www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NATURALEZA

La tasa de mortalidad de los árboles se dispara debido al cambio climático

Las selvas tropicales relictas del noreste de Australia, una de las selvas tropicales más antiguas y aisladas del mundo.
Ampliar
Las selvas tropicales relictas del noreste de Australia, una de las selvas tropicales más antiguas y aisladas del mundo. (Foto: Alexander Schenkin)
miércoles 18 de mayo de 2022, 17:27h

Los árboles de las selvas tropicales de Australia están muriendo el doble de rápido desde la década de 1980, aparentemente debido al impacto del cambio climático, según los hallazgos de un estudio internacional a largo plazo publicado hoy en Nature. Esta investigación ha encontrado que las tasas de mortalidad de los árboles tropicales se han duplicado en los últimos 35 años, ya que el calentamiento global aumenta el poder de secado de la atmósfera.

El deterioro de dichos bosques reduce el almacenamiento de biomasa y carbono, lo que dificulta cada vez más mantener las temperaturas máximas mundiales muy por debajo del objetivo de 2°C, como exige el Acuerdo de París.

Este nuevo estudio, dirigido por investigadores del Centro de Investigación Ambiental Smithsonian, la Universidad de Oxford, y el Instituto Nacional de Investigación para el Desarrollo Sostenible (IRD) francés, ha utilizado registros de datos excepcionalmente abundantes de las selvas tropicales de Australia.

Según los científicos, las tasas promedio de muerte de árboles en estos bosques se han duplicado en las últimas cuatro décadas. Los investigadores encontraron que los árboles viven alrededor de la mitad del tiempo, lo cual es un patrón consistente en todas las especies y sitios de la región. Y los impactos se pueden ver desde la década de 1980, según el equipo.

"Fue impactante detectar un aumento tan marcado en la mortalidad de los árboles, con una tendencia consistente en la diversidad de especies y sitios", indica David Bauman, ecólogo de bosques tropicales del Smithsonian, Oxford y el IRD, y autor principal del estudio.

"El factor impulsor probable que identificamos, el creciente poder de secado de la atmósfera causado por el calentamiento global, sugiere que pueden estar ocurriendo aumentos similares en las tasas de muerte de árboles en los bosques tropicales del mundo. Si ese es el caso, los bosques tropicales pronto pueden convertirse en fuentes de carbono, y el desafío de limitar el calentamiento global muy por debajo de los 2 °C se vuelve más urgente y más difícil", afirman los científicos.

Las selvas tropicales intactas son grandes almacenes de carbono y hasta ahora han sido "sumideros de carbono", actuando como frenos moderados en la tasa de cambio climático al absorber alrededor del 12% de las emisiones de dióxido de carbono causadas por el hombre.

Al examinar los rangos climáticos de las especies de árboles que muestran las tasas de mortalidad más altas, el equipo sugiere que el principal impulsor del clima es el creciente poder de secado de la atmósfera. A medida que la atmósfera se calienta, extrae más humedad de las plantas, lo que provoca un mayor estrés hídrico en los árboles y, en última instancia, un mayor riesgo de muerte.

Cuando los investigadores analizaron los números, mostraron además que la pérdida de biomasa de este aumento de la mortalidad en las últimas décadas no ha sido compensada por las ganancias de biomasa del crecimiento de los árboles o la replantación. Esto implica que el aumento de la mortalidad se ha traducido en una disminución neta del potencial de estos bosques para compensar las emisiones de carbono.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios