www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

la crónica salvaje

Los secretos evolutivos de las serpientes, al descubierto

martes 08 de febrero de 2011, 15:28h
Una nueva tecnología de imágenes de rayos X puesta en marcha en las instalaciones del sincrotrón europeo en Grenoble (Francia) está ayudando a los científicos a comprender mejor cómo en el curso de la evolución las serpientes perdieron sus patas. El trabajo, una colaboración internacional dirigida desde el Museo Nacional de Ciencia Natural en París, se publica esta semana en la revista 'Journal of Vertebrate Paleontology'. Los investigadores esperan que los nuevos datos les ayuden a resolver un acalorado debate sobre el origen de las serpientes: si evolucionaron a partir de lagartijas terrestres o de una que vivía en los océanos.
Las nuevas imágenes detalladas revelan que la arquitectura interna de los huesos de las patas de una serpiente ancestral se asemejan en gran medida a las de las lagartijas terrestres modernas. Las imágenes de rayos X se realizaron en las instalaciones europeas de radiación del sincrotrón en Grenoble (Francia) con una técnica desarrollada en el Instituto de Tecnología Karlsruhe de Alemania.

Se conservan sólo tres especímenes de serpientes fosilizadas con huesos óseos. La 'Eupodophis descouensi', la serpiente ancestral estudiada en este experimento fue descubierta hace diez años en rocas del Líbano con 95 millones de años. Es una serpiente de 50 centímetros de largo y pequeñas patas de 2 centímetros de longitud unidas a la pelvis. El fósil es clave para comprender la evolución de las serpientes y representa una fase evolutiva intermedia en la que las serpientes no habían perdido por completo sus patas heredadas de las lagartijas más primitivas. Aunque el fósil muestra sólo una pata en su superficie, se cree que una segunda pata permaneció en la piedra, que se observó de hecho al detalle gracias a los rayos X del sincrotrón.

Las imágenes tridimensionales de alta resolución, en particular el detalle de la pierna enterrada, sugieren que esta especie perdió sus patas porque crecían más lentamente, o por un periodo más corto de tiempo. Los datos también revelan que la pata escondida está doblada en la articulación y tiene cuatro huesos de tobillo pero ni huesos de pies o dedos.

Según explica la investigadora Alexandra Houssaye, del Museo de Ciencia Natural de París y responsable del estudio, "la revelación de la estructura interior de los miembros de la 'Eupodophis' nos permite investigar el proceso de regresión de los miembros en la evolución de la serpiente".

Los investigadores utilizaron laminografía de sincrotrón, una técnica de imágenes reciente especialmente dedicada al estudio de grandes muestras planas. Es similar a la tomografía computerizada utilizada en muchos hospitales pero que emplea rayos X de sincrotrón para descubrir detalles de unos pocos micrometros de tamaño, unas 1.000 veces más pequeños que un escáner de hospital.

Para la nueva técnica, el fósil se rotó en un ángulo ladeado en un haz de rayos X de alta energía con miles de imágenes bidimensionales registradas a medida que realiza un giro de 360 grados. A partir de estas imágenes individuales se reconstruye una representación tridimensional, que muestra detalles ocultos como las estructuras internas de las patas.

Según explica Paul Tafforeau, investigador en las instalaciones del sincrotrón y coautor del estudio, "los sincrotrones, estas enormes máquinas, nos permiten ver en los fósiles detalles microscópicos invisibles para otras técnicas sin causar daños a estos especímenes de valor incalculable".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.