www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ensayo

Jon Lee Anderson: El dictador...

domingo 12 de diciembre de 2021, 20:50h
Jon Lee Anderson: El dictador...

Prólogos de Juan Villoro y Carlos Manuel Álvarez Rodríguez. Traducción de Antonio Prometo-Moya. Anagrama. Barcelona, 2021. 386 páginas. 19,90 €. Libro electrónico: 15,99 €.

Por Alfredo Crespo Alcázar

En El dictador, los demonios y otras crónicas se recopilan algunos de los trabajos más famosos del periodista norteamericano Jon Lee Anderson. Se trata de textos que publicó principalmente a comienzos del siglo XXI en The New Yorker, lo que aporta un valor histórico notable, en tanto en cuanto permite recordar cómo actuaron décadas atrás determinados actores y trazar comparaciones con la actualidad. En este sentido, cada capítulo lo dedica a un personaje concreto al que contextualiza de forma pormenorizada, mostrando sus antecedentes biográficos.

Hay determinados políticos que ocupan un mayor espacio en la obra que tenemos entre manos. Uno de ellos es el ya fallecido Hugo Chávez, al que el autor entrevistó en varias ocasiones, acercándose también a su núcleo más cercano. Esta parte adquiere gran relevancia ya que podemos apreciar cómo el chavismo trató de alterar los equilibrios de poder en América Latina (acercamiento a Bolivia, Nicaragua o Ecuador vs antagonismo permanente con Colombia) y la red de aliados que tejió, siempre con el petróleo como moneda de cambio.

Igualmente, determinados rasgos observables actualmente en el país caribeño, como la inseguridad y la delincuencia, ya se hallaban en los momentos de máximo apogeo del chavismo, aquellos mismos en los cuales recurría al manido y retórico recurso de estigmatizar a Estados Unidos, aun cuando la superpotencia, movida por la guerra contra el terrorismo global, prestaba escasa atención a lo que acontecía en su otrora patio trasero. En palabras del autor: “La situación actual de América Latina podría compararse con la de los años sesenta, cuando Estados Unidos estaba atascado en el conflicto de Vietnam y su prestigio internacional estaba por los suelos” (p. 328).

El otro personaje de referencia en la obra es Fidel Castro. Fueron habituales las estancias de Anderson en La Habana, destacando la etapa del “periodo especial” de los años 90, una década en la que situación económica de la isla empeoró notablemente tras la implosión de la URSS. No obstante, delación, nacionalismo y desplazamiento de responsabilidad se mantuvieron constantes en el funcionamiento del comunismo cubano, sin olvidar la reiteración machacona de la revolución (y de sus logros, más supuestos que reales), pese a que el fervor ideológico había desaparecido entre los integrantes de las nuevas generaciones.

España también goza de presencia en la obra, encarando temas que siguen generando intenso debate a día de hoy. Por un lado, el autor se muestra vaticinador puesto que en su crónica de 2009 abordaba la polémica cuestión de la memoria histórica, si bien Jon Lee Anderson se centra solo en las víctimas del franquismo, sin conceder espacio a aquellas otras provocadas por el bando republicano. Por otro lado, se ocupa de los amenazados por ETA durante la etapa de “socialización del terror”, entrevistando a referentes éticos como Fernando Savater o María San Gil. Sin embargo, el hecho de que otorgue cabida en su crónica a representantes del nacionalismo vasco, tanto moderado como radical, provoca que varias veces asuma de manera un tanto acrítica el mantra de que el gobierno de José María Aznar ahogaba política y culturalmente las expectativas de Euskadi, como reflejan las siguientes palabras de Otegi: “Nos proponemos que se consulte sobre la soberanía política. Lo que enciende el conflicto, y también la lucha armada, es la imposición de una cultura extranjera” (p. 242).

En definitiva, una obra amena y dinámica en la que a través del binomio entrevistas-crónica, Jon Lee Anderson analizó y describió determinados episodios de relevancia, asociados siempre a una figura concreta a la que disecciona en profundidad. El autor es capaz de ordenar innumerables testimonios y personajes, dotando de coherencia al relato y sin dejarse llevar solo por la anécdota.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios