www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Relatos

Emma Cline: Papi

domingo 03 de julio de 2022, 17:41h
Emma Cline: Papi

Traducción de Inga Pellisa. Anagrama. Barcelona, 2022. 235 páginas. 19,90 €. Libro electrónico: 10,99 €.

Por Aránzazu Miró

El secreto de que la literatura norteamericana suene tan reconocible creo que no es tanto por ese ir al grano, la escritura directa que tanto se les ha valorado, como por el contexto en que se inscriben sus historias. El trasfondo en que se sitúan. Debe ser así, porque la escritura descarnada a la manera en que lo hace Emma Cline, con su vigor joven, se produce y publica también en el ámbito europeo, y con éxito.

Sin embargo, de inmediato asalta al lector esa sensación de reconocimiento del entorno. En la recopilación de narraciones que es Papi, además, el lugar coincide en muchas de ellas con la California natal de la escritora, y el mundo de la producción cinematográfica como trasfondo también adquiere presencia.

Papi recoge diez relatos que la escritora Emma Cline (Sonoma, California, 1989) había publicado, fundamentalmente, en revistas como The New Yorker, pero también en Tin House, The Paris Review y Granta, donde ha recibido elogios y la han incluido en selecciones. Son relatos escritos antes -algunos- de la novela que le dio fama y con la que, además de ganar el Shirley Jackson Award, ha sido finalista en certámenes importantes; muchos de ellos se sitúan entre esa primera novela, Las chicas y la más reciente novela corta, Harvey (Anagrama, 2021) tras la que su editorial castellana ha querido rescatar estos relatos.

Si su primera novela narra un hecho histórico que ella, por su juventud, no ha vivido, como es la matanza ocurrida en la secta Manson en 1969, mostrando muy buena mano en la narración en tiempo real alternado con el tiempo diferido de una adolescente que vivió la fascinación de la secta y que lo rememora ya de anciana, deja clara su magnífica percepción de los sentimientos y la captura de la psicología de los personajes.

En estos relatos, todos situados en un presente mucho más cercano a su realidad, demuestra el dominio que tiene para plasmar situaciones de conflicto, que en ocasiones ni siquiera hace explícito, en las visiones de los diferentes personajes, con una viveza del lenguaje y un uso de la estructuración muy interesantes.

Todos rondando las veinte páginas, consigue adentrar al lector en una atmósfera en que entendemos cómo viven en ese entorno norteamericano y sus contrastes, y cómo sienten y se angustian: hay encuentros familiares con sus particulares demonios, hay consumo de psicotrópicos, hay abusos sexuales, hay episodios violentos que provocan la expulsión de un chaval del colegio, aunque en este caso como en otros, no importa el hecho producido sino las consecuencias y sobre todo, cómo afecta a cada uno de los implicados.

Ella misma nos apunta: «Era como un manual introductorio sobre el hecho de ser humano, sobre las decisiones que uno podía tomar». Efectivamente, eso es lo que propone Emma Cline en la lectura de sus narraciones, porque sus personajes viven «una serie de encuentros que les sucedían pero que no les afectaban nunca verdaderamente, al menos en la versión adaptada: sus personajes eran imperturbables y omniscientes». Así nos muestra la vida, de la urbana a la rural en ese entorno californiano. Donde sus personajes viven como si de una película se tratara: «Estaban acostumbrados a los secretos, todos ellos, a una vida vivida en paralelo a la vida real.» Cline se mete tan bien en sus personajes que rebosan credibilidad.

Tras estos relatos publicó una novela corta de nuevo basada en un episodio real, el del juicio por abusos que dio origen al movimiento Me Too, en que de nuevo nos mete en el personaje para captarlo en su esencia. Me refiero a Harvey tras la que Anagrama le ha publicado esta recopilación de relatos. Muy interesantes introspecciones vitales del conflicto interior

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios