www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Víctor Fernández Correas: Mühlberg

domingo 09 de octubre de 2022, 22:49h
Víctor Fernández Correas: Mühlberg

Edhasa. Barcelona, 2022. 379 páginas. 21,50 €.

Por Jorge Pato García

Quizás sea uno de los cuadros más míticos internacionales del famoso pintor Tiziano, el que representa a Carlos I en la batalla de Mühlberg. Y una batalla decisiva, en la cual podemos ver reflejado el importante terremoto sociopolítico que fue el luteranismo. Las guerras de religión sin duda alguna ocuparon un lugar importantísimo en esta parte del siglo XVI y esta es una buena muestra.

El emperador Carlos es descendiente de una estirpe regia, en la cual se entrelazan familias y reinos hasta el punto de convertirle en el Cesar del Renacimiento. Él mismo diría “vine, vi, y Dios venció” en referencia al resultado de esta batalla que ocupa el centro narrativo de esta novela. La explicación del monarca fue absoluta y también de una de esas figuras míticas de la historia de España, como fue Fernando Álvarez de Toledo, tercer duque de Alba, y una figura que aún a día de hoy sigue siendo usada para meter miedo a los niños pequeños en centro Europa.

Pero no solo se va a centrar esta novela en lo que ocurrió en ambas orillas del río Elba. También quiere servir para hacer grandes a aquellos que pasaron desapercibidos y que no ostentaban ni títulos nobiliarios ni están en los libros de Historia.

Tendremos, por ejemplo, a soldados que se enfrentan a la muerte como Cristóbal de Mondragón o Diego Cubero. También el antagonismo entre Baltasar Carrillo, un arcabucero cuyo único deseo era el de matar luteranos, y su compadre Iñigo Mendizábal, mucho más cabal y pragmático.

En las páginas de esta gran novela vamos a conocer esta parte de la intrahistoria de la batalla, los miedos y angustias que se viven en el frente. La trascendencia que tenía el resultado de este enfrentamiento. Todo ello más allá de lo que es un análisis historicista, y con la parte novelada que nos acerca mucho más a todos los personajes y a la realidad que nunca queda escrita en los trabajos de Historia.

Es una suerte de reconocimiento, tanto a una de las gestas históricas de nuestro país, como a todos aquellos que la protagonizaron y vivieron en primera persona. La mejor manera de poder honrar su memoria y colocar en el lugar que merece este episodio de la historia de España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios