www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CATALUÑA

El tripartito y CiU hacen piña por la inmersión lingüística en los colegios

miércoles 06 de febrero de 2008, 16:56h
De Madre, poco propensa a salir a la tribuna de oradores, ha admitido hacerlo "expresamente" por el hecho de estar "dolida e indignada" por los "ataques más bajos y más miserable contra la convivencia lingüística y social contra Cataluña", y ha admitido hacerlo "sin rubor".

La presidenta del grupo parlamentario socialista ha asegurado estar "triste" por no saber "por qué se discute", ya que la defensa de la lengua catalana no es una cuestión de "identidad", sino de "equidad".

De Madre, que tiene como lengua materna el castellano, ha defendido el catalán como el "mayor instrumento de igualdad, sólo garantizado por la inmersión lingüística en los escolares".

En alusión a las intervenciones del PP, De Madre ha criticado que "saben de sobras que no hay problema lingüístico en Cataluña", y les ha acusado de tener el catalán "como una peculiaridad que les molesta".

Desde CiU, promotores de la resolución, la diputada Irene Rigau ha criticado que el PP use "como arma electoral" la cuestión lingüística, en una apuesta "por la descatalanización de Cataluña".

"La inmersión es necesaria, y ha sido el modelo más eficaz para hacer ciudadanos eficientes en dos lenguas, el mejor instrumento para que se adquieran lenguas sin perder estima por la propia lengua", ha añadido Rigau, y ha recordado el aval del Tribunal Constitucional al modelo de inmersión.

El diputado de Ciutadans Albert Rivera, que ha propuesto una enmienda a la totalidad de la resolución, ha criticado la "imposición" de un modelo "de obsesión lingüística obligatoria, no de libertad", y ha lamentado que se ponga la cohesión social como "excusa".

El texto de la resolución presentada por CiU y apoyada por el tripartito establece: "El Parlamento de Cataluña manifiesta su apoyo al modelo educativo vigente en Cataluña desde la recuperación del autogobierno catalán, que ha contribuido a la cohesión social y a la formación de los alumnos en un marco de calidad de la enseñanza e igualdad de oportunidades".

El Parlamento recuerda "la necesidad de que el despliegue de las competencias en materia de educación se desarrolle de acuerdo con el nuevo Estatut, que establece el derecho de todos los catalanes y catalanas a recibir la enseñanza en catalán como lengua vehicular, a alcanzar el conocimiento suficiente oral y escrito en catalán y castellano y a no ser separados en centros ni en grupos o clases diferentes por razón de su lengua habitual".