www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

La inacción del Gobierno, ante el otoño más caliente

EL IMPARCIAL
sábado 20 de noviembre de 2021, 08:49h

El malestar popular contra el Gobierno sigue aumentando y ya puede verse en las calles. Frente a la propaganda oficial del Ejecutivo, que repite su eslogan de “no dejar a nadie atrás”, se multiplican las protestas, manifestaciones y movilizaciones del más diverso signo que dejan translucir que la situación social dista de ser idílica. Transportistas, agricultores, policías, guardias civiles, funcionarios de la justicia, sanitarios, estudiantes, pensionistas… Sánchez se enfrenta a un otoño caliente que muestra los desajustes económicos, cada vez más preocupantes.

Lejos del rebote automático de la economía una vez levantadas las restricciones para frenar los efectos de la pandemia, la riqueza perdida no se recupera al ritmo esperado y, por el camino, se han añadido dificultades como el encarecimiento de la energía, la subida generalizada de los precios, los cuellos de botella en la cadena de suministros y los desajustes entre la oferta y la demanda.

Pedro Sánchez, sin embargo, lejos de preocuparse y atender las reivindicaciones de estos colectivos, centra la acción de su Gobierno en sortear la Constitución para complacer a sus siniestros socios y liquidar la transición democrática.

Como ha declarado José Luis Martínez-Almeida, es “acojonante que, con la situación que tenemos en estos momentos en España, el Gobierno vuelva a recurrir al comodín de Franco” al enmendar la Ley de Memoria Democrática para poder investigar y juzgar los crímenes de la dictadura. Porque, mientras, la inflación ha subido un 5 por ciento, el precio de la luz está en sus máximos históricos, a pesar de las promesas de Sánchez de atajar la situación; la cacareada recuperación económica, en fin, no se está produciendo.

Hay un ejemplo reciente que retrata a la perfección la actuación del Gobierno. Después de dos meses del comienzo de la erupción del volcán de La Palma, después de pasearse siete veces por la isla para aparentar su preocupación, Pedro Sánchez ha declarado que el Ejecutivo está “actualizando la valoración de los daños.” Esto es; no ha movido un dedo, ni siquiera ha llegado un euro de los 200.000 que prometió para ayudar a los damnificados, a las miles de familias que han perdido sus casas y que se han quedado sin trabajo. Desconoce que, de momento, los daños están cifrados en mil millones de euros. La inacción del Gobierno es más que preocupante. Es el origen de que no se resuelvan los grandes problemas que afronta España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (18)    No(0)

+
1 comentarios