www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SALUD

¿Qué es la viruela del mono? Contagio, síntomas, tratamiento...

¿Qué es la viruela del mono? Contagio, síntomas, tratamiento...
Ampliar
EL IMPARCIAL/Efe
jueves 19 de mayo de 2022, 19:05h

La viruela símica es una zoonosis viral rara, que produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela, aunque menos graves. Según informa la Organización Mundial de la Salud, la viruela de mono fue detectada por primera vez en los seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congo.

Desde entonces, la mayoría de los casos notificados proceden de regiones rurales de la selva tropical de la cuenca del Congo y el África occidental, en particular de la República Democrática del Congo, donde se considera endémica. En la primavera de 2003 se confirmaron casos de viruela símica en los Estados Unidos. Fue, en esa ocasión, cuando se detectó por primera vez la enfermedad fuera del continente africano.

En los casos iniciales, la infección se produce por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados. En África se han descrito infecciones humanas resultantes de la manipulación de monos, ratas gigantes de Gambia o ardillas infectados.

Se considera que los roedores son el principal reservorio del virus. Un posible factor de riesgo es la inadecuada cocción de la carne de animales infectados. "La transmisión secundaria o de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente o materiales de la lesión", señala la OMS.

Síntomas

El periodo de incubación suele ser de 6 a 16 días, aunque puede variar entre 5 y 21 días. La infección, que puede dividirse en dos periodos, da fiebre, cefalea intensa, inflamación de los ganglios, dolor lumbar, mialgias y astenia intensa entre los días 0 y 5. Después, se han descrito síntomas como erupción cutánea que, por lo general, afecta primero al rostro y luego se extiende al resto del cuerpo. Las zonas más afectadas son la cara (en el 95% de los casos), las palmas de las manos y las plantas de los pies (en el 75% de los casos).

La evolución del exantema desde maculopápulas (lesiones de base plana) a vesículas (ampollas llenas de líquido), pústulas y las subsiguientes costras se produce en unos 10 días. La eliminación completa de las costras puede tardar hasta tres semanas.

La viruela símica suele ser una enfermedad autolimitada con síntomas que duran de 14 a 21 días. Los casos graves se producen con mayor frecuencia entre los niños y su evolución depende del grado de exposición al virus, el estado de salud del paciente y la gravedad de las complicaciones.

Cepa leve y con buen pronóstico

La cepa de viruela del mono presente en España provoca en general afectaciones leves y es mucho menos contagiosa que la covid, pues requiere de un contacto estrecho y prolongado entre personas, según la coordinadora de la unidad de salud internacional del Hospital del Mar de Barcelona, Judit Villar.

En declaraciones a Efe, Villar ha señalado que, a partir de los primeros casos identificados en Madrid, "es esperable que a lo largo de los días vayan apareciendo en otras comunidades", por eso "es fundamental estar en alerta" para que el sistema pueda diagnosticar los casos y saber cómo tratarlos.

En todo caso, la también doctora adjunta del servicio de enfermedades infeccionas del Hospital del Mar ha remarcado que, de las dos que existen, la cepa importada es la "leve" y "en general el pronóstico es favorable. Además, algunos estudios apuntan que tienen una mayor protección las personas vacunadas de la viruela, inmunógeno que solo tienen los mayores de 40 años porque se dejó de administrar cuando quedó erradicada.

Villar ha precisado en todo caso que "la tasa de contagio es mucho mas baja que la covid", ya que, si bien es verdad que se puede haber transmisión por vías respiratorias, es mediante secreciones y no por aerosoles.

En este sentido, la viruela requiere de contactos "estrechos y prolongados" para el contagio, que puede ser a través de gotas de saliva, mucosas, no se descarta también los fluidos sexuales -aunque no está demostrado-; y sobre todo a través de las lesiones cutáneas, que son "muy infecciosas", según la especialista.

En una primera fase, la viruela puede provocar fiebre, malestar general, dolor articular y de cabeza intenso, síntomas que pueden confundirse con otros virus, pero al cabo de unos días pueden aparecer estas lesiones cutáneas que sí son características y que se concentran en cara, plantas de manos y pies, y genitales. Así, "hay que estar muy atento a las lesiones cutáneas características, porque podemos detectar casos y cortar cadenas de transmisión", ha indicado la doctora.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios