www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

fallece merce cunningham a los 90 años

Artífice del "mercismo", su máxima fue crear danza en torno a la gestualidad

lunes 27 de julio de 2009, 17:27h
Merce Cunningham nació en 1919 en Centralia, Washington (Estados Unidos). En 1939 Cunningham fue al Cornish Intitute. Allí conoció a John Cage, con el que comenzó una ininterrumpida colaboración
Los primeros trabajos de Merce Cunningham fueron influenciados por Joyce, el expresionismo abstracto, las filosofías orientales y el dadaísmo. Pero todo ello de manera superficial, pues muy rápidamente se despegó de las vanguardias para hacer algo diferente, incatalogable.

Las primeras coreografías de Cunningham, en la compañía de Matha Graham, fueron "The wind remains", "Root of an unfocus" y "Four walls", creadas entre 1943 y 1944. Luego escribió "Mysterious adventure" para solista, y la bailó él mismo en 1945. En esta obra introdujo un nuevo efecto coreográfico, la suspensión del movimiento, que se convirtió en una de las fases estéticas de su danza abstracta. Para la New York City Ballet realizó las coreografías: "Las estaciones" con música de Cage y Noguchi en 1947, y una versión de "Summerspace", en 1958, con música de Feldman y Rauschenberg. En 1952, fundó su propia compañía, y en 1959 creó una Escuela de Danza en Nueva York.

Un año crucial para Merce fue 1964. El éxito obtenido entonces en París y Londres fue determinante para el cambio de opinión del público y la crítica norteamericana, que hasta entonces abandonaba las salas o se indignaba con él.

En la danza de Merce todos los gestos, todos los bailarines, todos los puntos del espacio tienen su importancia y están en igualdad. El reposo es tan importante como el silencio en una obra musical de John Cage. Tanto uno como otro respetan el Zen y su visión contemplativa del mundo; la creación en oposición al resultado final; la importancia de la existencia en cada momento. John Cage, su director musical, definió al teatro de Cunningham como "la actividad", un teatro que descubre el valor intrínseco del gesto por sí mismo, libre de todo otro significado. Elimina de la danza la narración, el soporte psicológico y la música como inspiración del movimiento. El gesto es la totalidad de la danza. Cunningham dijo "No quiero ver nunca que un bailarín piense que el movimiento puede significar algo, y esto es lo que me gustaba del trabajo de Martha Graham, esta idea que ella inculcaba de que un gesto tiene un significado preciso.

Respecto a su coreografía, Merce Cunningham introduce la noción de casualidad. Aunque sus bailes son una secuencia matemática, los bailarines tienen libertad de acción. El bailarín participa o no según quiera, pero no es anarquía, siempre con movimientos de la cantera coreográfica de Cunningham; movimientos tomados de la rutina diaria (en "Excepts from Synphony for One Man" hizo que los bailarines poco experimentados utilizasen movimientos tales como comer, andar, lavarse las manos, etc) o de la danza clásica, plasmando la elegancia y rigurosidad de la misma, pero añadiéndole una gran flexibilidad en la espalda y torso. Los bailarines tienen la libertad que, por ejemplo, en "Story" (1964) -una obra que irónicamente no tenía historia- la actuación era diferente cada noche: podía ser divertida un día y atemorizante el siguiente.

Sus movimientos multidireccionales son de tal rapidez y precisión que requieren intensa concentración. Así en "Variations V" la música era controlada por el paso casual de los bailarines por delante de células fotoeléctricas. Cunningham compone sus danzas sin saber qué música las acompañara. Merce respeta la flexibilidad y la libertad, por eso muchos artistas y músicos, como Rauschenberg, Jasper Johns, Morris Graves, Andy Warhol, John Cage, Morton Feldman y Takehisa Kosugi, por nombrar algunos, accedieron a trabajar con él.

Resultado de estos planteamientos son los "events" de los cuales Merce ha creado doscientos. Cunningham los definió como "noches sin entreacto". Así, Merce dijo "Compongo un "event" de fragmantos de diversas obras. Es un poco como pasar de un canal de televisión a otro. También espero saber cuál es el espacio escénico para componer la estructura de una noche y así nunca hay dos "events" iguales".

Merce Cunningham ha creado escuela hasta tal punto que la especie de espectáculo teatral que se desarrolló al margen del "ballet de la ópera", y que se conoce como danza moderna o posmoderna, podría llamrse "mercismo" en honor de su principal maestro. Alguna manifestación de "mercismo" aparece en casi todas las obras norteamericanas, sean danza o teatro. La premisa "mercista" según la que, "cualquier movimiento puede ser parte de un baile", ha sido interpretada como si cualquier movimiento puede ser un baile.

Pero todos los discípulos del "mercismo", sean chinos como Mel Wong, o negros como Gus Solomons Jr., tienen algo de común: la danza como experiencia, seca y objetiva con el bailarín moralmente desintegrado, casi espartano. Sus obras no son grandes espectáculos de luz y vestuario.

Desde 1961 cuando hizo la coreografía de su primera obra para la pantalla en vez de para un escenario, Cunningham trabajó como pionero de la danza visto por medios audiovisuales no convencionales.

La New York Philarmonic's French American Festival le encargó a él y a John Cage un trabajo que fue el primero en combinar imágenes de película y televisión creado por Stan Van Der Beek y Nam June Paik. En "Westbeth" (1974) realizó su primer experimento con el video en colaboración con Charles Atlas. Hizo la coreografía de esta obra a sabiendas de que la televisión cambia nuestra manera de mirar las cosas y distorsiona nuestra apreciación del tiempo.

En 1984, Merce Cunningham participó en la Olimpiada de las Artes celebrada en los Angeles. Abrió con dos piezas ya tradicionales en su repertorio -Channels-Inserts y Duets- y cerró su actuación con una nueva producción titulada "Pictures". Su trabajo en el auditorio de Pasadena dejó bien claro que Merce Cunningham, en un tiempo rebelde y revolucionario artista se ha convertido, en la nueva danza clásica norteamericana, en el maestro al que se verán obligados a referirse sus compatriotas para cualquier proyecto de futuro.






¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios