www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

restan seis jornadas

Pelea agónica por no perder el tren de Primera

sábado 17 de abril de 2010, 17:42h
Cada año se reproduce la lucha de algunos clubes por eludir el descenso, una batalla absoluta en la que se juegan los puntos, el prestigio y la condición económica de la entidad. Esta temporada se disputarán la permanencia seis clubes que, a falta de seis jornadas para el final, se encuentran separados por un intervalo de nueve puntos. Cambios de entrenador, fichajes milagrosos en el mercado invernal, fisuras en los vestuarios y relaciones de amor-odio con la hinchada protagonizarán la guerra por la salvación que acaba de comenzar.

La temporada 2009-2010 del balompié español se ha erigido en una de las más desiguales y peleadas de los últimos decenios. La lucha por el título es exclusiva de Barcelona y Real Madrid, los dos gigantes que baten récords de puntuación y victorias jornada tras jornada. La distancia entre estos dos clubes y el resto se ha acentuado de forma exponencial hasta poner en entredicho el nivel de la competición española.

Por detrás aparecen siete equipos que se disputan las plazas europeas para la próxima campaña. El Valencia saca la cabeza del grupo en la tercera posición, pero tras él se sitúan en un intervalo de ocho puntos Mallorca, Sevilla, Athletic, Getafe, Villarreal y Deportivo. Es decir, a falta de seis jornadas para llegar a la meta, la carrera por los puestos de élite en la tabla está todavía por definirse.

Sin embargo la batalla más cerrada y cruel este año se está ejecutando en los puestos del fondo de la clasificación. Sobre el precipicio del descenso están tambaleándose seis clubes que tratan de sacar ventaja de cada gol, de cada patada, de cada córner y falta para conseguir finalizar el ejercicio de 2010 en el puesto 17 de la tabla. Con tan poca distancia entre ellos y tan solo 18 puntos por disputarse, se prepara la lucha agónica de los partidos que hay por delante, cruces directos entre estos púgiles y batallas perdidas de ante mano con los gigantes de Primera.

Las estadísticas sitúan al Xerez en última posición y al Racing en el 15º lugar. La distancia parece suficiente a priori, pero la realidad refleja que les separan tan solo nueve puntos, tres partidos. La trayectoria de cada club muestra inercias antagónicas que hacen presagiar el fatal desenlace para algunos y el feliz respiro de alivio para otros. Los limitados recursos de estas escuadras en peligro les ha obligado a cambiar fichas sobre la marcha para tratar de enderezar el rumbo, aunque en ocasiones no ha dado el resultado esperado, y en otras parece que la transformación ha llegado demasiado tarde. Estos son los clubes que se juegan el futuro de la entidad en los próximos seis encuentros:

Racing de Santander
El conjunto cántabro es el más alejado de la hoguera de los puestos de descenso, sin embargo ha descendido su rendimiento de manera notable y como resultado ahora se encuentra a seis puntos del Tenerife, el club que marca la zona roja de la permanencia. La llegada de Miguel Ángel Portugal provocó una reacción muy positiva de sus pupilos, y la aparición estelar de Sergio Canales, elevó al Racing a puestos de lustre en la tabla. Pero las lesiones, la fugacidad de la joven perla cántabra –a la que se una la de Munitis, que se pierde la temporada- y el estancamiento negativo de jugadores como Colsa, Tchité y Óscar Serrano, han provocado que el equipo haya descendido su rendimiento peligrosamente.
Debe jugar en El Sardinero frente al Villarreal, al Sevilla y al Sporting. Y ha de jugar fuera de casa contra tres rivales directos: el Xerez, el Tenerife y el Valladolid.


Real Zaragoza
Los maños estuvieron en el pozo de la clasificación durante muchas jornadas, y tras la discutida llegada de José Aurelio Gay al banquillo, el equipo ha levantado al vuelo y ha maquillado la situación límite que sufrió hace algunas fechas. La llegada del italiano Contini y sobre todo del “Chupete Suazo”-que ha firmado desde su venida seis goles- ha supuesto la revitalización de la escuadra y el retorno de la ilusión a la grada. Cuenta con dos puntos menos que el Racing y sufre cuando juega fuera de casa en demasía, ya que tan solo ha vencido dos veces en lo que va de Liga.
En La Romareda le queda jugar contra el Real Madrid, el Espanyol y el Villarreal. Y deberá viajar a Bilbao, a La Coruña y para finalizar a Xerez, en un duelo que puede ser decisivo.

Málaga
El conjunto andaluz también ha pasado de ocupar la zona noble de la Liga a verse involucrado en esta pugna por no bajar al infierno futbolístico. De la mano de Muñiz, y con jugadores como el portugués Duda, Apoño o Valdo, el club malacitano realizó una gran primera vuelta. Pero desde el mes de enero los problemas han azotado al equipo, que tan solo ha vencido cuatro partidos en la segunda vuelta –con una derrota muy dura ante el Xerez en La Rosaleda por 2-4-. Esta terrible inercia ha situado al Málaga a tres puntos del Tenerife y los puestos de descenso.
Jugará en La Rosaleda frente a Valladolid, Sporting y Real Madrid. Además deberá viajar a Mallorca –plaza muy complicada- Bilbao y Getafe.

Tenerife
El club canario es uno de los que mejor fútbol han practica y que han cosechado peores resultados. Con Nino como delantero titular y la clase de Alejandro Alfaro, los de José Luis Oltra han jugado muy bien pero nunca han salido de la zona peligrosa de Primera. La situación actual se ha debido, entre otros factores, a que tan solo ha ganado una vez lejos de la isla y fue la semana pasada frente al Sporting. Esta devastadora estadística fuera de casa ha condicionado al equipo cuando defendía en su terreno. El Tenerife es, además, el equipo que más goles ha recibido este año. Sergio Aragoneses ha encajado 61 tantos. Los tinerfeños son antepenúltimos con 29 puntos a tres de la salvación.
Todavía le restan tres citas en el Heliodoro Rodríguez López, frente al Getafe, Racing –rival directo- y Almería. Además visitará al Atlético de Madrid, Barcelona y Valencia, por lo que tendrá muy complicado mejorar la estadística como visitante.


Real Valladolid

Quizá sea el club más convulso de Primera y en el que se hayan producido más revoluciones internas. La caída de los castellanos al penúltimo puesto se ha debido a que es el club que menos partidos ha ganado en la Liga, con la pírrica cifra de cinco triunfos. Los cambios de entrenador –primero Onésimo y ahora Clemente- no parecen haber resultado ni cambiado la complicada dinámica del grupo. A pesar de contar con el delantero brasileño Diego Costa en sus filas, son el club que en más ocasiones ha empatado –trece veces-. El equipo se sitúa en la penúltima posición con 28 puntos, a cuatro de la salvación.
Le restan dos encuentros en Pucela ante Getafe y Rácing –duelo directo- y deberá visitar los estadios de Málaga –duelo directo- Sporting, Atlético y Fútbol Club Barcelona.


Xerez Deportivo
Es el farolillo rojo de la clasificación desde las primeras jornadas. Su pobrísima primera vuelta le ha lastrado. Les costó demasiado coger el ritmo de la Primera División y pagaron la novatada con algunas goleadas en contra muy abultadas -5-0 en el Bernabéu y 5-1 en Getafe-. Sin embargo la llegada al banquillo del argentino Néstor “Gorosito” ha supuesto la recuperación absoluta de una plantilla desahuciada que superó los diez puntos de desventaja con el penúltimo. Las victorias ante el Málaga por 2-4 y 3-0 ante el Valladolid reflejan el cambio de aire en el vestuario jerezano, y el éxito goleador de Mario Bermejo -10 tantos- son los protagonistas de esta resurrección. Sin embargo es posible que haya llegado demasiado tarde. Ocupa la última plaza de la tabla con 26 puntos, a seis de la salvación.
Los debutantes en Primera jugarán en Chapín ante Racing –duelo directo-, Almería y Zaragoza –duelo directo-. Además deberán jugársela fuera de casa viajando a Barcelona, Valencia y Pamplona.

Estos son los gladiadores que pelearán hasta la extenuación por no ser enviados al infierno deportivo del descenso a Segunda. Las situaciones particulares de cada equipo, sus inercias encontradas y los últimos resultados provocan que sea prácticamente imposible realizar un pronóstico preciso y acertado del desenlace final. La dureza en la batalla está servida y quedan seis jornadas que marcarán el futuro de estos seis clubes en estado de emergencia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios