www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Arthur Brand: Los caballos de Hitler

domingo 10 de octubre de 2021, 21:06h
Arthur Brand: Los caballos de Hitler

Traducción de Ariadna Molinari. Espasa. Barcelona, 2021. 266 páginas.19,90 €.

Por Jorge Pato García

El mundo del arte es sin duda alguna y a partes iguales apasionado y oscuro. Apasionado porque todos aquellos que se dejan fascinar por las obras de arte van a vivir esa casi dependencia por la adquisición y disfrute personal de dichas obras. Oscuro, porque siempre está el velo de las falsificaciones y del mercado negro que enturbia el esplendor que nos brinda.

Arthur Brand es uno de los más reconocidos de detectives de arte de todo el planeta. A lo largo de sus años de profesión ha llegado a recuperar obras cuyo valor superan los 220 millones de euros, cifras astronómicas que casi se escapan de la mente del común de los mortales. Desde mosaicos bizantinos a obras de Picasso, Dalí y otros grandes de la historia del arte.

En esta ocasión, ha decidido plasmar en esta novela la vivencia personal que le llevó a uno de sus mayores éxitos, la recuperación de dos caballos de bronce muy apreciados por Adolf Hitler Y que inicialmente estaba previsto que se instalasen en una de las fachadas de la cancillería del Reich en Berlín, dentro de uno de esos faraónicos proyectos que elaboró el arquitecto de cabecera del régimen nazi, Albert Speer.

Más que una novela nos encontramos casi en una película, al uso de las de Indiana Jones, ya que además el autor no nos cuenta una historia de oídas sino que ha experimentado en primera persona todo aquello que se recoge en estas páginas.

Desde el inicio de esta historia con una reunión con uno de los tipos más peligrosos en el mundo del arte hasta el esclarecimiento de dónde se encontraban estos famosos caballos, Brand va a navegar a través de un océano de riesgos en el cual se cruzara con neonazis, exagentes de la KGB y otra serie de oscuros personajes involucrados en la venta en el mercado negro de estas dos esculturas.

Nunca el adjetivo de trepidante ha podido tener mejor cabida que en esta historia. Además la gran diferencia con todas las películas del famoso arqueólogo de látigo y sombrero de ala ancha es que aquí no hay grandes escenas de acción ni guiños humorísticos, lo único que hay es la realidad de lo vivido y los peligros reales a los que se enfrentó el protagonista y autor de este libro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios