www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Mundodemierda, feo y podrido

Laila Escartín Hamarinen
miércoles 04 de febrero de 2009, 21:47h
¿Os suena www.zeitgeistthemovie.com? Os la recomiendo encarecidamente; se esté o no de acuerdo con ella, aporta un punto de vista completamente distinto al que llevan los medios de comunicación masivos, y os abrirá la mente.

El mundo es un sitio muy feo y lleno de maldad, miseria, necedad y porquería. Pero también es un sitio muy bello, lleno de magia, amor y belleza. La capacidad del ser humano es increíble: su posibilidad de evolucionar, su inteligencia, su potencial cerebral. Es una pena que utilicemos tan mal nuestro talento excepcional.

Todo empieza en la infancia. Recibimos una educación de mierda (perdonad que me exprese con esta vulgaridad, pero la educación en cuestión la merece) tanto por parte de los padres como de las instituciones educativas. Nos enseñan todo tipo de imbecilidades, pero no nos enseñan lo que es realmente importante: a mirar dentro de nosotros, a investigarnos y a conocer a fondo nuestra alma, nuestra inteligencia, nuestro consciente y nuestro subconsciente. Nadie nos explica cómo funciona la psique humana –o sea, nuestra psique, mi psique –, lo cual significa que tenemos en nuestras manos una máquina prodigiosa cuyo funcionamiento es un misterio para nosotros. Esto a su vez nos augura una vida de mala calidad, y la imposibilidad de explotar al máximo los dones y los talentos que poseemos por el mero hecho de ser homo sapiens sapiens. A raíz de este funcionamiento sólo a medias de nuestra inmensa capacidad cognitiva y emocional, nos quedamos medio ciegos, sordos y lelos y nos dejamos engañar por los medios de comunicación manipulados por los grandes poderes económicos del mundo. Y así acabamos construyendo día tras día, con nuestros humildes ladrillitos, un mundo de mierda, feo, podrido, malvado y corrupto, donde los dueños de todo –las cuatro o cinco familias de banqueros – no dudan en sacrificar a miles de personas por conseguir enriquecerse un montón más. Y nosotros nos dejamos degollar lentamente como corderitos dóciles, en vez de pelear por arrancarnos los parches que nos tapan la visión y morder al verdugo. (Continuará.)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios