www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GOBIERNO

Podemos impone al PSOE su ley de vivienda para cerrar el acuerdo de los Presupuestos

Podemos impone al PSOE su ley de vivienda para cerrar el acuerdo de los Presupuestos
Ampliar
(Foto: Efe)
EL IMPARCIAL
martes 05 de octubre de 2021, 11:24h
La formación morada logra arrancar el compromiso de una ley de vivienda que intervenga el mercado para dar su apoyo a las cuentas.

Los dos partidos que integran la coalición de Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, han alcanzado un acuerdo para aprobar los presupuestos generales del Estado de 2022. El pacto se ha producido gracias al compromiso de sacar adelante una ley de vivienda que la formación morada consideraba imprescindible para dar su apoyo a las cuentas y que será aprobado en un Consejo de Ministros extraordinario este jueves.

La futura ley tiene como objetivo "contener" e incluso "reducir" los precios del alquiler, según el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Aun así, la diputada de En Comú Podem Aina Vidal ha celebrado que el PSOE "finalmente haya entrado en razón" y que el Gobierno de coalición haya llegado a un acuerdo para regular los alquileres, entre otras cosas limitando los precios a los grandes tenedores, y ha dicho que están "prudentemente contentos".

El acuerdo alcanzado, según han explicado a Efe fuentes de Podemos, incluye la regulación de precios para bajar por ley los alquileres en base al índice de referencia para todos los contratos en las zonas de mercado tensionado y la retirada de privilegios fiscales. Para los pequeños propietarios -uno de los aspectos que preocupaba mucho a los socialistas- se congelan los precios y se les incentiva para que bajen la renta a sus inquilinos.

ASí, forzará a los grandes propietarios a bajar los alquileres en las zonas tensionadas y a los particulares a congelarlos, pero además, se contempla un impuesto para gravar la vivienda vacía a través del recargo del IBI hasta el 150 %, que podrán aplicar los ayuntamientos.

La nueva ley apuesta por el parque público de alquiler, con una reserva del 30 % de todas las promociones para vivienda protegida (de este 30 %, la mitad irá destinado a alquiler social).

Se salva de este modo, ha dicho Vidal en rueda de prensa en el Congreso, "el escollo más importante" para que Unidas Podemos apoye los presupuestos generales del Estado de 2022. "Estamos más cerca", ha dicho, al aplaudir que finalmente se haya impuesto "el sentido común".

Tras conocerse el acuerdo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reservado uno de los principales detalles: un bono de vivienda para los jóvenes, que contempla ayudas de 250 euros al mes durante dos años, y que beneficiará a jóvenes entre 18 y 35 años, con ingresos menores a 23.725 euros y ayudas directas a familias vulnerables.

Fuentes de la formación morada han asegurado que las ministras de Trabajo, Yolanda Díaz, y de Derechos Sociales, Ione Belarra, han sido las que han cerrado el acuerdo en materia de vivienda por la parte de Unidas Podemos en el Ejecutivo, y que en este momento siguen negociando fijar un tope mínimo del 15 por ciento en el impuesto de sociedades.

La ministra y líder de Podemos aseguraba este sábado que "para que haya acuerdo de Presupuestos tiene que haber acuerdo en vivienda" que incluya la regulación de los precios del alquiler, ya que, a su juicio, la ley de vivienda se ha retrasado de manera "injustificable".

En una entrevista publicada este sábado en Huffington Post, Belarra exige también que se incluya un tipo mínimo efectivo del impuesto de sociedades del 15 % en las futuras cuentas de 2022, con el que calcula que se podrían recaudar entre 3.000 y 8.000 millones de euros al año.

En cualquier caso, Belarra aseguraba a última hora de este martes que desconocía la creación, anunciada por el presidente Sánchez, del bono vivienda de 250 euros. "No está incluida en la Ley de Vivienda... pero no pasa nada, el presidente puede hacer los anuncios que le parezca oportuno".

La ministra de Derechos Sociales acercaba posiciones con el ala socialista del Gobierno este lunes al aceptar la regulación de los alquileres para los grandes tenedores de vivienda (más de diez) y dejar al margen a los pequeños propietarios como le ofrecía el ministro de Presidencia, Félix Bolaños.

En todo caso, Podemos lograba imponer así su agenda, ya que los socialistas han tratado de desvincular la ley de vivienda de la negociación de los presupuestos generales del Estado.

Intervención de precios

Según lo acordado, serán las comunidades autónomas las que deberán solicitar al Gobierno la declaración de zonas de mercado de alquiler tensionado. Una vez aprobada la ley "en las próximas semanas" y publicada, el Ejecutivo se da un plazo de 18 meses para elaborar con los gobiernos regionales un índice de precios de referencia para aplicar luego esas bajadas.

Aunque a los propietarios de viviendas en alquiler en estas zonas se les obligará a congelar el precio, si están dispuestas a bajarlo, se les aplicarán bonificaciones fiscales suficientes como para que les salga a cuenta.

Además, la futura ley también obligará a reservar para vivienda protegida el 30% de las promociones y a destinar la mitad de ese porcentaje a alquiler social, con lo que el Gobierno confía en "incrementar de manera muy notable el parque público", según Bolaños.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
4 comentarios