en zapatillas. Esto pone de relieve que es capaz de cambiar su forma de actuar sin reparar en engaños. Lo grave no son las zapatillas, sino lo que alberga su cabeza en unos momentos tan delicados en los que había que tomar decisiones urgentes, como la salida de españoles y de cooperantes de esa nación, que menos mal que ha contado y cuenta con la labor impagable de diplomáticos, como el Embajador Ferrán, a quien precisamente Sánchez había cesado días antes, con una gran visión del futuro inmediato.

Miles de militares han pasado en misiones muy complicadas estos últimos años y me consta que su desilusión, su abandono mental en estos momentos en muy grave. La responsabilidad es de todos aquellos, presentes y pasados, que vieron que en el país, donde reina el talibán, había alguna solución al problema. Solución que seguro encuentra la vecina China, que ya se está frotando las manos ante las riquezas escondidas de Afganistán.

Pero volviendo a zapatillas presidenciales, mucho me temo que aquel que hizo la fotografía y pasó la misma a los medios, esté ya fuera del complejo monclovita y buscando trabajo, a no ser que todo haya sido una idea brillante de los sucesores de Redondo, que nos han querido mostrar de nuevo a un presidente cercano y en zapatillas. Y es que no hay nada más cercano y más querido en el verano, que unas zapatillas de rejilla que airean pies y evitan olores.

Y mientras, porque no me quiero olvidar de él, el padre Giovanni Scalese, misionero barnabita y último sacerdote católico que queda en Afganistán, ha hecho un vibrante llamamiento por esa nación y por la protección de los pocos católicos que hay en ese país, que suelen reunirse en la única capilla del país situada en la Embajada de Italia. Yo me uno a esa oración y pido también que los Presidentes, bien de gobierno o de otras instituciones, que se calcen los zapatos adecuados, cuando hay que tomar decisiones muy determinantes. Y esos zapatos no deben de tener rejillas mentales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12)    No(2)

+
0 comentarios