www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Nace la firma Anta Banderas

Banderas entra en el mundo del vino en la Ribera del Duero

miércoles 27 de mayo de 2009, 20:29h
Desde hace años, el actor malagueño Antonio Banderas es uno de nuestros personajes más internacionales. Residente la mayor parte del año en Estados Unidos, junto a su esposa, la actriz Melanie Griffith, se ha convertido también en uno de los mejores embajadores de nuestra gastronomía en aquel país, por ejemplo, de los aceites de oliva Virgen Extra, cuya calidad ha pregonado durante mucho tiempo.
Después de muchos años dándole vueltas a la idea de poner en marcha un proyecto bodeguero en su país natal, Antonio Banderas acaba de concretarlo en la Denominación de Origen Ribera del Duero, a la que están adscritas Anta Bodegas, situadas en la localidad burgalesa de Villalba de Duero, de las que ha adquirido el 50 por 100 de su accionariado. Nace así la firma Anta Banderas, que conservará las marcas de los vinos y el diseño de las etiquetas.

La bodega de la familia Ortega
Anta es una joven bodega fundada en 1999 por Teodoro Ortega, con una inversión inicial de 30 millones de euros. Actualmente la dirigen sus hijos, Federico y Teodoro. Tiene una capacidad de producción de un millón y medio de botellas anuales, que se comercializan en toda España y se exportan a los principales países de América, Europa y Asia.

De sus 235 hectáreas de viñedos propios, ubicados en Villalba de Duero y en Nava de Roa, en pleno corazón de la Ribera del Duero, proceden cuatro tintos (Anta a4, Anta a10, Anta a16, y A de Anta, un vino de alta gama que se puede adquirir en la propia bodega por alrededor de 160 euros) además de Anta Rosado. Todos han obtenido muy buenas calificaciones en las publicaciones especializadas. Así, tanto el A de Anta 2004 (que ha pasado 18 meses en barrica) como el Anta a16 2005 (16 meses en barrica) han conseguido 92 puntos en la última edición de la Guía de Vinos Repsol, que se distribuye conjuntamente con la acreditada Guía.

Ambos tienen, en su composición, un 75 por 100 de uva Tempranillo, a la que se añade un 25 por 100 de Cabernet Sauvignon en el caso del A de Anta, y un 20 por 100 del Cabernet Sauvignon y un 5 por 100 de Merlot en el caso de Anta a16. Se trata de dos vinos que podrán seguir consumiéndose hasta 2012.

Tanto en Villalba como en Nava, la totalidad de los viñedos se cultivan en espaldera con arreglo a los más modernos criterios agrícolas. En Villalba hay 70 hectáreas a una altitud de 800 metros, pero su climatología es algo más cálida que la de Nava, donde se cultivan algo más de 140 hectáreas a una altitud de 850 metros. Las diferencias existentes permiten cultivar cada variedad en su microclima más idóneo, en lo que demuestra un compromiso por la calidad y también la sostenibilidad.

El actor se involucrará en la producción del vino
Tras alcanzar el acuerdo con Banderas, Federico Ortega, presidente de la bodega, ha destacado que el actor es “un apasionado del mundo del vino y, para nosotros, es un orgulloso que nos haya seleccionado como socios. Juntos seguiremos apostando por la calidad y dotaremos al proyecto de una mayor dimensión internacional”. Banderas ha mostrado, por su parte, una gran predisposición a involucrarse personalmente en todos los procesos de producción del vino.