www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El cuarto en la provincia de Pará

Asesinan a otro activista ecologista en el Amazonas brasileño

miércoles 15 de junio de 2011, 11:25h
El estado amazónico de Pará (Brasil) volvió a ser protagonista de un nuevo asesinato. Este martes se dio a conocer que el activista y agricultor Obede Loyla Souza fue asesinado de un disparo en la oreja. Con este crimen son cinco los asesinatos que se ha registrado en el Amazonía brasileña en menos de un mes.
El activista en defensa del Amazonas Obede Loyla Souza fue asesinado el pasado jueves en el estado brasileño de Pará (norte), aunque hasta el martes no se ha conocido la noticia. La Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), ligada a la Iglesia Católica, precisa que Loyla Souza recibió un disparo en la oreja.

El cuerpo fue hallado en la ciudad de Tucuruí, en una de las principales zonas de explotación ilegal de madera del estado. La CPT afirma que por el momento se desconocen las causas de este último asesinato, pero algunos testimonios apuntan a que entre enero y febrero el agricultor discutió con representantes madereros de la región.

La CPT sostiene además que, el día del asesinato, una camioneta negra con cuatro personas en su interior entró en el Campamento Esperanza, donde vivía la víctima. El presidente del Proyecto de Asentamiento Barrageira y tesorero de la Casa Familiar Rural de Tucuruí, Francisco Evaristo, afirma haber visto la camioneta. Al igual que como sucedía con Loyla, Evaristo también está amenazado de muerte, informa la estatal Agencia Brasil.

A finales de mayo, cuatro ecologistas fueron asesinados, tres de ellos en Pará y el otro en Rondonia. La CPT afirma que un millar de personas están amenazadas.

El pasado 3 de junio la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, convocó una reunión de emergencia para discutir esta situación. Al acto acudieron los gobernadores de Pará, Simao Jatene; Amazonas, Aziz Elias, y Rondonia, Confúcio Moura; así como seis ministros. Al término del encuentro la presidenta determinó el despliegue en Pará de más efectivos de la Fuerza Nacional de Seguridad. Permanecerán en el estado por un tiempo indeterminado.