www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Patrick Modiano: Tinta simpática

lunes 22 de agosto de 2022, 00:03h
Patrick Modiano: Tinta simpática

Durante el mes de agosto, Los Lunes de El Imparcial recuperan algunas recientes críticas más leídas de libros destacados.

Traducción de María Teresa Gallego Urrutia. Anagrama. Barcelona, 2022. 128 páginas. 17,90 €. Libro electrónico: 9,99 €. El Premio Nobel de Literatura regresa a la novela con una historia de aires detectivescos que nos sumerge de nuevo en el fascinante universo del escritor francés. Por Adrián Sanmartín

No hace muchos años, dábamos cuenta en este suplemento de la novela de Patrick Modiano (Boulogne-Billancourt, 1945) publicada después de la concesión del Premio Nobel de Literatura en 2014, Recuerdos durmientes. Ahora acaba de llegar a España la última novela del escritor francés, aparecida en su país natal en 2019. Tinte simpática es un Modiano en estado puro, una obra en la que nos sumerge en su cosmovisión y sus obsesiones -la memoria, el cruce entre pasado y presente...-, a través de una historia que se nos presenta con aires detectivescos, desarrollada en el París actual, no en la Francia ocupada por los nazis donde surgen los colaboracionistas, escenario habitual de algunos de sus títulos más emblemáticos.

Su protagonista y voz narradora en primera persona, un punto de vista bastante utilizado por Modiano, es Jean Eyben. Trabaja en la agencia Hutte, que nos recuerda a la del barón Constantin von Hutte que aparece en alguna otra obra de Modiano, como Calle de las tiendas oscuras, en un sugerente autoguiño. En la agencia Hutte, le encargan a Eyben, a petición de un misterioso cliente, el señor Brainos, que averigüe qué ha pasado con Noëlle Lefebvre, pues ha desaparecido sin dejar rastro. Eyben se vuelca en la investigación, pero no obtiene ningún resultado. Parece que a Noëlle Lefebvre se la hubiera tragado la tierra. Debe abandonar el caso, pero este se enquista en su cabeza y en su corazón, y treinta años más tarde decide retomarlo, ya sin tener que dar cuentas a nadie.

Quizá toma esa decisión porque, como él mismo confiesa, “siempre me había gustado meterme en la vida de los demás, por curiosidad y también por una necesidad de entenderlos mejor y de desenredar los hilos embrollados de sus vidas, cosa que con frecuencia eran incapaces de hacer ellos en persona porque vivían la vida demasiado cerca mientras que yo contaba con la ventaja de ser un simple espectador, o más bien un testigo, como se diría en lenguaje jurídico”.

En efecto, la vida se entreteje con hilos embrollados, es fragmentaria y escurridiza y está repleta de misterios. Afortunadamente, la gran literatura, como la de Patrick Modiano, nos plantea preguntas y arroja un poco de luz sobre la oscuridad de la existencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(0)

+
0 comentarios