www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

crisis de la confesión

Las mujeres pecan más de soberbia, los hombres, de lujuria

miércoles 03 de junio de 2009, 13:30h
El Dicasterio Vaticano dedicado a la Confesión ha explicado que las mujeres pecan más de soberbia y envidia y los hombres de lujuria y gula. Además, la Santa Sede habla de una crisis del sacramento de la confesión tan sólo cuatro de cada diez católicos confiesan sus pecados.
El pecado capital número uno de los hombres es la lujuria, seguido por la gula, mientras que la mujeres pecan primordialmente por soberbias y después por envidiosas, según unas declaraciones del teólogo de la Casa Pontificia, padre Wojceich Giertych, que recoge el diario La Stampa.

Las mujeres y los hombres pecan de forma diferente y ello se ve cuando se estudia cómo se comportan ante los pecados capitales refirió el teólogo de la Casa Pontificia, padre Wojceich Giertych. "Para los hombres el pecado más difícil de afrontar es el de la lujuria, después la gula, la pereza, la ira, la soberbia, la envidia y la avaricia, mientras que para las mujeres el más peligroso es el de la soberbia seguido de la envidia, la ira, la lujuria, la gula y la pereza", agregó.

Además, la lista de pecados mortales se prolonga e incluye "la manipulación genética, los experimentos con personas, la contaminación ambiental, la droga, la injusticia y la desigualdad social, causar pobreza y la riqueza excesiva", según ha explicado el Dicasterio Vaticano dedicado a la Confesión.

Dicho Dicasterio ha lanzado la voz de alarma por la crisis del sacramento de la confesión: el 30 por ciento de los fieles católicos no considera necesario confesarse, el 10 por ciento lo considera un impedimento en el diálogo con Dios y otro 20 por ciento tiene dificultad de expresar sus propios pecados.

Según datos de la Universidad Católica de Italia, sólo cuatro católicos de diez se confiesan. Para recuperar el sacramento de la confesión el papa Benedicto XVI va a publicar un "vademecum" destinado a confesores y directores espirituales, refiere el diario. La publicación aparecerá en el contexto del Año Sacerdotal que el Pontífice abrirá el próximo 19 de junio en San Pedro, anunció el arzobispo Mauro Piacenza, Secretario de la Congregación para el clero. Para el arzobispo, la confesión "no es el diván del psicoanalista ni el de un psiquiatra, hay que recuperar el sentido del pecado".