www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 6 | GRUPO A

Liga de Naciones. Catarsis y champán de la España de Luis Enrique en Portugal

Liga de Naciones. Catarsis y champán de la España de Luis Enrique en Portugal
Ampliar
martes 27 de septiembre de 2022, 22:40h
Victoria con gol sobre la hora de Morata (0-1). Mejoró el equipo nacional, más cuando fue a por el partido en la segunda parte. Los lusos tuvieron oportunidades pero perdonaron. España jugará la 'Final Four'.

A 54 días del inicio del Mundial de Catar, España se descubrió este martes en una 'final'. En el particular estadio Municipal de Braga, que está localizado lindando con una cantera de piedra, el equipo de Luis Enrique debía ganar a Portugal y en condición de visitante, hecho que no había ocurrido hace 19 años. Tras cinco empates consecutivos ante el combinado luso y rumiando todavía las consecuencias que la derrota de Zaragoza, frente a Suiza, ha originado en la confianza en el plan. Casi nada. No valía rascar un punto; había que asaltar al vecino ibérico para alcanzar la 'Final Four' de la Liga de Naciones. Una instancia en la que esperaban ya Países Bajos, Croacia e Italia. Es decir, el título se antojaba accesible si se sorteaba esta última frontera. Y hubo suerte en este ejercecio de minería.

El preparador asturiano había dejado claro en la previa que este partido representaba la verdadera prueba antes del viaje hacia la cita mundialista. Para escalar la montaña mencionada sentó al centro del campo del Barça y apostó por ganar tres cualidades distintas con respecto a los atributos que aportan Gavi, Pedri y Sergio Busquets: músculo, verticalidad y capacidad llegadora. Rodri, Koke y Carlos Soler saltaron a escena, con Álvaro Morata -otro delantero apto para correr al espacio- en punta. El volantazo llamaba a competir con filo (Dani Carvajal y Jose Gayá fueron los laterales) y con ritmo. Pero la identidad pesa mucho y lo que se encontró 'Lucho' en sus jugadores fue... posesión. Circulaciones controladoras que sirvieron para aplacar el furor del graderío y poco más.

Porque al escuadrón dirigido por Fernando Santos le vale con ejercer el papel de secundario. No obstante, no hay país que acumule tanto talento en el juego directo en todo el planeta. Esta noche rodeó a Cristiano Ronaldo con Diogo Jota, Bernardo Silva, Bruno Fernandes, William Carvalho y Ruben Neves. Es decir, alineó a cinco obreros que disfrutan de un pase en profundidad exquisito. Y por esa vía, tan sencilla como cerrarse -no en su campo, sino en la medular-, recuperar y lanzar contraataques, le mostró a los españoles cómo se genera peligro. Al tiempo que los visitantes tocaban alrededor de Rodri durante el primer tiempo, con parsimonia, Unai Simón veía acercarse el veneno rival. Dudó, para empezar, con un centro pasado de Joao Cancelo, pero se rehizo para repeler un cañonazo de Neves -minuto 23- y sacar un derechazo de Jota -con una reacción de reflejos elástica, minuto 33-. Y voló en un latigazo de Bruno Fernandes que rozó la escuadra -minuto 38-.

Escasean en España regateadores y en esta fecha se repitió el problema. La pieza encargada de esta cartera, Ferrán Torres, recibió aclarados diseñados en el laboratorio para que encarara a Nuno Mendes. No le salió en las pocas veces que lo intentó -no está en su mejor momento de convicción tras perder el sitio en el Barça-. Con esa vía también taponada, la selección nacional no se llevó al descanso más que una recuperación alta y remate de Morata taponado por la zaga portuguesa -minuto 8- y un chut del atacante colchonero, también despejado, en la única combinación que desarboló a los locales -minuto 31- antes del camino a vestuarios. Eso sí, el arrojo no se negocia. Y a partir de este parámetro alimentó sus opciones la delegación visitante, más aún en una reanudación en la que sí presionaron con hambre y apretaron con valentía.

Luis Enrique metió a Busquets en el 45 de juego -sentando a Guillamón, de buen desempeño como central- y disfrazó a Rodri de defensor, mensaje de la vocación atacante exigida. Y se arriesgó a morir con cada pérdida, como evidenció el mano a mano ganado por Unai ante Ronaldo, después de un error en el pase de Carvajal. Pero cosechó llegadas al arco defendido por Diogo Costa. Morata, al que le sobra actitud -salvó a Unai tras una carrera defensiva de 70 metros-, se erigió en la referencia ofensiva del derroche coral. Y puso a prueba al portero del Oporto con varios disparos a puerta -el mejor, un zurdazo que el guardameta sacó de la cepa del palo en el minuto 73-.

La comparecencia de nombres efervescentes como Yéremi Pino y Nico Williams, legitimados, acercaron al objetivo a un equipo español mejorado. También saltaron al verde Gavi y Pedri, que con el muro luso algo cansado añadieron fluidez. El camino al desenlace apuntaba a dominio, asedio final y sustos ocasionales. Este último apartado lo rellenaron el remate de Rúben Dias que sacó Carvajal con Unai batido -minuto 70- y el desacierto de Ronaldo. El jugador del Manchester United, lento, se dejó quitar la pelota en el área pequeña por el providencial Gayá y chutó al cuerpo del meta del Athletic. Portugal se revolvía encerrado en el último cuarto de hora y aguantó hasta que en el minuto 89 Carvajal puso un centro en vuelo, Nico Williams la bajó en el segundo palo y Morata embocó el 0-1. Para desatar un festejo que sabe a reivindicación en el mejor momento.

Ficha técnica

0- Portugal: Diogo Costa; Nuno Mendes, Rúben Dias, Danilo, Cancelo; Ruben Neves (Joao Félix, min. 90), William Carvalho (Rafael Leao, min. 78), Bruno Fernandes; Bernardo Silva (Joao Mario, min. 73), Diogo Jota (Vitinha, min. 78) y Ronaldo.
1- España: Unai Simón; Gayá, Pau Torres, Guillamón (Busquets, min. 45), Carvajal; Rodri, Koke (Gavi, min. 60), Carlos Soler (Pedri, min. 60); Ferrán Torres (Nico Williams, min. 73), Pablo Sarabia (Yéremi Pino, min. 60) y Morata.
Goles: 0-1, min. 89: Morata.
Árbitro: Daniele Orsato (Italia). Amonestó a Guillamón, Bernardo Silva, Carvajal, Nuno Mendes y a Joao Félix.
Incidencias: partido correspondiente a la sexta jornada de la fase de grupos de la Liga de Naciones, disputado en el estadio Municipal de Braga.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios