www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 1

Premier League. Triunfo del Chelsea, pinchazo del Liverpool y goleada del Tottenham

Premier League. Triunfo del Chelsea, pinchazo del Liverpool y goleada del Tottenham
Ampliar
(Foto: E.I.)
EL IMPARCIAL/Efe
sábado 06 de agosto de 2022, 20:41h
El cuadro blue gana gracias al gol de Jorginho; Salah rescata un punto para el vigente subcampeón de la Premier ante el Fulham y el equipo de Conte vence 4-1 al Southampton.

El Chelsea se ha impuesto este sábado por la mínima al Everton gracias al tanto de penalti de Jorginho en un encuentro donde ha debutado el español Marc Cucurella, fichado esta semana por el combinado londinense.

Darwin Núñez, el atacante uruguayo que debe hacer olvidar a Sadio Mané, no ha defraudado en su estreno en la Premier League, ha marcado un gol y ha dado otro, pero no ha sido suficiente y el Liverpool se ha dejado los primeros puntos a las primeras de cambio en su visita al Fulham (2-2), un recién ascendido que fue siempre por delante.

Por su parte, el Tottenham ha remontado el tanto inicial de James Ward-Prowse y se ha impuesto por 4-1 al Southampton gracias a los goles de Ryan Sessegnon, Eric Dier, Mohammed Salisu en propia puerta y Dejan Kulusevski.

Un penalti desatasca al Chelsea

Por insistencia en el primer tiempo, más que por claridad, desborde y ocasiones, el Chelsea ha solventado su atasco contra el Everton por un gol de penalti al borde del descanso de Jorginho y por dos paradas de Edouard Mendy, una en cada tiempo, que sostuvieron al conjunto londinense, con Marcos Alonso, en el foco del Barcelona, fuera de la convocatoria.

El último millonario fichaje del bloque de Thomas Tuchel, traspasado este viernes desde el Brighton, aguardó entre los suplentes hasta el minuto 74, cuando empezó su recorrido en el Chelsea, que, a nivel global, manejó la posesión durante casi todo el duelo, pero fue demasiado previsible frente al repliegue que propuso Frank Lampard, leyenda 'blue' y ahora en el banquillo del Everton, al que salvó del descenso hace unos meses.

El Chelsea amagó mucho, surcó el área, se sintió casi siempre con el control relativo a través de la pelota (también porque su rival se lo permitió cuando se echó por iniciativa propia hacia atrás), pero se quedó en poco en los últimos metros, donde de verdad se marcan las diferencias, salvo en la internada de Chilwell en el minuto 51 aún del primer tiempo que provocó el penalti que le permitió solucionar el duelo.

La pena máxima la transformó Jorginho. Su ejecución frente a Pickford -el portero se lo paró en la final de la Eurocopa 2020 en el choque entre Italia e Inglaterra en Wembley- fue milimétrico. No sólo engañó al guardameta, que se lanzó para su izquierda cuando el lanzamiento fue a su derecha, sino que lo ajustó tanto al poste, raso, que habría sido imposible que lo hubiera alcanzado de haber acertado el lado al que estirarse.

El gol alivió al Chelsea, que había dispuesto de alguna ocasión antes, como el gol anulado a Sterling en un fallo de Pickford que fue invalidado por la posición de fuera de juego del atacante, aparte de una docena de saques de esquina, pero que también se asustó con el cabezazo anterior de Tarkowski al que voló Mendy con suma agilidad.

Ya no estaba sobre el terreno Godfrey, lesionado aparentemente de gravedad en el Everton antes del cuarto de hora. Fue retirado en camilla, con su pierna derecha inmovilizada, entre el aplauso de sus aficionados, tras ser atendido durante varios minutos sobre el mismo césped. La apariencia es una dolencia importante en el tobillo derecho. Lampard perdió entonces a un defensa. Una hora después se quedó sin otro: Yerry Mina, por una lesión muscular. Otro contratiempo.

Ya entonces, el Everton había cambiado algo la dinámica del partido. Conforme el Chelsea con su mínima ventaja, el equipo de Liverpool se sintió con más recorrido, tampoco sin excesivas ocasiones, pero con una presencia en el otro campo que antes no había ni percibido, aunque fuera tan intermitente como insustancial, salvo en un pasaje concreto.

En un saque de esquina, Mendy falló primero para arreglarlo después con otra intervención clave frente al remate franco de Doucoré que repelió con todo para sostener el 0-1 a su favor, del que ya no hubo más sobresaltos y en el que Marc Cucurella provocó una de las mejores ocasiones del segundo tiempo del Chelsea. Jugó 26 minutos. Entró en el 74. El partido se fue hasta el 100.

El Fulham desactiva al Liverpool en el primer tiempo

Sin Mané, triunfador la víspera en su debut en la Bundesliga, ni ninguno de sus fichajes en el campo de entrada, el conjunto de Jürgen Klopp sufrió para evitar la derrota frente a un equipo ascensor, que regresa a la Premier acreditado por su condición de campeón de la Championship, por su historia y fogosa afición, pero con pocas aspiraciones más allá de evitar un nuevo descenso.

Y, sin embargo, asentado en su presión y en el acierto de Alexandr Mitrovic, el Fulham desactivó por completo en la primera mitad al subcampeón, que pese a presentarse en Craven Cottage avalado por su triunfo en la Supercopa inglesa frente al Manchester City no tuvo más forma de crear peligro en ese primer tiempo que las acciones individuales de Luis Díaz.

Al atacante colombiano le anularon un gol al cuarto de hora por fuera de juego de Andy Robertson y disparó al palo en el 38, cuando los reds ya estaban en desventaja por el tanto de Mitrovic. Muy poco juego para el que se supone que es, junto al City, el principal candidato al título.

Mitrovic ya había avisado al minuto de juego, cuando aprovechó un error de Alexander-Arnold y disparó pegado al poste de Alisson, acertó pasada la media hora, de nuevo dejando en entredicho al lateral red, al que superó en el salto para cabecear un centro pasado del congoleño Neeskens Kebano.

Sin Thiago, sustituido con molestias por Harvey Elliott, y con Darwin Núñez en el campo al poco de comenzar la segunda mitad, el Liverpool pareció recuperar el mando gracias al uruguayo, que equilibró el partido, a los 63 minutos, con un precioso taconazo para dejar claro que tiene sitio entre los mejores.

Media hora por delante y el partido como le gusta, pero el subcampeón europeo no ha ajustado aún sus piezas y Mitrovic, autor de 42 goles la pasada campaña y máximo artillero de su equipo en pretemporada, supo aprovecharlo. Forzó un penalti del holandés Van Dijk y devolvió la ventaja a los locales (m.72).

El esperado arreón final le sirvió a los de Klopp para esquivar la derrota, al aprovechar Salah un pase de Darwin ocho minutos después y para creer en el triunfo con un remate de Henderson al larguero. Una victoria que, contra pronóstico, no se concretó. Para satisfacción del resto del "Big Six".

El Tottenham y Kulusevski se proponen como líderes

Con un 0-1 en contra antes del cuarto de hora, por la volea con la que Ward Prowse adelantó inesperadamente al Southampton en Londres, la respuesta del Tottenham fue rápida e incontestable, con dos goles en 19 minutos de Sessegnon y Dier con los que sofocó la rebelión de su adversario, desató la goleada, desbordó a su rival y alcanzó la victoria, liderada por Dejan Kulusevski, asistente y goleador, para postularse como líder de la Premier League en la primera jornada del torneo (4-1).

A la hora de partido, un horroroso despeje de Salisu -sin su intervención el forzado remate de Emerson no iba a ningún lado- y el 4-1 de Kusulevski, que agrandó la victoria con un plácido remate con la izquierda, sentenciaron el triunfo del bloque dirigido por Antonio Conte, cuando resurgió alguna duda, cuando su rival más le presionaba y cuando toda la superioridad que había demostrado desde entonces el Tottenham ya no era tanta.

Los dos goles tan seguidos aplacaron al Southampton, cuya puesta en escena fue prometedora... Hasta que fue devorado por el equipo londinense. El 0-1 de Ward Prowse en el minuto 12, tras una fenomenal jugada de Djenepo, en el único tiro de todo el primer tiempo de su equipo, despertó al Tottenham, que reaccionó con la voracidad de un equipo que aspira a todo y dispone de futbolistas capaces de marcar las diferencias en un segundo.

Uno es Kulusevski, cuyo impacto desde su aparición en el Tottenham ha sido formidable. Su partido fue imponente, como el centro con la izquierda que regaló a Sessegnon, a su llegada por la otra banda para remachar de cabeza, y a su equipo el empate en el minuto 21. El centro fue más de medio gol. Igual que lo fue el envío de Son Heung Min superada la media hora en el 2-1, peinado por Dier, ante el desplome del Southampton.

No le dio ya para rebatir la victoria del Tottenham, que rozó el 3-1 antes del intermedio con un tiro de Harry Kane; lo sintió aún más cerca cuando Sessegnon batió de nuevo a Bazunu a los 20 segundos del inicio del segundo tiempo, pero en posición de fuera de juego, y lo logró a la hora de duelo, cuando Salisu despejó tan mal que se marcó en su propia portería un remate forzado a la media vuelta, que iba fuera, de Emerson.

El partido estaba resuelto. Más aún cuando Kulusevski agrandó su actuación con un zurdazo cruzado para el 4-1. El tanto premió su encuentro, reivindicativo, cuando surge más competencia en su posición con el fichaje de Richarlison. Un choque fenomenal del desbordante futbolista de 22 años para proclamar que el Tottenham también es un aspirante a todo en la Premier. Debutaron Perisic, Lenglet y Bissouma.

Resto de resultados del 6 de agosto

Bournemouth 2-0 Aston Villa
Leeds United 2-1 Wolverhampton
Newcastle 2-0 Nottingham Forest
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios