www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

el imparcial visita el lugar de trabajo de la ministra más joven del ejecutivo

Todo sobre el despacho de Bibiana Aído

miércoles 21 de enero de 2009, 21:18h
EL IMPARCIAL ha visitado este miércoles el Ministerio de Igualdad, ubicado en un marco privilegiado como es el punto de encuentro entre la Gran Vía madrileña y la Calle Alcalá. Desde su última planta –cuenta con siete-, se disfruta de una panorámica de la capital desde la que se contempla el Círculo de Bellas Artes, el Banco de España, la Plaza de Cibeles e incluso la Puerta de Alcalá. Igualdad, nacido hace pocos meses, se hizo con un edificio que antes ocupó la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y que exigía reformas. Lejos de la suntuosidad con la que se ha descrito en ocasiones su interior, este periódico se ha encontrado con obras, provisionalidad y, por ir despejando dudas, unas instalaciones funcionales y austeras.

Se cifró en 60.000 euros el coste de la remodelación del despacho de Bibiana Aído. La cantidad real se acerca –algo menos de 55.000 euros-, pero con el matiz de que no han sido destinados únicamente al espacio de trabajo de la ministra sino también a una sala de juntas, un vestíbulo, la secretaría o zonas de trabajo.



La visita se centró en la tercera planta, en la que se sitúan estas salas que conforman el "corazón" de Igualdad. Algunas de las paredes han sido tapizadas “por exigencias del guión”, ya que el edificio invitaba a hacer algunos arreglos cuando llegó el nuevo inquilino. El tono predominante es el marfil, que viste algunas paredes y sillones. Las sillas de trabajo son negras, las típicas con ruedas, así como las mesas y el material de oficina. No hay arte, tampoco ostentación. De hecho, el mobiliario ha sido adquirido en una conocida firma de venta por catálogo, lo que desmiente las informaciones que apuntaban a que la ministra exigió un espacio “de autor”.

¿Cómo es el despacho de Bibiana Aído? Se trata de una prolongación de la sala en la que trabajan otros compañeros. No hay cuatro paredes, no hay puerta, lo que facilita un entorno de trabajo más cercano e interactivo. En este sentido, fuentes de Igualdad han matizado que la mayor parte de los ministros comparte esta distribución para, de ese modo, facilitar una labor codo con codo con asesores y secretaría.

El despacho de Aído se divide, sin paredes de por medio, en un rincón de trabajo, en el que se encuentra su mesa y los asientos, ambos de la citada y convencional marca de material y mobiliario de oficina, y otro espacio con tres sillones en tono marfil en torno a una elegante pero sencilla mesa. Apenas un par de pequeños cuadros y, eso sí, algunas fotografías en las que se ve a Aído con el presidente del Gobierno, el resto de ministros o Felipe González. Muy cerca de su mesa, un retrato de los Reyes. A su espalda, ya con una pared de por medio, el vestíbulo. No muy lejos, la sala de juntas, con la típica mesa interminable, numerosos asientos a su alrededor y el de la ministra, como no podía ser de otra forma, presidiendo.

Será la crisis, o quizá la austeridad con la que todo recién llegado a un hogar arranca una nueva etapa. Aún hay obras por un edificio con presencia predominante de mujeres. El único lujo de la antigua sede de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones son las vistas, que este periódico quiere compartir con ustedes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.