www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

OCTAVOS DE FINAL

Wimbledon. Un buen Rafa Nadal mete a España en cuartos de final

Wimbledon. Un buen Rafa Nadal mete a España en cuartos de final
Ampliar
lunes 04 de julio de 2022, 22:00h
El astro balear superó a Van de Zandschulp en tres sets, exhibiendo un estado de forma destacado.

Rafael Nadal está ya en los cuartos de final de Wimbledon. El mejor deportista español de la historia sigue creciendo en su tenis después de haberse sometido a un nuevo tratamiento para gestionar su dolencia crónica en el pie izquierdo. Este lunes se midió al neerlandés Botic van de Zandschulp y se cantó victoria por un claro 6-4, 6-2 y 7-6(8). La Pista Central del All England Club asistió al rendimiento más sólido del balear en lo que va de torneo londinense. Se impuso sin fisuras, con un juego industrial que acabó contaminando de dudas al rival.

Con 36 años, el balear impuso su ley con astucia y un gran despliegue físico. Sigue sumando sensaciones dentro del renacer que anhela, esa posibilidad de competir sin arrastrar molestias o dolores. En esta fecha llegó incluso a regalar a la apasionada tribuna un puñado de golpes de elevada calidad técnica, aunque se centró en llevar a cabo el plan serio de juego. Esa era la estrategia pensada por su cuerpo técnico y esa fue la hoja de ruta cumplida con menos apuros de los previstos, pues el 21º cabeza de serie había disparado las expectativas sobre su avance en el campeonato en las rondas previas.

Van de Zandschulp comenzó enchufado el encuentro y trabajó una igualdad que se estiraría a lo largo del set inicial. Sólo con 5-4 en el marcador aceleró un Nadal centrado en darle buena manutención a su servicio. En ese instante arrancó un break decisivo para adelantarse en el choque (6-4). Y el jugador nacido Wageningen acusó el golpe de inmediato, pues se vio ante una enorme montaña a escalar. El manacorí había comenzado una entrada en erupción, más agresivo y atacante, que le condujo a una escapada también en la segunda manga.

Empezó el parcial concediendo la primera bola de break en contra, mas reaccionó salvándola y destrozando la seguridad del neerlandés con su servicio. Al resto afiló su despliegue Rafael, en el mejor tramo de tenis que ha ofrecido desde que volvió a jugar en la hierba londinense tras tres años de ausencia. Con la tribuna a sus pies puso el lazo con un 6-2 y no levantó el pie del acelerador hasta haberse colocado 5-2 en el tercer set. El volcánico devenir de su zurda, con buena variedad de golpes y alturas, reforzó la idea elaborada en los entrenamientos: reducir errores y si se detecta debilidad en la otra trinchera hay que desencadenarse con todo.

Sólo aflojó la intensidad el balear cuando le faltaba un juego para sellar la paliza. Entonces resurgió la convicción de un desbaratado neerlandés que atinó a conducir la manga definitiva al tie-break. En cambio, ahí resolvió el 22 veces ganador de Grand Slam. Sin pestañear. Cuando no lució tan brillante supo dominar desde el aplomo, para acceder a los cuartos de final del 'major' británico por octava vez en su trayectoria deportiva. Ganó al gigante holandés -1,91 metros-, que ha pasado en menos de un año del puesto 117º del mundo a asentarse en el Top-25. Le domó y acumuló más contenido ilusionante para lo que viene.

"Intentaremos seguir aumentando el nivel"

"Personalmente, con todas las cosas que han pasado en los últimos dos meses, estar en cuartos después de tres años (sin competir en hierba) es increíble", proclamó a pie de pista. Le espera en la siguiente ronda el estadounidense Taylor Fritz, el contendiente contra el que perdió la final del Masters 1.000 de Indian Wells este mismo año -al jugar lesionado de las costillas-. Estoy en cuartos porque he hecho las cosas lo suficientemente bien para estar aquí. Contra los dos rivales más difíciles, los he ganado en tres sets. He estado a un nivel cuando lo he necesitado. Esto es importante: cuando la exigencia ha subido, yo he estado preparado para subir mi nivel. Esto es lo más positivo", analizó.

"Intentaremos seguir aumentando el nivel y si no lo consigo, pues me iré para casa", añadió, antes de reflexionar sobre su inercia en el torneo en comparación con sus victorias en el Abierto de Australia y Roland Garros, en este 2022. "Los otros dos torneos terminaron en victoria, aquí falta mucho. En Australia estaba jugando bien, tenía buenas sensaciones después de un periodo difícil de no competir. Roland Garros fue difícil y aquí estamos como estamos, con la ilusión de estar en cuartos de final. Aceptando las cosas como van viniendo. Estoy en cuartos, que es lo importante. Respeto mucho el día a día", razonó. Y se despidió remarcando lo siguiente: "Soy realista y estamos en cuartos de final, no puedo esperar que tenga un rival fácil en un torneo como Wimbledon. Estamos en una ronda en la que tengo que jugar bien para ganar". Nada de triunfalismos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios