www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MARAVILLAS ARQUITECTÓNICAS

Cuando el acero y el hormigón se hacen arte

martes 02 de febrero de 2010, 20:07h
El objetivo: la continua búsqueda del estilo, la belleza y la armonía. El lienzo: el horizonte. El pincel: el acero y el hormigón. Ya no basta con hacer edificios seguros o funcionales, sino que ahora el elemento diferenciador consiste en crear arte de estas construcciones, a veces incluso desafiando las leyes de la física.
La arquitectura moderna se ha convertido en una búsqueda constante de la armonía de las construcciones con el entorno. Nombres de la talla de Norman Foster, Santiago Calatrava, James Law, Oscar Niemeyer o Frank Gehry han ido modelando el 'skyline' de las ciudades de todo el mundo con edificios que traspasan la frontera de lo práctico para crear un atlas artístico.

China, país emergente en pleno proceso de modernización, es uno de los focos más incipientes de esta nueva moda basada en la transformación de las ciudades en lienzos donde los creadores más renombrados del planeta levantan verdaderas obras de arte. Un claro ejemplo de esta nueva ola es el edificio de la televisión pública china, el CCTV Building (Koolhas & Scheeren). Esta gigantesca edificación en forma de cubo con seis planos diferentes, se levantó durante el lavado de cara que vivió Pekín para los Juegos Olímpicos de 2008.

Sin salir del gigante asiático, nos encontramos con la Ghangzhou TV & Sightseeing Tower (Hemel, Kuit & OBI). Este precioso edificio, que se encuentra en la última fase de su construcción, se eleva 450 metros sobre la ciudad del sur de China contorsionándose sobre sí mismo en forma de elipse. La sede de la televisión pública alojará, al mismo tiempo, varios cines, un observatorio, restaurantes, salones de conferencias, tiendas y diversas zonas de ocio.

Por otro lado, uno de los países a los que se asocia el diseño es Suecia. La Turning Torso (Santiago Calatrava), como su nombre indica, es una torre de 190 metros que gira 90 grados sobre su propio eje en la ciudad de Malmö y que fue inaugurada en 2005. Es el segundo edificio residencial más alto de Europa, en el que podemos encontrar hasta 150 viviendas y varias oficinas. Además de en el diseño, España tuvo un papel clave en el proyecto, ya que proporcionó todo el acero necesario para su construcción.

Un poco más al sur, en Hannover (Alemania), nos topamos con el Nord LB Building (Behnisch & Partners). Sede principal del banco del mismo nombre, está formado por centenares de cajas de vidrio y acero conectadas entre sí y que ocupan un total de 40.000 metros cuadrados.

Emirates Office Towers y Bahrein WTCEn Oriente Medio también se han contagiado de esta fiebre arquitectónica y se están levantando infinidad de rascacielos que compiten en presupuesto, lujo y altura. Quizás, los dos que cuentan con un diseño más innovador y vanguardista son el Bahrein WTC (Atkins) y las Emirates Office Towers (Hazel W.S. Wong Norr). El primero, situado en la capital bahreiní, se terminó en 2004. El complejo cuenta con dos torres triangulares unidas por tres pasarelas de ventilación con otros tantos aerogeneradores que proveen de energía a las instalaciones. Por su parte, las Emirates Office Towers albergan uno de los hoteles más lujosos del mundo y cuentan con una altura máxima de 310 metros.

Quizás, uno de los diseños más impactantes es el de la Crooked house (Szotynscy Zaleski). Este conjunto arquitectónico, situado en Sopot (Polonia), parece estar en movimiento si uno lo ve de frente. Su diseñador se basó en las ilustraciones de los cuentos infantiles de Szancer y Dahlberg. Otro diseño muy poco usual es el de la Dancing house (Frank Gehry) de Praga. Este diseño del arquitecto canadiense levantó numerosas voces en su contra al considerar que desentonaba con la arquitectura clásica de la capital checa. Una tercera construcción que rompe con las líneas tradicionales, aunque en este caso se integra de un modo mucho más armonioso en el entorno, es la Klein Bottle house (C.R. McBride) australiana. Esta pequeña construcción, formada por un origami de botella y diseñada en base a principios matemáticos, ha recibido varios premios entre los que destaca el del 'World Architecture Festival' de 2009.

Crooked house, Dancing house y Klein Bottle house


La Casa de la cascada (Frank Lloyd Wright) es uno de los edificios más reconocibles de todo el mundo y un emblema de la arquitectura del siglo XX. Este proyecto, finalizado en 1937, es el gran ejemplo de armonía con el entorno, puesto que la construcción, de tipo orgánico, parece formar parte de la naturaleza. Situada en la localidad de Bear Run (Pennsylvania, EEUU) fue, en un inicio, diseñada como casa de campo para Edgar Kauffmann, un importante empresario local, aunque con el tiempo se ha convertido en lugar de visita de miles de turistas al año.

AntiliaSin dejar Estados Unidos, nos encontramos con el Aqua (Studio Gang Architects), un edificio impresionante levantado justo en el corazón financiero de Chicago. Su espectacular fachada, que pretende imitar el efecto del líquido elemento cayendo por una pared lisa, y sus innovaciones en tecnología ecológica lo convierten en uno de los llamados 'edificios eco-inteligentes'. Sus más de 80 plantas se encuentran en la última fase de construcción y se espera que para primavera de este mismo año pueda estar operativo. Aqua es el proyecto más grande que jamás se ha asignado a una arquitecta jefe, Jeannie Gang, en la historia del país.

Por otro lado, uno de los proyectos arquitectónicos más ambiciosos y atrevidos de los últimos años es el que se está levantando en Bombai (India). Allí, el multimillonario local Mukesh Ambani está construyendo Antilia (Perkins & Will), un espectacular edificio residencial inspirado en los jardines colgantes de Babilonia. El complejo, que se espera que esté finalizado a finales de este año, está situado en la famosa Cumballa Hill y ha contando con un presupuesto oficial de más de 2.000 millones de dólares.

Otro homenaje a las maravillas del mundo antiguo es el que podemos encontrar en Indianapolis. The Pyramids (Roche, Dinkeloo & Associates) es un complejo de tres edificios a imagen y semejanza de las construcciones egipcias aunque, en este caso, priman el vidrio y el acero, que les dan un aspecto futurista en un entorno natural.

Un segmento de edificios que tradicionalmente no se presta a diseños tan vanguardistas es el de los templos religiosos. Pero hasta estas construcciones se han plegado a la modernidad que impera en la arquitectura del siglo XXI. En este sentido, nos encontramos con la majestuosa Catedral Metropolitana de Brasilia (Oscar Niemeyer), el Templo del Loto (Fariborz Sahba), la iglesia islandesa de Hallgrímskirkja (Guojon Samuelsson), la Torre Azadi de Teherán (Hossein Amanat) o la Air Force Academy Chapel norteamericana (Netsch, Skidmore, Owings & Merrill).

Air Force Chapel, Templo del Loto y Hallgrímskirkja


Otra vertiente muy popular en esta nueva hornada de arquitectos vanguardistas es la de los diseños futuristas. En este grupo se englobarían el Museo de Arte Contemporáneo Niteroi (Oscar Niemeyer) y la sede del Salón de la Fama del Rock & Roll (I. M. Pei). El primero es uno de los emblemas de la arquitectura brasileña, mientras que el segundo, con una forma que recuerda a una batería gigante, se localiza en Cleveland y reúne a los más grandes de la música mundial.

Los que vendrán
Pero si impresionantes son los diseños ya completados, más aún lo son los que están en proyecto. Si bien la crisis económica mundial ha afectado a muchas de estas construcciones, aplazando o paralizando sus obras, las maquetas de estas piezas de arte del futuro son realmente impresionantes.

Crystal islandRusia es uno de los países donde más se están reclamando estos diseños gracias a la importante inyección de dinero proveniente del petróleo y del gas. Así, nos encontramos con la impresionante Russia Tower (Norman Foster), la Crystal island (Norman Foster), que se convertiría en el complejo empresarial más grande de Europa, o las sedes de Gazprom en Moscú y San Petersburgo.

Al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, nos encontramos con uno de los proyectos más esperados por su espectacularidad. Se trata del Chicago Spire (Santiago Calatrava, Perkins & Will), un rascacielos de más de 600 metros de altura destinado a viviendas y cuya construcción se ha visto paralizada debido a la crisis. Cuando se finalice, el Spire será el segundo edificio más alto del mundo, sólo por detrás del recientemente inaugurado Burj Dubai, de 818 metros.

Por su parte, Europa occidental no se queda a la zaga de los proyectos arquitectónicos más rompedores y en París se proyecta la Phare Tower (Thom Mayne). Este rascacielos aspira a ser el símbolo del distrito financiero de La Défense a partir de 2014, cuando se prevé que se termine su construcción.

Death Star Luna HotelSin duda, uno de los proyectos más ambiciosos es el que se va a levantar en la capital de Indonesia, Yakarta. Se trata de The Regatta (Atkins), un complejo hotelero de cinco estrellas en el que destaca su edificio en forma de arco, de 160 metros de altura. Otro diseño que ha causado mucha expectación es el del futuro Death Star Luna Hotel (Heerim Architects) de Bakú, Azerbaiyán, un gigantesco homenaje a la nave espacial de la saga de 'Star Wars' y que cambiará por completo el perfil de la ciudad.

Por último, no podían faltar a esta lista los proyectos del vanguardista arquitecto hongkonés James Law. De su despacho londinense han salido algunos de los proyectos más rompedores del mundo. Este es el caso del Cybertecture Egg, un complejo comercial que se levantará en el nuevo centro de negocios de Bombai y que se espera esté terminado para finales de este año.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios