www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Aurora Venturini: Las primas

domingo 10 de octubre de 2021, 21:02h
Aurora Venturini: Las primas

Prólogo de Mariana Enriquez. Tusquets. Barcelona, 2021. 218 páginas. 18,00 €. Libro electrónico: 9,99 €.

Por Aránzazu Miró

Si hubiera leído esta novela sin saber nada de su autora, sin conocer en qué circunstancias obtuvo en 2007 en su país –Argentina- el Premio Nueva Novela del diario Página/12 y hubiera también pasado por alto el prólogo de Mariana Enriquez en que explica todo esto y más, creería que tenía entre las manos una novela feroz de una talentosa nueva voz narrativa de mujer.

Pero con toda esa otra información, lo que se produce es un contraste neuronal interesante: la ferocidad de la novela se mantiene -claro que sí−, y se añade la consternación ante esa joven manera de entender la vida y sobre todo de enfrentarse a su escritura por parte de una autora, Aurora Venturini, que hizo todo eso vaya usted a saber hace cuántos años. No está claro en qué fecha compuso ella un texto que en 2007 envió a la convocatoria de concurso en ese formato que solo alguien muy antiguo era capaz de mantener y guardar: un atado de páginas escritas a máquina de escribir −ese adminículo que ahora enseñamos como antigualla y que nuestros hijos toquetean extasiados ante los movimientos del carro o el sonido del tecleo−; páginas escritas, que no impresas, como la costumbre me hacía teclear.

Ganó ese concurso y se editó la novela cuando su autora tenía ochenta y cinco años, tras una vida escribiendo, traduciendo, editando; es ahora (tras su muerte sucedida en 2015) cuando emprende nuevo recorrido, en que merece una lectura atenta como lo que es: fruto de una nueva narrativa en que la mujer desprende en la escritura tantos reductos como se han venido callando.

Aurora Venturini escribe en Las primas sobre la familia, la suya, trasmutando las características de todos sus integrantes en taras. A la manera del realismo mágico pero trascendiéndolo, porque la única magia en su realismo es el histrionismo que convierte a sus personajes en trascendidos sensoriales o físicos. ¿Quién podría reconvertir a su propia familia en seres alterados? Aurora Venturini lo consigue, y desde esa mirada se enfrenta y nos enfrenta a nosotros a los fantasmas que quiere hacernos ver desde la magia de su narrativa.

En su novela los personajes son solo femeninos; los hombres han desaparecido o merecen hacerlo, y sobre todo sus papeles, con todo y ser causantes de violencia, son siempre deleznables. Las mujeres, esas primas y sus madres, las tías, la familia al completo, no son reflejo de una novela coral. La protagonista y también narradora es una, la exitosa pintora rebautizada como Yura Riglos, gracias a quien mejora la situación económica de la familia, desde la que viviremos su triunfo y los devenires familiares.

En esta novela de mujeres y que narra la vida desde el mundo de la mujer hay abusos, abortos, muertes, venganzas, sexo y su incomprensión, y también, cómo no, la profesión más antigua. Es una novela que narra la crudeza de la realidad de tantas mujeres sometidas a un círculo vicioso que les ha venido impidiendo su independencia.

También es una novela sobre el lenguaje, sobre la nueva narrativa, sobre la búsqueda de nuevas formas de escritura. La voz de la protagonista se desarrolla a partir de la necesidad de escribir, o de la evolución en su capacidad de narrar y de los usos a los que se aferra. Que son impactantes, nuevos, diferentes. Cualquiera diría que surgen de la voz de mujer de una joven actual. Actual desde luego que lo es, la voz de Aurora Venturini, pero como reflejo de una vida experimentada que eclosionó en una narrativa explosiva que conecta a la perfección con esa búsqueda de la nueva escritura de mujer que viene reivindicando un puesto propio en el mundo editorial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios