www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

en bilbao

Pintura flamenca y holandesa de los siglos XVI y XVII...en el Guggenheim

miércoles 06 de octubre de 2010, 16:06h
El Museo Guggenheim de Bilbao ha abierto sus salas a la pintura de la Edad de Oro holandesa y flamenca con una exposición que incluye 130 obras que abarcan desde finales del siglo XVI hasta principios del XVII y que reflejan el gusto de la élite comercial y financiera de los Países Bajos.
Una de las pinturas expuestas en la nueva muestra del Museo Guggenheim (Efe)

Jan Vermeer, Rembrandt, Frans Hals, Peter Paul Rubens, los Brueghel y Jordaens son algunos de los más de 80 artistas que firmanlas obras que acoge la nueva exposición del Guggenheim de Bilbao desde este martes. Algunas de ellas son obras maestras, y muchas se exhiben por primera vez en España, dentro de "La Edad de Oro de la pintura holandesa y flamenca", como se titula la muestra.

El director general del Guggenheim-Bilbao, Juan Ignacio Vidarte, la ha presentado junto al director del Städel Museum de Fráncfort (Alemania), Max Hollein, de donde proceden todas las obras, y del comisario de la exposición, Jochen Sander. Hollein ha explicado que el Städel Museum abrió sus puertas en 1816 y que su origen estuvo en la donación de obras realizada por el comerciante y banquero Johan Friedrich Städel (1728-1816), quien dejó patente en su selección el gusto de la elite comercial del momento.

Ha destacado el reto que supone para su museo que obras clásicas sean presentadas en un espacio como el Guggenheim, con un público acostumbrado a un arte moderno, y ha asegurado que este hecho, unido al "elevado nivel de confianza y amistad" con el museo bilbaíno, ha motivado su elección para acoger esta muestra fuera de Alemania.

Por su parte, el comisario de la exposición ha explicado las obras en su contexto y su época y ha indicado que la muestra, en la que predominan los retratos, las naturalezas muertas y los paisajes, refleja una sociedad civil alejada de los gustos de la Corte, que buscaban cuadros para decorar habitaciones de mercaderes y banqueros.

De ahí que la exposición no contenga cuadros de grandes dimensiones, sino de pequeños y medianos tamaños, en los que se recrean los asuntos "más minuciosos" de la vida cotidiana.

"El siglo XVII es el siglo de Holanda en cuanto a economía y cultura y esto se refleja en las obras", ha resumido Sander, quien de entre los cuadros que se podrán ver ha destacado "El geógrafo", una de las obras maestras del pintor holandés Jan Vermeer firmado en 1668, que se muestra en España por primera vez y que es el único que aparece colgado en solitario en una sala.

La exposición ocupa la tercera planta del museo y está dividida en cinco secciones, donde se pueden ver desde bodegones de Brueghel el Viejo ("Ramos de flores en un jarrón de vidrio") y Cornelis de Heem ("Bodegón suntuario con gorriones copulando"), hasta pinturas de historia de Jacob Jordaens, como "La adoración de los pastores", y "David toca el arpa ente Saúl", de Rembrandt.

También ocupan un lugar destacado los paisajes, especialmente de litorales, como "Fragata disparando salvas de cañón y balandro con mar en calma", de Simon de Vlieger; y los retratos familiares como el "Retrato de Susanna de Vos", de Cornelis de Vos.

Está previsto que la muestra, patrocinada por la Fundación BBVA y que abre el ciclo de otoño del museo bilbaíno, permanezca abierta al público desde mañana y hasta el próximo 23 de enero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios