www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ronaldo colgará las botas a los 34 años

En 2011 se apagará una de las estrellas del universo futbolístico

lunes 01 de marzo de 2010, 06:51h
El próximo año será recordado por uno de los acontecimientos más tristes de la historia del balompié. Ronaldo, el máximo goleador de los Mundiales y ex jugador de Real Madrid y Barcelona, abandonará la práctica del deporte al que ha regalado momentos inolvidables y brillantes hitos para la memoria. Eterno luchador que salió de la pobreza brasileña para ser imagen de una de las marcas más prestigiosas, el delantero resurgió en varias ocasiones tras lesionarse de gravedad sus rodillas y ser reconocido como el mejor jugador del mundo en tres ocasiones. Ahora, alejado del bullicio europeo, vive en Brasil su último año de fútbol con un objetivo entre ceja y ceja, despedirse jugando el Mundial de Sudáfrica.

Ronaldo Luiz Nazario da Lima ha decidido abandonar la práctica del fútbol y colgar las botas a los 34 años de edad. El delantero brasileño se ha fijado diciembre de 2011 como fecha límite para continuar impregnando de brillante calidad los estadios del mundo. Tras renovar con su actual club, el Corinthians, el doble campeón del mundo ha explicado su planteamiento de los próximos meses: “quiero jugar al máximo, espero divertirme y terminar con conquistas importantes”. Un ganador nato que quiere despedirse del gran público con la conquista de la Copa Libertadores y la disputa del Mundial de Sudáfrica con la canarinha.

El ex futbolista de Real Madrid y F.C. Barcelona permanecerá en los anales del balompié en el olimpo de las deidades de este deporte, junto a Pelé, Maradona o Johan Cruyff. Y disfrutará de un sitio especial por las circunstancias con las que ha tenido que lidiar y la asombrosa capacidad de adaptación a los cambios que su físico sufría. Ronaldo destacó desde su llegada a Europa al PSV holandés por una potencia inaudita hasta entonces, aliñada con un regate impecable y un olfato de gol incomparable, que le permitió asombrar al viejo continente con una cifra demoledora de goles: 42 tantos en 46 partidos.


La exhuberancia de capacidades que exhibió el brasileño desbordaron todas las expectativas del Barcelona a su llegada a tierras españolas. Ya en la Supercopa jugada frente al Atlético de Madrid, el brasileño mostró su desmedido potencial anotando y asistiendo a sus compañeros, regateando sin piedad a los rivales (enseñó al mundo su "elástica") y mostrando un fútbol que llenaba de ilusión a los espectadores a nivel mundial, que agradecían al cielo la posibilidad de asistir a las exhibiciones del que podía ser el mejor futbolista de todos los tiempos. José Luis Núñez, el presidente culé responsable de su fichaje en 1996 declaró el día de su presentación: “Sé feliz con nosotros y haznos felices”. Y el delantero se lo tomó al pié de la letra anotando 47 goles en 49 partidos con los blaugrana, entregando la Recopa a las vitrinas catalanas y grabando en oro dos goles para la historia (el irrepetible gol en Compostela y la arrancada frente a toda la defensa del Valencia que terminó en gol a Zubizarreta).

Con la afición española en su bolsillo decidió retar al fútbol más defensivo del mundo para elevar su nivel y fichó por el cabizbajo Inter de Milán. Allí multiplicó su velocidad, acierto de cara a puerta y habilidad en el regate, alcanzando un nivel inalcanzable para el resto de mortales que le catapultó a conquistar la UEFA y alzarse con el Balón de Oro y el FIFA World Player. Su categoría trascendía la lógica deportiva llevando al presidente del máximo organismo futbolístico, Joao Havelange, a declarar que Ronaldo “es un patrimonio del fútbol que todos debemos proteger”. La figura de brasileño le situó como icono y sustento de la marca deportiva Nike con tan solo 21 años, una presión que nunca le mermó ya que su fútbol rebosaba seguridad y superioridad sobre el resto.

Ronaldo ha decidido abandonar su lucha y disfrutar del merecido retiro tras una carrera plagada de éxitos pero salpicada con lágrimas. Tras lanzar su carrera como máximo exponente del balompié mundial y escalar galones en la historia del fútbol, la fortuna le asestó un golpe durísimo que frenó su estelar trayectoria. Después de comenzar su leyenda con la selección brasileña –iniciando su hito como máximo anotador en la historia de los mundiales y conquistando las Copas América de 1997 y 1999-, a finales del 99 se rompió el tendón rotuliano de su rodilla derecha. Sin embargo, la hecatombe llegaría a comienzos de la temporada 2000/2001, cuando tras permanecer inactivo casi un año, repitió lesión en el primer partido de la Serie A frente a la Lazio. La inercia exitosa de los inicios de su carrera se había cortado de raíz, y con una lesión que le mantendría casi dos años de baja y con una recuperación durísima y lenta, el gran fútbol temió que el brasileño decidiera finalizar su sufrimiento y colgar las botas.


Pero la inteligencia y capacidad evolutiva de Ronaldo, que le hace único en la historia del fútbol, no solo le permitió renacer de sus cenizas, sino que conquistó el Mundial de Corea y Japón en 2002 con protagonismo absoluto, máxima anotación y Balón de Oro al final de año. Había perdido la velocidad punta en largas distancias y la potencia que sustentaba sus esfuerzos, pero el talento encontró conductos alternativos para mantener su nivel de juego y efectividad. El brasileño se convirtió en el jefe del Mundial de 2002 aplastando a sus rivales y a los detractores que no creían en su recuperación. El juego del punta se transformó, adquiriendo una mayor velocidad en espacios cortos, administrando sus esfuerzos de manera muy inteligente y desplegando en cada partido un conocimiento absoluto del balompié en cuanto a cómo debe posicionarse un delantero.

Ronaldo ya no era el jugador explosivo y exuberante del Barcelona pero su capacidad goleadora justificó la fe de sus fieles admiradores, acreditando cifras arrolladoras que le situaron en la cima de los goleadores mundiales. La sorprendente transformación no pasó inadvertida para el Real Madrid de Florentino Pérez, que no dudó en recolocar a “Il Fenómeno” en club grande. Jorge Valdano explicó que ficharon al campeón mundial porque es “como un cilindro compresor con un motor Ferrari”. De su carrera como madridista destaca su cifra goleadora: 104 goles en 177 partidos, repartidos en cinco temporadas. Su deterioro físico, que le granjeó continuas críticas por sobrepeso, y la dinámica de Fabio Capello aceleraron la salida del delantero de la capital española. En el recuerdo merengue permanecerá el hat-trick del brasileño al Manchester United en Old Trafford.


Jugador determinante en todos los equipos por los que pasó, Ronaldo volvió a Italia tras entrar en la historia del fútbol tras anotar en el Mundial de Alemania 2006. “Il Fenómeno” alcanzó los 15 goles que le situaron como mejor goleador de los Mundiales, superando a Pelé y al alemán Gerd Müller. En enero de 2007 el Milan de Berlusconi le ofreció un contrato que le devolviera a los terrenos de juego tras su triste salida del Real Madrid, pero su castigado físico no le permitió jugar con demasiada regularidad como rossonero, y acabó sufriendo el último varapalo a su carrera: el 13 de enero de 2008 se rompió el tendón rotuliano de su rodilla izquierda, con otro año de dolorosa recuperación. Más lagrimas para el incansable luchador al que las lesiones le impidieron ser el mejor futbolista de todos los tiempos.

Sin embargo, la personalidad de este embajador de la Buena Voluntad de la ONU peleó por volver al fútbol y renacer de sus cenizas una vez más, en esta ocasión pasados los 30 años. El aura irreductible de este deportista le ha situado de nuevo en la cima del balompié, casi un año después de parón. Zinedine Zidane auguró tras producirse la lesión del brasileño que no dudaba en la pronta recuperación del Balón de Oro: “Ronaldo ya probó en 2002 que puede hacer cosas muy difíciles, como volver a jugar y ser máximo goleador de la Copa del Mundo, es por eso que él es llamado de fenómeno”. Y el jugador francés acertó ya que alojado en el seno del histórico Corinthians ha sido clave desde su regreso en los logros del equipo, que consiguieron el campeonato paulista y la copa brasileña en 2009. La locura con la que el fútbol canarinho vive el regreso de su mito resucitado ha provocado curiosas declaraciones como la del presidente brasileño, Lula de Silva –aficionado del club-: "que se mueran de envidia los que no son corinthianos".


La figura de Ronaldo será recordada cada vez que se hable de fútbol en el futuro. Todo tipo de personalidades del balompié ha mostrado su admiración al brasileño desde sus inicios. La leyenda alemana Franz Beckenbauer aseguró que “es el futbolista que mejor ha aunado velocidad, técnica e instinto goleador". Sir Bobby Robson, el fallecido mito británico y entrenador en el Barcelona de Ronaldo declaró que “no se puede pensar en otro mejor que él, se puede comparar con Pelé". De hecho, superó a “O Rei” en cifras goleadoras en los Mundiales, aunque continúa en segundo lugar en la cifra total de anotaciones con la canarinha.


La ilusión de Ronaldo por jugar al fútbol, por volver con más fuerza tras las dolorosas lesiones que ha sufrido le han catapultado a los cielos del balompié. Con 33 años, dos Mundiales bajo el brazo (1994 y 2002), tres FIFA World Players (1996, 1997, 2002) y trono simbólico de rey de las mejores ligas europeas, el brasileño no ha perdido la ilusión con la que vino a Europa para triunfar en 1994. “Il Fenomeno” explicó tras anotar frente al Santos hace un año que “es realmente un sueño haber conseguido dos goles en el estadio en el que el 'rey Pelé' hizo tantos goles, ser rey en la casa del rey, aunque sea por un día, es un sueño". Un futbolista que lo ha ganado todo en el fútbol todavía le casa jugo a las victorias más humildes que logra en su país natal. Ahora tratará de añadir a sus vitrinas la Copa Libertadores y volver a la selección para disputar el que sería su quinto Mundial. Al fútbol le queda cada vez menos tiempo para disfrutar de Ronaldo, el mejor delantero desde Diego Maradona y el ejemplo de superación más espectacular que el balompié haya visto. A finales de 2011 se apagará una de las estrellas más brillantes del universo futbolístico, tocará entonces disfrutar en vídeo de este irrepetible jugador.

Estos son algunos de los mejores destellos de Ronaldo


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.