www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

La Ley Maestra, ley de contención de la "Ley Celaá"

jueves 07 de octubre de 2021, 19:45h

El Gobierno de la Comunidad de Madrid quiere asegurarse el derecho a la libre educación en nuestra Comunidad, tanto en el sistema público, como en el concertado sin olvidar, como no, la educación especial. Pero para ello se hace indispensable, y necesario, elaborar un modelo que evite la ley sectaria que quiere implantar la izquierda social-comunista, la llamada “Ley Celaá”. Ese el objetivo esencial de la Ley de la Comunidad de Madrid, la Ley Maestra.

El proyecto de la Comunidad garantiza las plazas suficientes para atender la demanda y, sobre todo, la libre elección de los padres en el modelo educativo que desean para sus hijos. Pero, además, el proyecto atiende especialmente a los alumnos con necesidades educativas especiales, un modelo que amenaza el gobierno de Pedro Sánchez y su ley aprobada gracias al apoyo de separatistas y radicales. El proyecto madrileño garantiza la inclusión, acceso y permanencia de estos alumnos en el sistema educativo y la creación de centros escolares de educación especial adecuados a las necesidades de los alumnos que no puedan ver satisfechas en los centros ordinarios.

El objetivo no es fácil. Estamos gobernados por un Gobierno Central formado por una izquierda sectaria y radical, y liberticida, que quiere laminar la educación concertada y especial, y el derecho de la libre elección de centro educativo. Una ley aprobada a espaldas de la comunidad educativa, en plena pandemia, sin consensuar con las comunidades autónomas y sólo con el apoyo de los socios de gobierno: comunistas y separatistas para implantar un modelo que quede a la intemperie de sus postulados ideológicos.

Y es por ello que las 117 enmiendas conjuntas presentadas por PSOE y Unidas Podemos muestran el objetivo de la gratuidad, acabar con la enseñanza concertada y suprimir la libertad de elección de las familias como criterio para mantener o reducir aulas. Y sobre todo, asegurar el control de la educación por parte de la Administración en todos los procesos educativos. Muy al contrario de lo que se pretende con la nueva ley de la Comunidad de Madrid: Más información a las familias, garantizar que las familias conozcan el proyecto educativo, las actividades que se realizan en cada centro educativo, en contraste con la imposición ideológica de la izquierda. Y por supuesto, garantizar los máximos estándares de calidad basados en los principios del esfuerzo, el mérito y la capacidad. Mantener el bilingüismo es necesario porque ese ha sido uno de los pilares esenciales del modelo educativo madrileño. Desde el Gobierno regional se apuesta, en todo caso, por el consenso de todos los sectores educativos y el acuerdo político que permita la aprobación de esta ley con el mayor apoyo posible. Una Ley que reconoce la excelencia, el esfuerzo, el mérito, la gratitud a la labor del profesor, valores que hoy en día, son más que necesarios reconocer en nuestra Sociedad.

Miriam Rabaneda

Diputada del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
0 comentarios