www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

la vendimia se realiza en septiembre

Ser un auténtico vendimiador, otra forma de descubrir La Mancha

viernes 18 de septiembre de 2009, 17:40h
En septiembre, los campos sembrados de vides de La Mancha adquieren el tono violáceo de la uva madura que se mezcla con el color pajizo de los sombreros de los viticultores labrando una tierra que, con mimo, brinda unos caldos con cuerpo, carácter y una intensidad curtida por el sol. Caminos del Vino, la Ruta del Vino de La Mancha, propone a los visitantes convertirse en auténticos campesinos y conocer la gastronomía y los parajes de la tierra del Quijote con el programa Los trabajos del vino de La Mancha, desde 190 euros por persona.
Caminos del Vino quiere descubrir al viajero el alma vitivinícola de una tierra con solera. Dos jornadas en los campos manchegos en los que toda la familia podrá convertirse en auténticos agricultores y ayudar, en plena época de vendimia, a cosechar y recoger las uvas que más tarde darán vida a los caldos manchegos. Además, el programa Los trabajos del vino de La Mancha hará las delicias de los visitantes con los intensos sabores de la gastronomía tradicional manchega como los quesos, gachas o duelos y quebrantos, maridados con algunos de los vinos que nacen de las entrañas de una tierra histórica.

Y qué mejor para reponerse que una buena sesión de spa. Un merecido descanso mientras los niños disfrutan de un programa especialmente diseñado para ellos con actividades sobre el territorio. A la mañana siguiente, desayuno y comida durante la visita a alguno de los pueblos de la ruta de Caminos del Vino (Alcázar de San Juan, Campo de Criptana, Villarrobledo, Tomelloso, Pedro Muñoz, Socuéllamos, El Toboso y San Clemente), escenario único de las aventuras del más famoso hidalgo, Don Quijote.