www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

De géneros

domingo 21 de noviembre de 2021, 19:25h

Nos hallamos en el cotidiano de la queja, vamos de sorpresa en sorpresa y de disgusto en disgusto por lamentables escenarios políticos, económicos y sanitarios que sufre nuestro país, y todo ello es alimentado por modernidades con las que nos inundan y acosan esos grupos feministas extremos que todo lo magnifican hasta límites surrealistas o abstractos. Los géneros, las inclusividades y adoctrinamientos de infancia y juventud que nos pretenden imponer contra natura no solo nos conduce a la alucinación sino que nos lleva por un camino peligroso pues a éste paso la gente no sabrá muy bien qué y quién es ni como debe circular por la vida.

Como un poco de humor puede ser un soplo de aire fresco quiero compartir algunas reflexiones que hacía en compañía de gente siempre inteligente y abiertamente positiva. Parece que hoy día, casi desde la infancia se podrá escoger libremente el sexo o variantes de género a los que una persona quiere pertenecer y así mismo establecer en el registro civil la decisión que se tome con cambio de nombre incluido de forma que un Eduardo pueda salir llamándose Jennifer o una Isabel, en adelante Paco.

Pues bien, no voy a profundizar en el análisis de si la nueva Jennifer pretenda jugar al fútbol, vóley o pértiga femenino ni el nuevo Paco acceda a la gimnasia rítmica, deportiva o acuática con barra de equilibrios y paralelas asimétricas incluidas. Solo de pensarlo me duele.

Allá cada cual pero no les auguro las consecuencias a las federaciones deportivas ni a la organización social de la ciudadanía.

A todo ello si se abren esas posibilidades yo me pregunto y me apunto a que puestos a escoger podamos escoger la edad que tenemos. Si un adolescente se siente anciano y cansado podría registrar su edad en sesenta, setenta u ochenta años y acceder a la jubilación y prestaciones de la tercera edad de igual forma que maduros y ancianos que se sienten jóvenes, obtener la edad veinte o treintañera para tener el carnet joven, becas de estudios, programas Erasmus e intercambios juveniles. Incluso beneficiarse de no haber alcanzado todavía la mayoría de edad con lo cual cualquier delito social o fiscal debería tratarse con la justicia del menor, es decir centros tutelados y poco más.

Existiría pues una libertad de movimientos y acciones que ampliaría el marco de relación social entre barbas y faldas, canas, calcetines y pantalón corto con sombreros y bastones en una atractiva mezcolanza sin género ni edad. Unos podrían correr el maratón de la tercera edad y otros acudir a los exámenes de segundo grado y colonias juveniles de verano. Simples reflexiones que darían mucho de sí.

Y para finalizar el divertimento podemos hasta imaginar una total solución para el tema tan punzante y reclamado como es la igualdad. Si los hombres nos declaráramos todos mujeres con registro civil y todo, el colectivo social sería todo femenino salvo pequeñas variantes con lo cual desaparecerían inmediatamente los problemas de violencia de género y acoso siendo cualquier episodio convivencial y de trato juzgado y resuelto de forma totalmente normalizada entre iguales.

No existirían más las cuotas y porcentajes de género en listas políticas, consejos de administración, cargos públicos y responsabilidades. Los sueldos, actividades sociales, permisos de maternidad, lenguajes inclusivos y tratamientos protocolarios, serían automáticamente equiparables pues todos seriamos mujeres en toda su amplitud del concepto, quizás con la única diferencia que unas engendrarían y otras no. Pero bueno, pelillos a la mar.

El tema que han planteado algunas firmas autorizadas sobre una sociedad de zánganos y abejas reina quedaría obsoleta y periclitada pues todas seríamos abejas reina y los zánganos desaparecerían de la faz de la tierra, o al menos de nuestra tierra, porque allá en arabia y oriente no me atrevería a certificarlo.

Se podría profundizar en cada uno de los conceptos y soluciones pero con el simple enunciado, de entrada podemos aseverar que resolveríamos de golpe bastantes problemas que al parecer hoy corroen y torturan a mucha gente.

Mariano Gomá

Presidente de España Cívica

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios