www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENTREVISTA

Javier Mateo: "Espero que el cine como tal, el de las salas, no desaparezca"

Javier Mateo: 'Espero que el cine como tal, el de las salas, no desaparezca'
Ampliar
Javier Nuez
x
javiernuezelimparciales/11/6/11/23
miércoles 30 de noviembre de 2022, 18:50h

Javier Mateo Hidalgo (Madrid, 1988) realiza en De la llegada en tren a la salida en caravana: 126 hitos de la historia del cine un viaje a través del séptimo arte, año a año, película a película, apto tanto para el lector más cinéfilo como para el simple curioso.

Mateo Hidalgo destaca que, aunque se trata de un libro sobre cine, "su contenido va dirigido a cualquier persona más allá de su posible cinefilia. Por la relación que se establece con otras temáticas de investigación, abarca áreas como la historia cultural o política, la sociología, la filosofía, la ciencia, la tecnología, la estética o el arte. El séptimo arte se muestra como testimonio de todo ello al representar al ser humano en sus diferentes disciplinas e inquietudes".

Repasar la historia del cine, año a año, a través de una película. ¿Cómo surge la idea para embarcarse en un proyecto así?

Yo he tenido muy presente el cine en mi vida. Ha sido una parte muy importante de mi formación tanto profesional como sentimental. Es algo sobre lo que he trabajado mucho tanto en artículos, ensayos, críticas… y siempre tuve en mente poder hacer algo con todo ello. De sacar un libro de ensayo, mi primer pensamiento era hacerlo sobre cine y en este momento ya me encontraba preparado para afrontar el proyecto y decidí llevarlo a cabo.

¿Bucear en 126 años de historia del cine es una tarea abarcable?

Es bastante complejo porque hay muchas películas interesantes y mi reto era elegir una por año desde el inicio del cine de manera oficial en 1895 con los hermanos Lumière hasta 2021. La idea era poder escoger una película por año que fuese relevante, incluso más allá del propio cine. Quería referir cómo el cine funcionaba como espejo de lo que estaba pasando en el mundo en esa sociedad tan confusa de finales del siglo XIX y de principios del XX hasta llegar a nuestros días. Buscaba que estas películas hablasen de lo que estaba pasando en los distintos ámbitos, en las distintas disciplinas, tanto a nivel cultural, literario, filosófico, poético, musical, escenográfico, incluso obviamente cinematográfico, hasta otros como podían ser la política la ciencia o la sociología. Pretendía hacer un libro que fuese asequible no solo para los cinéfilos sino para otras personas que estuviesen interesadas en otras disciplinas y que tuviesen esa curiosidad por conocer un poco la historia a través del cinematógrafo.Francisco López Porcal, prologuista del libro, y Javier Mateo, autor, durante la presentación del libro en la librería Ocho y medio de Madrid.

Hay selecciones que se justifican por los avances técnicos o narrativos que trajeron consigo, pero luego, ¿cómo hizo para seleccionar los títulos representativos de cada año?

Cuanto más va progresando el cine más va desarrollando su lenguaje y más películas van surgiendo. Al principio pasaba lo contrario, que hay años donde uno no sabe cuál escoger porque no hay una gran cantidad de películas. Poco a poco van surgiendo muchas propuestas y hay que saber seleccionar unas y dejar apartadas otras. Quería hacer algo también heterogéneo, algo diverso, y no repetir, en la medida de lo posible, cineastas o temáticas. Tuve que dejar a un lado mis preferencias personales para dar cabida a películas que a lo mejor yo, desde mis gustos subjetivos, no habría introducido en el libro pero considero que tenían que estar por la relevancia histórica y cultural que tuvieron.

¿En qué momento el cine, que empezó como una atracción de feria, puede empezar a considerarse como arte?

El cine en sus inicios era algo prodigioso, algo que llamaba la atención del público como podía ser la mujer barbuda en las ferias. Del mismo modo que la gente se sorprendía viendo a una mujer con barba u otra clase de freaks como en aquel momento se les conocía, también les sorprendió ver que las imágenes pudieran cobrar movimiento y vida y proyectarse en una superficie como era la pantalla cinematográfica. Incluso se sabe que en las primeras proyecciones de la película de La llegada de un tren a La Ciotat, de los hermanos Lumière, la gente salió espantada porque pensaban que el tren iba a traspasar la pantalla y les iba a arrollar. Ese recorrido comercial tomó apariencia ya artística a raíz del Manifiesto de las Siete Artes de Ricciotto Canudo, donde se consideró al cine como como la séptima de las siete artes en 1911. Por entonces ya había una serie de personas que encontraban cualidades estéticas en las películas y que iban más allá de lo meramente comercial o como atracción de feria.

"Espero que el cine de las salas no desaparezca"

La llegada del sonido, del color, del digital… todas fueron revoluciones rodeadas de polémica que llevaron al cine a dar un paso adelante. ¿Estamos ahora en uno de esos momentos con la era del streaming o no es para tanto?

En ese sentido creo que hemos vuelto un poco a los orígenes ya que, en sus inicios, el cine fue concebido por Edison como una invención que debía consumirse individualmente, a través de una cajita con una abertura a la que una persona se asomaba y veía la película. Luego llegaron los Lumière y ya hicieron del cine un espectáculo de masas, permitiendo que se proyectara para una gran cantidad de personas. Pero al principio era un espectáculo individual y ahora parece que hemos vuelto un poco otra vez a ese primer momento, ya que con el auge de distintas plataformas hemos retornado al consumo individual en nuestras casas, con la comodidad que eso conlleva. Diría que incluso las series han echado a un lado al cine y han tomado su papel. Espero que el cine como tal, el cine de las salas, no desaparezca y siga consumiéndose porque, al fin y al cabo, es un espectáculo social, un acontecimiento, y eso no nos lo puede ofrecer la televisión de nuestros hogares: la gran pantalla, el espectáculo de masas.

"Falta un poco de creatividad y originalidad en el cine de hoy"

Resulta curioso que lo que en esos inicios, donde se creaban películas diseñadas para atraer al público y entretenerlo, se alababa, trasladado hoy a lo que sería el cine de efectos especiales, con la vertiente superheroica como mayor representante, es criticado por ciertos sectores más “artísticos” del séptimo arte. ¿Qué le parecen esas críticas?

Ahora el cine, entendido como espectáculo de masas y de éxito comercial, se ha convertido en un espectáculo pirotécnico de fuegos artificiales. La gente busca el entretenimiento por el entretenimiento. Ya no está esa fórmula de disfrutar aprendiendo, llevándose algo más que el puro espectáculo visual. Ahora la gente acude por los efectos especiales, las películas de superhéroes. Ese otro cine, digamos, más intelectual o profundo, ha quedado un poco relegado a un ámbito más limitado en cuanto a número de personas que lo aprecian, lo valoran y lo consumen. Espero que con el tiempo haya otro renacimiento, en ese sentido, en el que vuelvan a valorarse películas que combinen calidad y entretenimiento porque creo que es una fórmula posible. Pero actualmente se le está dando más peso a este tipo de películas vacías, siendo un tipo de espectáculo que por fuera parece muy atractivo pero que luego se encuentra carente de contenido. Faltan ideas. También estamos asistiendo a una época en la que se hacen remakes sobre películas ya existentes, biopics… A mi juicio falta un poco de creatividad y de originalidad en los proyectos, tanto por quienes los hacen posible intelectualmente como por quien los costea. Es una fórmula que debe cambiar y esperemos que así sea.

Tras hablar de pasado y presente del cine, ¿a dónde se encamina en los próximos años?

Creo que nadie tiene una idea concreta de lo que de lo que va a pasar de aquí en adelante. No solo las nuevas plataformas han desplazado al cine sino a la propia televisión, que está perdiendo cada vez más audiencia debido a que la gente prefiere consumir el formato audiovisual a través de ellas. De momento yo veo que esto va a perdurar, el entretenimiento a través de las plataformas, pero espero que en el futuro pueda convivir también con un posible nuevo auge del cine porque se propongan nuevas fórmulas y la gente acabe otra vez de vuelta a las salas. Creo que ambos lenguajes acabarán conviviendo. Así lo espero.

De la llegada en tren a la salida en caravana: 126 hitos de la historia del cine

Autor: Javier Mateo Hidalgo.

Categoría: Ensayo.

Editorial: NPQ Editores.

Año: 2022.

Páginas: 542.

Formato: 17×22 cm. en tapa blanda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios