www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

en el CaixaForum de Barcelona

La Fundación La Caixa revitaliza su pintura con [i]Figuraciones[/i]

jueves 18 de junio de 2009, 14:55h
La Fundación La Caixa desempolva su colección de arte contemporáneo, iniciada en 1985, para mostrar en el CaixaForum de Barcelona la revitalización que experimentó la pintura en los años 80 de la mano de artistas como Miquel Barceló y Ferran García Sevilla.
La muestra Figuraciones agrupa 12 obras de gran formato pertenecientes a la entidad, muchas de las cuales no se habían mostrado nunca en Barcelona o sólo en la exposición 26 pintores, 13 críticos: panorama de la pintura joven española' que se organizó en 1982 y germen de la que se presentó este jueves.

"Ahora recordamos aquel momento en el que la pintura volvió a la figuración después de años de ser minimalista y conceptual", vuelco que hizo precisamente "para renovar la propia abstracción", indicó hoy la directora de la Colección de Arte Contemporáneo Fundación La Caixa, Nimfa Bisbe.

Para Figuraciones, que se podrá ver desde el viernes y hasta el 27 de septiembre, se eligió lo más expresionista, y no sólo de artistas nacionales: Anselm Kiefer, con su Dionisio Aeropagita - El orden de los ángeles (1984-1986; en la imagen) el italiano Enzo Cucchi, con un recuerdo a Arthur Riembaud en el exilio, y el norteamericano Julian Schnabel, con El Quijote se encuentra a Corleone (1983), son algunos de ellos.

También hay una pintura de Georg Baselitz, Madre negra con niño negro (1985), muy influenciada por su colección personal de arte africano y que en esta muestra sirve para dar la bienvenida a una sala en la que el factor común es lo primitivo: A. R. Penck le dedica un tríptico a Jean-Michel Basquiat, con gran influencia de los "grafitti" que vio en Nueva York, y un Miquel Barceló que empezaba a despuntar, con influencias de Picasso y los neosalvajes alemanes de la época.

En la obra de Barceló, Mapa de carne (1982), se aprecia un inicio de metamorfosis, tema que posteriormente desarrolló en sus naturalezas muertas. De las Islas Baleares también es Ferran García Sevilla, nombre clave en el retorno internacional a la pintura en los 80 y que en Músicas lejanas o doble voz (1981) aúna jeroglíficos, arte rupestre y sexualidad con la figura simbólica de la serpiente.

La muestra se completa con La Grappa XXXVIII (1984), del madrileño Miguel Ángel Campano, Cabeza, negro y plata (1939), del santanderino Juan Navarro Baldeweg y La primera palabra IV, del barcelonés Xavier Grau. Cierran la exposición, de marcado aire expresionista, Tulipa 00 (1985), de José María Sicilia, y Celebración en el lago I (1984), del zaragozano José Manuel Broto y con clara influencia de Antoni Tàpies.

Este retorno a los inicios de la colección de la Fundación La Caixa quiere iniciar una presencia "más continuada" de ella en las exposiciones del CaixaForum y, de hecho, en octubre se inaugurará una muestra de más de 100 obras de la colección elegidas e interpretadas por el pintor andaluz Luis Gordillo.

La colección, formada hoy en día por más de 750 obras, tendrá nuevas incorporaciones de obras de artistas africanos, asiáticos y latinoamericanos para convertirse en una colección "más globalizada", anunció Bisbe.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.