www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Autobiografía

André Lorant: El loro de Budapest

lunes 08 de noviembre de 2021, 00:14h
André Lorant: El loro de Budapest

Traducción de Alfonso Martínez Galilea. Fulgencio Pimentel. Feliu de Guixols (Girona), 2021. 414 páginas. 22 €. Libro electrónico: 12,99 €.

Por Aránzazu Miró

Nuestro autor comienza irritado, y no nos explicará la aparición del loro en el título hasta el final en que a modo de despedida evoca ese otro título tan similar, El loro de Flaubert, escrito en 1986 por Julian Barnes: «Una carta de Flaubert confirmaba el dato: el loro, escribió, permaneció en su escritorio durante tres semanas, al término de las cuales su visión comenzó a irritarle». Este otro loro, el de André Lorant, estaba bordado en la tela de un cojín que su madre había cosido durante el tiempo de gestación del autor.

La infancia como reducto que André Lorant no considera paraíso ocupa un libro que él mismo califica de «introspectivo». De ese «loro que Flaubert tomó prestado del Museo de Rouen y colocó en su mesa de trabajo mientras escribía Un Coeur simple, en donde recibe el nombre de Loulou» que nos sitúa Barnes, llegamos al que evoca Lorant para concluir el libro de memorias en que narra su regreso a «Hungría, el país de mi infancia, del que por otra parte abomino, por haber sido el lugar en que padecí mis peores desdichas», en un viaje que realiza a la búsqueda de los orígenes perdidos.

Es un libro autobiográfico que recuerda El mundo de ayer de Stefan Zweig en el periplo cultural que realiza André Lorant por la situación que vivió en su Budapest natal en que padece primero el hostigamiento nazi para acabar en la no menos dañina dictadura comunista antes del exilio a París. Narra ese viaje en busca del tiempo abolido en que confrontará los recuerdos de lo vivido (años 1940-1956) con el recorrido en el presente (año de 1997) mientras intenta entender ese «pesado disfraz del emigrado que vuelve a su país de origen», tras una vida plena vivida en la Francia que acogió a su familia.

El recorrido doble que realiza en este viaje transita una época a través de sus valores y el entorno cultural que le ha acompañado; destaca especialmente la música que le entusiasma: «las notas penetraban todo mi ser, temperaban mi melancolía y calmaban mis frustraciones». «La escritura autobiográfica consiste sobre todo en profundizar en uno mismo», y eso es lo que hace André Lorant recorriendo la ciudad de Budapest y un país que abandonó cuatro decenios atrás, mientras rememora las dificultades políticas, religiosas y el entorno cultural: «Tengo una partitura que descifrar, pero no puedo verla completa de ninguna forma», lo que le impele -dirá-, a enfrentarse a los recuerdos de forma lineal: «Debo renunciar a la sinfonía y limitarme a desgranar mi melodía, la cadena de mis recuerdos.»

En esos recuerdos que se alternan con la realidad con que topa en el presente del viaje, iremos al teatro, a la ópera, visitaremos museos, escucharemos grabaciones musicales, recalaremos en lecturas, y también nos manifestará su indignación contra la historia de los escritores comunistas: «¡Qué enorme daño nos hicisteis [...], al fin puedo decirlo, vosotros, los intelectuales a sueldo de Moscú!».

Es un libro con «indefinida nostalgia [que] se apodera de mí» que nos permite entender un momento histórico y cultural del enclave europeo que es Hungría, en que «el tiempo se contrae y se espesa, los sucesos se confunden con la memoria» y André Lorant se permite reflexionar sobre el perdón, el remordimiento, la religión (la católica y la de la «estrella difamante») en que la música sirve como metáfora para analizar la vida, pero también como salvación.

«El perdón me es indiferente, lo que me importa es dejar memoria de cosas que a menudo han sido ocultadas en este país, y ser el testigo único de algunas que me siento obligado a transmitir a las futuras generaciones», concluye el especialista en Balzac en este viaje a los años de infancia antes de regresar finalmente a «París, a mi casa».

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios