www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

REUNIÓN

Puigdemont revienta la mesa de diálogo tras la renuncia de su partido a asistir

Pere Aragonés saluda a Carles Puigdemont.
Ampliar
Pere Aragonés saluda a Carles Puigdemont. (Foto: Efe)
martes 14 de septiembre de 2021, 19:50h
JxCat responsabiliza a Moncloa del "veto" a Jordi Sànchez y Jordi Turull para que no estén en el encuentro bilateral.

El presidente catalán Carles Puigdemont sigue dinamitando cualquier intento de ERC por acercarse al Gobierno central para negociar una salida al conflicto en Cataluña. Por ello, en su empeño por no desaparecer del escenario político catalán, trata de explotar las pocas opciones que le quedan de protagonismo e impone ahora que JxCat no modifique su propuesta para que Jordi Sànchez y Jordi Turull, dos de los presos del procés indultados, formen parte de la mesa de diálogo con el Gobierno central.

De esta forma, mantiene desde su refugio en Waterloo el pulso con su socio de Gobierno en la Generalidad, pero enemigo político en la gestión del separatismo, a cuenta de los nombres que formarán la delegación catalana que se hará la foto con Pedro Sánchez este miércoles. Con esta postura impuesta por Puigdemont, JxCat no se sentará finalmente a la mesa en la que, todo hay que decirlo, no se esperan avances ni en un referéndum de autodeterminación ni en nada que quede fuera de la Constitución.

Lo anunciaba y se justificaba el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez: "Sería una mala praxis aceptar de entrada las exigencias que el Gobierno plantea". Al tiempo, el portavoz de la formación independentista metía cizaña y responsabilizaba del "veto" a sus nombres al Ejecutivo de Pedro Sánchez desde la Moncloa: "Si Junts no forma parte de la delegación es porque hemos sido vetados y porque Aragonès no ha nombrado unos nombres que no eran de la satisfacción del Gobierno español".

Pese a saber que con la ausencia de JxCat el "52 % del voto independentista no esté representado" en la mesa de diálogo, Sànchez ha insistido en que Junts no dejará "ninguna silla vacía": "En todo caso, no se nos ha dejado entrar".

Como fuere, ha sido el propio presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, quien ha anunciado la exclusión por ahora de la mesa de diálogo Sànchez y Turull, propuesta de JxCat junto a la portavoz de Junts en el Congreso, Míriam Nogueras, y al vicepresidente Jordi Puigneró.

Lealtad

Al respecto, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, reclamaba "lealtad" a sus socios y pide que elijan a algunos de sus consejeros para que asistan a la reunión: " Les pedimos lealtad hacia el presidente de la Generalitat, que es lo mismo que lealtad hacia el país… No es momento de frivolidades ni de maniobras para hacer fracasar esta mesa de negociación".

Vilalta pide "no abonar el terreno" a quienes quieren a un Govern dividido e insiste en que se “respeten los acuerdos que tenemos y que hemos construido para poder resolver el conflicto por la vía democrática".

Al margen de la decisión de JxCat, ERC ha querido dejar claro que "la delegación catalana estará en la mesa de diálogo, en la negociación y el acuerdo" porque lo considera una "oportunidad histórica" para resolver el conflicto catalán. Vilalta concluía: "Los cambios en sus posicionamientos (los de JxCat) de los últimos días y sus discrepancias internas no pueden hipotecar ni desestabilizar los intereses colectivos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios