www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Sánchez, chantajeado de nuevo por sus socios de Gobierno y legislatura

EL IMPARCIAL
domingo 26 de diciembre de 2021, 09:27h

Cada día que pasa, a Pedro Sánchez le cuesta más mantener el apoyo de sus socios de Gobierno y legislatura. Para aprobar los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso tuvo que ceder al chantaje de ERC, Bildu y PNV con unas exigencias que nada tienen que ver con las cuentas del Estado: la catalanización de las plataformas digitales y el impulso a la liberación de los presos etarras. Tuvo que tirar de chequera y el Gobierno prometió subvencionar el capricho de los separatistas y después de la transferencia de Instituciones Penitenciarias al País Vasco, prosiguió con el acercamiento de los criminales a las cárceles vascas.

Y ahora, después de sudar tinta para convencer a la patronal y a los sindicatos y pactar un amago de derogación de la normativa laboral de Rajoy, se ha topado con el rechazo de ERC, Bildu y el PNV a “la reforma blanda” y los tres partidos ya anuncian que no apoyarán el decreto en el Parlamento. Si así fuera, la nueva normativa se quedaría estancada y el proyecto estrella del Gobierno de coalición quedaría aparcado y la normativa del PP seguiría en vigor.

Sánchez espera impaciente conocer las nuevas exigencias de sus socios de legislatura. Está dispuesto a dejarse chantajear para no hacer el ridículo y verse obligado a mantener la reforma laboral de Rajoy, lo que levantaría en armas a Yolanda Díaz, que ya anda bastante desmadrada.

Mientras, ERC y Bildu, aliados inseparables, urden sus siniestras peticiones. Dicen que rechazan la derogación porque no es más que un leve maquillaje a la normativa anterior. Pero saldrán por peteneras. Para calentar el ambiente, ERC ha arremetido contra el discurso del Rey por hablar tanto de la Constitución y Bildu sigue organizando homenajes a los criminales etarras, burlándose de Sánchez y de su promesa de acabar con los “ongi etorri”. Nada nuevo. El presidente, bamboleándose ahora en la hamaca de La Mareta, regresará para acatar los deseos de sus siniestros socios y sacar adelante la nueva reforma laboral. Pero puede encontrarse en una encrucijada. Porque Bruselas y la patronal no parecen estar dispuestos a tragar los sapos que se zampa sin pestañear Pedro Sánchez para atornillarse en el poder.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (18)    No(0)

+
2 comentarios