www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Theodor Kallifatides: Timandra

domingo 22 de mayo de 2022, 22:37h
Theodor Kallifatides: Timandra

Traducción de Carmen Vilela Gallego. Galaxia Gutenberg. Barcelona, 2022. 192 páginas. 19 €. Libro electrónico: 11,99 €.

Por David Lorenzo Cardiel

El rumor del mar se transforma en un murmullo incesante cuando la luz del astro rey deja de bañar la tierra. Las frágiles llamas de las lámparas de aceite tintinean en la oscuridad, como lejanas estrellas. De repente, las voces inundan los muelles, las calles, las viviendas. Un pálpito, el estrépito de los sollozos, los golpes de pecho. La noche se quiebra y la duda queda, por fin, convertida en verdad: la flota ateniense ha sido completamente hundida en la desembocadura del río Egospótamos, a duras penas han escapado un puñado de trirremes. Atenas, quien venció a las todopoderosas hordas del persa Jerjes y aniquiló la inmensidad de su armada, queda ahora a merced del enemigo, de un ejército espartano y de sus aliados, que no tendrán piedad con la ciudad, sus habitantes y la democracia.

Theodor Kallifatides se ha convertido en uno de los grandes autores europeos de los últimos tiempos. Nacido en Grecia en 1938 y habiendo pasado el grueso de su vida en Suecia, donde aún reside, ha escrito más de cuarenta libros en los que ha trabajado géneros tan diversos como la narrativa, el ensayo o la poesía. No obstante, es en los últimos tiempos cuando su más reciente producción literaria ha comenzado a cautivar lectores con especial énfasis. En España, la editorial Galaxia Gutenberg está haciendo una labor impresionante con la literatura de Kallifatides. De hecho, casi una colección dedicada al autor, por lo que si en un futuro deciden tomar esta iniciativa desde aquí y con mi -creo- buen juicio lector les invito a dar ese paso. En 2019 comenzaron la labor con Otra vida por vivir, que continuó con El asedio de Troya, Madres e hijos, y Lo pasado no es un sueño. Todas ellas tienen en común un rasgo fundamental: Kallifatides vuelve su mirada a la matria cultural, a sus mitos, a su historia, a la esencia, a la realidad palpitante de sus habitantes, convertidos en personajes en sus novelas.

Aprovechando quizás la fascinación perenne que la época clásica produce entre los lectores, Theodor Kallifatides acaba de publicar Timandra, que el sello barcelonés ha editado traducida al castellano y al catalán. En esta ocasión, el autor griego toma como escenario la Guerra del Peloponeso, una de las contiendas civiles, si se mira desde el prisma cultural heleno, que sacudieron los cimientos de la antigüedad clásica occidental.

El intento aqueménida de adentrarse en el continente europeo más allá de la colonia de Bizancio, en el Bósforo, desestabilizó el equilibrio belicoso entre ciudades-estado más o menos duradero que sostenía el ambiente de la Hélade. Tras la guerra, Atenas se había convertido en una rica talasocracia con un poder militar centrado, ante todo, en la capacidad de despliegue de su fuerza naval, la punta de lanza que les permitió defender sus colonias en Anatolia y a sus aliados de la Liga de Delos. En oposición, Esparta y sus socios, la Liga del Peloponeso, representaban un modelo más tradicional que el de la democracia ateniense, y reivindicaban en nombre de un mayor tradicionalismo una mejor posición en el escenario político.

Durante veintisiete años, ambas potencias combatieron para tratar de someterse mutuamente. Aquellos largos años de penuria, epidemia sin fin y masacre mutua entre griegos, los refulgentes tiempos que habían vivido los atenienses de la mano de próceres como el célebre Pericles quedaron mermados bajo la definitiva tutela espartana.

Timandra toma la voz protagonista de una mujer, de una hetera. Una «compañera», en el sentido más literal y dulce de la palabra. En realidad, una prostituta refinada, exquisita y mínimamente educada, capaz de acompañar en sociedad, que servía a un puñado exclusivo de amantes. Kallifatides sumerge al lector en la condición humana mediante una destreza literaria más que brillante. De la mano de Timandra, el lector conocerá no solo el contexto de la Atenas del siglo V a.C., sino el del que fue uno de sus máximos exponentes y que mejor explican la volatilidad de la que se nutrían las lealtades y la política griegas: Alcibíades, el mismo estratego y orador que defendió la trampa espartana que fue la desastrosa expedición a Sicilia, aunque él no la comandó. Salvador en combate de la vida de Sócrates (y viceversa), servidor tanto de Atenas como de Esparta y Persia. Pero, además, hombre virtuoso, famoso por su inteligencia, que se rodeó de los sabios, filósofos y sofistas de su momento histórico.

Timandra recorre el destino de su amante, que acepta con voluntad férrea. La guerra, el amor, la siempre dubitativa lealtad y el riesgo permanente a ser asesinados por enemigos políticos tintinea en las páginas de esta novela prodigiosamente bien escrita, apasionante y breve, que toma, en mi parecer, el prisma adecuado para enfrentar la escritura de novela histórica: siempre desde la mirada del personaje, nunca de grandes acontecimientos. Quizá hay un aspecto que debo señalar que en justicia me ha resultado un poco desquiciante, y es la recurrencia a la tensión que soporta la protagonista durante las primeras páginas, que el autor estira según avanzan los capítulos. Un episodio desasosegante con clara intención estructural, y a la vez con el fin de generar intriga que, como comprobarán los lectores que se animen a adentrarse en esta magnífica novela, será clave.

Timandra, de Theodor Kallifatides, es una novela rutilante. Fresca, interesante, capaz de mantener indómita la atención del lector y muy, muy atractiva. Traducida del griego moderno por Carmen Vilela Gallego, quienes elijan este libro a medio camino entre la novela histórica y la de aventuras disfrutarán de una lectura apasionante. Les invito a descubrir a Timandra y al vasto universo que la rodea. No se arrepentirán.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios